Chuchel: un viaje extrasensorial para chicos y grandes

Del estudio checo Amanita Design, creadores de Machinarium, Botanicula y la saga Samorost, llega Chuchel. Divertida aventura animada del estilo point and click.

Chuchel: la inocente pelusa que vuela por una cereza

La historia de Chuchel puede parecer trivial pero la falta de diálogos y palabras en sus personajes genera aun más curiosidad.

El protagonista es Chuchel (que en checo significa pelusa). El objetivo del pequeño es quedarse con una cereza. Compite por el premio con Kekel, una especie de erizo sin puas. Ambos intentan obtener la fruta de una malvada mano que se las arrebata en el momento justo.

Los desafíos que irán atravesando ambos personajes recuerdan de alguna manera a Scrat, la ardilla de La era de Hielo, que perseguía insistentemente una bellota que tanto anhelaba.

20180404210225_1

Entre figuras y sonidos abstractos

La animación estuvo a cargo de Jaromír Plachý, quien ya había desarrollado su trabajo en Botanicula. Con la mayor parte de sus criaturas uniformes y una extensa paleta de colores  da la sensación de estar frente a una hoja de dibujo blanca, pero con la posibilidad de ver imágenes en movimiento.

Es clara la influencia que estos artistas han tenido de otros animadores de la República Checa, como Jan Švankmajer. Al romper con los estereotipos de la animación y crear figuras surrealistas que no emulan a ningún animal conocido.

El sonido también es fundamental a la hora de construir este mundo. Aunque más inocente que su particular animación; recuerda mucho a los cortos de Purple and Brown de Aardman Animations.

20180404210349_1

¿Poca jugabilidad o suficiente?

La mayor parte del juego consiste en puzzles bastante sencillos (comparándolo con la dificultad de Machinarium). Son 30 niveles en total. Todos manejados como otros juegos de la compañía con point and clik, solo usando el mouse. Aunque hay algunas excepciones que presentarán una especie de homenaje a clásicos como PacMan o Tetris.

20180404211030_1

Conclusión

Chuchel es artísticamente impecable. Es una gran opción para que los padres interactuen con los chicos lejos de esquemas ya pre-establecidos de Disney. El sonido es un gran acierto, aunque la jugabilidad podría haber sido un poco más desafiante.

 

 

Luciano Mezher

Crítico de Cine y fundador de la revista digital visiondelcine.com. Amante de los videojuegos desde la family en la cuna hasta una PC Gamer en el living. Sigo con esperanzas de ver Half-Life 3.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s