Review del Moto G6 Play: Diseño moderno, con buena experiencia multimedia y una gran batería.

En Bitwares analizamos al Moto G6 Play, un smarpthone que por características y precio podríamos colocarlo en la gama media-baja y que tiene puntos muy fuertes a favor como su enorme batería y otros a mejorar.

Gracias a Motorola Mobile Argentina, tuvimos la oportunidad de testear durante más de 2 semanas a un smartphone que tiene gran competencia en su rango de precio y que si bien tiene varios atributos para posicionarse bien, también posee algunas sombras que podrían alejarlo de la lucha directa por alcanzar el trono. A continuación veamos el por qué en el análisis a fondo.

Diseño:

El G6 Play no cuenta con los materiales premium de sus hermanos mayores (G6 y 6plus) pero sigue las lineas de diseño de la familia, apostando por aprovechar más el frontal respecto a generaciones anteriores. Está construido en un policarbonato que sienta bien en mano, y da la sensación de robustez y durabilidad. Sus líneas son redondeadas logrando de este modo una buena ergonomía a pesar de su tamaño. En el frente encontramos el logotipo de Motorola y detrás el isotipo de la marca que ingeniosamente también es un sensor de huellas dactilares, el cual funciona relativamente bien en cuanto a velocidad pero no es lo suficientemente consistente; lo más importante es colocar bien todo el dedo para disminuir el porcentaje de fallas en el reconocimiento.

Además su cámara es similar al diseño implementado en el Moto x4, que da la sensación de reloj cuando lo movemos e incide la luz sobre éste. Con 9 mm de grosor y 175 gramos de peso podríamos decir que son números algo más altos de lo que nos gustaría, pero hay una muy buena razón detrás y tiene que ver con su gran batería, por lo que queda totalmente justificado. Por último el equipo viene con resistencia a salpicaduras, por lo que estaremos cubiertos por ejemplo en un día con lluvia, pero no podremos sumergirlo.

Pantalla:

El equipo cuenta con un panel de 5.7″ con tecnología IPS que ocupa un 75,2% del frontal, con formato panorámico 18:9 y resolución HD+ (1440×1280 pixeles) con 282 pixeles por pulgada. La calidad del panel en general es muy buena, sobre todo por su gran reproducción de colores los cuales tienden a ser naturales y están bien calibrados de fabrica con blancos puros y negros más profundos respecto a otros paneles IPS de este rango de precio, incluso superando a su hermano mayor el moto G6 o el G5s Plus de anterior generación. Los ángulos de visión son también muy buenos sobre todo tratándose de un smartphone de gama media-baja, ya que la distorsión de colores o disminución de brillo al mirar el celular desde los costados es poco significativa. Se ve muy bien debajo del sol ya que su brillo máximo es elevado con alrededor de 500 nits. Lo que si se nota es una falta en nitidez debido a su escasa resolución; si acercamos la vista y lo buscamos con detalle podremos encontrar los pixeles, aunque esto pasará desapercibido si no somos demasiado exigentes; siempre pensamos que es mejor un panel de calidad en lugar de tener mayor resolución y menor calidad. Por su parte, para un ojo entrenado es apreciable el efecto ghosting, debido al alto tiempo de respuesta del panel; básicamente lo que se ve es que al hacer scroll (o movimiento en la pantalla) los píxeles que se encuentran alrededor del objeto que está moviéndose tardan en cambiar de luminosidad creando una sensación de “estela” al ojo humano. Esto puede generar fatiga e incluso mareos en algunas personas si el efecto es muy notable. En este caso no es muy considerable pero está allí.

Por otra parte, hemos notado falta de sensibilidad táctil al escribir sobre los costados, por ejemplo sobre las letras A y Ñ; deberemos presionar las letras más sobre el centro ya que de modo contrario las mismas no aparecerán. Este problema es extraño en este tipo de paneles (más común en las pantallas curvas de Samsung, sobre todo de anteriores generaciones, para evitar el falso toque), y creemos que podría tener solución por software. Finalmente para su protección, la pantalla cuenta con Corning Gorilla Glass, aunque no se especifica su versión.

Hardware:

El moto G6 play posee un chipset de la gama baja de Qualcomm, el Snapdragon 430 con CPU Octa-core a 1.4 GHz de arquitectura Cortex-A53 y GPU Adreno 505, construido en procesos de 28 nanómetros. Su GPU tiene soporte para pantallas FHD con lo cual a priori le sobra potencia para poder correr la resolución HD+ del smartphone. Este chipset es el mismo que llevaban los moto G5 y G5s del 2017. En cuanto almacenamiento cuenta con 32 GB los cuales pueden ampliarse hasta 256 GB por microSD y 3 GB de memoria RAM. Además cuenta con una gran batería de 4000 mAh. Con todo, podemos decir que el hardware del dispositivo es muy bueno para este rango de precio. Sin embargo, los números en algunos casos no representan lo que uno esperaría en el resultado final y es lo que ocurre con el rendimiento. Veámoslo en el siguiente punto de análisis.

Rendimiento:

Decíamos anteriormente que el chipset Snapdragon 430 es el mismo que incorporaba la generación anterior de Moto G, es decir los G5 y g5s, y en general el resultado de rendimiento era correcto teniendo en cuenta que ambos corrían una resolución superior, FHD. No podemos decir lo mismo lamentablemente en este caso, ya que hemos detectado varios bugs o problemas de optimización de software que lastran, lamentablemente, con la experiencia de uso en el día a día. Lo que podemos esperar de este chipset en condiciones normales es una demora en la apertura de aplicaciones si lo comparamos con otros de la linea 600 y ni que hablar de la 800 que llevan los topes de gama.

A continuación veamos el resultado obtenido con un benchmark (ANTUTU):

g6play antutu

Concetamente en el G6 play podemos decir que en general la velocidad de apertura de aplicaciones es la esperada, pero en varias ocasiones notamos realizaciones, lags y con menor frecuencia el cierre de algunas de ellas. No sucede siempre, pero están allí, y más de lo que podríamos aceptar para un teléfono de 2018 que apunta a estar más cerca de la gama media que de la gama baja. Algunas animaciones como por ejemplo el swipe para acceder a todas las aplicaciones, sufre de notables bajas de cuadros por segundo. Pero lo más grave ocurre cuando el nivel de batería cae por debajo del 20%. Todos los inconvenientes que nombramos se tornan mucho más frecuentes y llegan a generar frustración, a tal punto de tener que volver a cargar el smartphone para revitalizarlo. Y estamos diciendo esto en condiciones normales, no el modo de ahorro de energía que disminuye la velocidad de procesamiento en favor de ahorrar batería. Además encontramos que al tipear, hemos notado trabas y/o congelamientos, algo que sucedía a menudo con equipos de años anteriores pero que insistimos, no se pueden aceptar en el 2018.

Si bien el chipset es relativamente limitado en cuanto a rendimiento, no podemos atribuir culpa alguna de estos bugs al mismo, ya que no solo ha funcionado correctamente en otros equipos de la marca sino que también lo hemos visto cumplir sin problemas e incluso mucho mejor en otras firmas (por ejemplo en el Nokia 6). El alto tiempo de respuesta del panel también puede contribuir en parte a los problemas de rendimiento. No obstante ello creemos que estos inconvenientes tienen, en parte, solución mediante futuras actualizaciones de software. Por último el rendimiento en juegos es en general bueno, considerando el potencial de procesamiento gráfico del SD 430. Pudimos jugar a varios títulos incluso en casos puntuales en alta calidad gráfica; Asphalt extreme, Real Racing 3, INFINITY OPS, Xenowerk etc, han funcionado en general correctamente sin importantes bajas de FPS. Tuvimos problemas de rendimiento con bajas de FPS en Marvel Future Fight y en el Need for Speed No Limits en el cual además notamos problemas con el audio.

Batería:

Sin dudas la autonomía de este equipo es su mayor punto positivo. Es un placer tener la tranquilidad de usar intensamente el dispositivo y notar que el porcentaje de batería baja lentamente, asegurándonos llegar siempre al final del día. Nuestra media de uso nunca fue un uso altamente intensivo constante, sino más bien variado, por momentos con uso intenso usando redes sociales, whatsapp, etc, y otros más moderados. Pudimos superar los 8 hs y media de pantalla activa pero siempre con más de un día y medio de uso. Por lo tanto creemos que en un uso constantemente intensivo, usándolo digamos unas 18-20 hs podríamos tranquilamente superar las 10 hs de pantalla activa, algo que justifica que el peso y el grosor del dispositivo estén algo por encima de la media. Estas cifras sólo son alcanzables por algunos dispositivos de Xiaomi, marca poco conocida en nuestro país, motivo por el cual podríamos colocar a este G6 play como uno de los mejores en este rango de precio respecto al rendimiento de la batería. Por último se destaca que en la caja viene un cargador rápido que nos permite pasar de 0 a 100%  en algo menos de 2 horas.

g6play bateria1

Software:

Desde hace varias generaciones, Motorola ha mantenido la idea de incorporar una capa de personalización con agregados que son funcionales y útiles sin modificar la esencia minimalista de android puro. En este sentido, el G6 Play cuenta con la aplicación MOTO la cual posee varias funcionalidades, algunas de ellas por medio de gestos las cuales estaremos detallando a continuación.

  • MOTO KEY

Nos permite acceder a sitios web, aplicaciones y dispositivos por medio de la huella digital. Nos agrega seguridad para respaldar nuestra información y datos personales.

  • ACCIONES MOTO

Captura con tres dedos: manteniendo presionado en la pantalla con tres dedos se puede realizar una captura de pantalla; es mucho mas rápido y simple que presionar los botones de encendido y volumen.

Agitar dos veces para linterna: la linterna se enciende al agitar el celular sobre un plano horizontal dos veces.

Gira para cámara instantánea: la aplicación de cámara se abre al girar la muñeca rápidamente dos veces.

Desliza para disminuir pantalla: la pantalla se achica si se desliza hacia abajo a la izquierda o derecha. Este gesto es más difícil de ejecutar y no funciona del todo bien.

Levántalo para silenciar: si suena el teléfono, al levantarlo, el mismo se silencia entrando al modo vibración.

Gira el teléfono para no molestar: al colocar el teléfono hacia abajo se silencian tanto notificaciones como llamadas.

  • PANTALLA MOTO

Pantalla de noche: la pantalla se ajusta automáticamente a colores más cálidos para uso nocturno o antes de dormir.

Pantalla atenta: la pantalla se mantiene activa mientras la miramos.

Pantalla moto: las notificaciones aparecen y desaparecen cuando la pantalla está apagada.

Como vemos son varias funcionalidades que realmente se hacen muy útiles en el uso del día a día. No obstante ello, hay otras que incorporan sus hermanos mayores (G6 y G6 plus) que éste no posee, algo que nos parece extraño ya que no debería representar problemas por hardware. La versión de Android que corre el equipo es la 8.0 Oreo y suponemos que debería actualizar al menos a la 9.0.

Conectividad:

El g6 play cuenta con 4G LTE, WiFi Direct y hotspot, GPS con A-GPS, GLONASS y BDS, radio FM, microUSB 2.0 y bluetooth 4.2. Todo funciono bien, sin problema alguno. Por su parte las llamadas se realizaron en forma clara y sin problemas. Solo destacar que si queremos escuchar audios desde la aplicación de whatsapp, deberemos tener cuidado al llevarlo a nuestros oídos (recomendamos primero bajar el volumen) ya que no es instantáneo el reconocimiento del sensor de proximidad y por lo tanto el volumen no bajará inmediatamente, pudiendo generar molestias y hasta daños en el oído debido al alto nivel de volumen del parlante altavoz.

Cámaras:

El G6 play cuenta con una cámara trasera de 13 MP con apertura focal f/2.0 y 1.12µm de tamaño de pixeles y es capaz de grabar vídeo en 1080p a 30 cuadros por segundo. Nos quedamos sin 4k ni 1080p a 60 FPS. La cámera delantera es de 8 MP la cual graba video en 1080p a 30 FPS y cuenta con flash led.

En términos generales podemos decir que ambas cámaras cumplen, sobre todo la frontal tanto de día como de noche debido a la presencia del flash. El autoenfoque con la cámara principal, tal como se presenta en las publicidades efectivamente es rápido, incluso por encima de la media. Pero lamentablemente no es infrecuente encontrarse con fotos fuera de foco, especialmente en condiciones de baja luz.

Comencemos con los resultados obtenidos con la cámara trasera con condiciones lumínicas óptimas.

IMG_20180711_155010820_HDRIMG_20180711_154627925_HDRIMG_20180711_154315780_HDRIMG_20180711_153722127

Como podemos apreciar las fotos son correctas, con buena reproducción de colores, aunque en nitidez y nivel de detalle al hacer zoom en las tomas podemos apreciar perdida de información, que en términos generales es esperable para este rango de precio. El rango dinámico en general es correcto pero podría ser algo mejor.

Dado que el rango dinámico no es del todo bueno, el HDR es prácticamente obligatorio dejarlo activo, ya que mejora en muchas situaciones el contraste de luces y sombras y zonas con partes que suelen salir “quemadas” o mas técnicamente sobreexpuestas, aquí un ejemplo (notar la diferencia en el cielo que se presenta blanco a la izquierda y celeste a la derecha):

Las fotos macro, o fotos tomadas de cerca muestran un nivel de detalle aceptable. No obstante, si hilamos fino, y agradamos las fotos, nos encontraremos sobre todo con falta de nitidez, con algo de ruido incluso con buena luz.

IMG_20180709_160211432IMG_20180709_150651871_HDRIMG_20180708_180847072IMG_20180708_175346664_HDRIMG_20180708_175407501_HDR

En el atardecer, con menor cantidad de luz el modo HDR realiza un buen trabajo, manteniendo cierto nivel de detalle y buena reproducción de colores, aunque pueden salir subexpuestos los colores grises y negros (falta de iluminación).

IMG_20180708_175947396_HDRIMG_20180628_174400442_HDR

De noche, dependiendo de las condiciones de luz, algunas fotos son rescatables pero otras no, con una presencia de ruido notable, poca iluminación y con nivel de detalle muy bajo. En este sentido esto puede mejorar con el modo manual pero necesitaremos del uso de un tripode, para realizar capturas de larga exposición aumentando el ISO. Como dijimos al comienzo, aquí es muy fácil que las fotos salgan movidas (en condiciones de luz óptima es menos frecuente), por lo que tendremos que armarnos de paciencia.

IMG_20180710_205050876IMG_20180710_185330794IMG_20180710_205839335_LL

Por último los selfies, por el precio al cual podemos obtener este smartphone, nos han parecido correctos. Por supuesto que si buscamos un gran nivel de detalle en cejas, barba etc, no lo encontraremos como si ocurre en celulares más caros, pero en líneas generales cumple tanto de día como de noche o con poca luz (como es el caso del tercer ejemplo, en interiores sin luz, con el flash encendido).

IMG_20180709_175858040_HDRIMG_20180704_002736938_HDRIMG_20180711_214633972En cuanto a la grabación de video, llagamos hasta los 1080p a 30 FPS y en general el resultado final es bueno si lo hacemos con buena luz en condiciones de poco movimiento, pero sufre mucho con “artifacts” cuando el movimiento es mayor, debido al estabilizador digital incorporado. Recomendamos dejarlo desactivado más allá de tener un resultado con mayor movimiento (esto se ejecuta desde el modo mismo de video en la parte superior izquierda).

Audio:

La marca destaca la incorporación de dolby audio, que supuestamente mejora el sonido incluso con archivos que no soportan esta tecnología. Dolby audio genera una sensación de sonido envolvente si contamos con equipos de sonido compatibles con dicha tecnología. Concretamente en el G6 play como en el resto de la familia, esto no ocurre. El resultado obtenido apunta a una mejora por medio de una ecualización diferente. Lo cierto es que si lo activamos, notamos un aumento en el volumen pero  con importante saturación. Por supuesto que no se aprecia este efecto envolvente con el parlante altavoz. Sí logra apreciarse más con auriculares de calidad. Por último, mencionar que el micrófono está ubicado en la parte inferior izquierda, lugar en el que suele reposar el dedo indice si somos diestros y que al taparlo se distorsiona mucho el audio, por lo que recomendamos tener cuidado en este sentido.

Conclusión

El moto G6 play es un celular ideal para aquellos usuarios no exigentes en cuanto a rendimiento que requieran el equipo para uso prolongado con una buena experiencia multimedia. Es una buena opción también para usarlo como teléfono secundario, de apoyo por su gran autonomía. No es ideal para aquellos que deseen un celular compacto, aunque debemos decir que es cuestión de acostumbrarse. Nos parece que motolorla debería optimizar fuertemente el rendimiento general del sistema, ya que cuenta con demasiados bugs que no son atribuibles al hardware que posee y no son aceptables en un Smartphone de esta gama en 2018.

FINAL

 

ezemartire

Meteorólogo de profesión, egresado de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires. Emprendedor empresarial (EMPRETEC-Naciones Unidas). Especialista en tecnología y editor en jefe de Bitwares.net.

5 comentarios sobre “Review del Moto G6 Play: Diseño moderno, con buena experiencia multimedia y una gran batería.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s