Motorola One Vision: ¿pantalla de cine en nuestras manos?

La propuesta de hoy en Bitwares viene de la mano nuevamente de Motorola, en este caso con el One Vision, un celular de gama media-alta, que rompe por completo con el diseño implementado hasta ahora no solo en otros equipos de la marca sino de sus rivales directos, incorporando una pantalla con agujero en la parte superior de una pantalla con formato cinematográfico 21:9. Veamos a continuación en detalle las virtudes y problemas de éste y otros apartados. Agradecemos a Moto Argentina por prestarnos la unidad para realizar su análisis.

👍 Lo MEJOR:

  • Cámara nocturna con función NIGHT VISION
  • Almacenamiento interno con 128 GB UFS 2.1
  • Software con Android ONE

👎 Lo PEOR:

  • Pantalla IPS por debajo de la media 
  • Audio mono
  • Cámara diurna y falta de un sensor Gran Angular o Teleobjetivo

Diseño, pantalla y audio: un apuesta arriesgada por el formato 21:9

Motorola ha dado un golpe sobre la mesa arriesgando mucho en este apartado, ofreciendo en el mercado de la gama media-alta un Smartphone con pantalla 21:9, siendo la segunda marca en incorporar dicho ratio (la primera fue SONY). Este tipo de pantalla genera un diseño más alargado y más compacto en la horizontal, que tiene ventajas y desventajas.

Por un lado al ser una pantalla alta, podemos tener más información en la vertical y permite optimizar más la pantalla dividida. Es mas cómodo de manejar con una sola mano para acceder a la información que está en la parte baja de la pantalla, pero más difícil de acceder a todo lo que se encuentre en la mitad superior. Este formato es el utilizado en cine, y por supuesto, es ideal para visualizar contenido en dicho formato. Pero por el contrario es muy difícil encontrar videos, y películas en 21:9 por lo que al momento de maximizar perderemos parte de la visualización, mucho más que en otros formatos como el 18:9 o 19:9, que son los más comunes a día de hoy.

La pantalla LTPS de 6.3” con resolución FHD+, es en general correcta, siendo muy similar a la familia moto g, solucionando el problema de las fugas de luz. El problema es que en este rango de precios no es suficiente. Encontramos paneles IPS de mayor calidad, e incluso varios equipos con paneles AMOLED de buena calidad que están muy por encima de este panel. Por lo que queda a mitad de camino en este sentido. El brillo automático funciona mal, demorando mucho en readaptarse a las condiciones ambientales ante un cambio brusco de luz. Tanto en reproducción de colores como ángulos de visión son apenas correctos dado que con simples movimientos, se observan tonos más cálidos y se ven distorsiones de colores, igual que pasaba en los moto g; el problema es que en un equipo que cuesta el doble, es difícil poco aceptable. El brillo máximo con 450 nits, se queda algo corto en incidencia directa de la luz solar.

Los materiales utilizados son muy buenos, con cristal curvo por detrás y metal en los bordes, aunque vale aclarar que se vuelve muy resbaladizo sin la funda que trae en la caja. Lo bueno es que el confort en mano es muy satisfactorio. Aclarar también que el equipo es resistente a salpicaduras.

Si lo analizamos en detalle, arriba nos encontramos con un micrófono y e l jack de 3.5. A la izquierda tenemos el slot para microSD y SIM mientras que en la parte derecha se encuentra tanto el botón de encendido como el de volumen. Finalmente en la parte inferior, se encuentra el micrófono y el parlante altavoz el cual se escucha fuerte con una calidad levemente superior por ejemplo a la del moto g7. En conjunto es inferior al del g7 plus, ya que no cuenta con parlantes estéreo. El problema es que para este rango de precio, la competencia logra calidades de sonido muy buenas y casi todos cuentan con audio estéreo.

Hardware, conectividad y Autonomía: gran mejora de memoria interna con 128 GB de tipo UFS 2.1

En una decisión cuanto menos asombrosa, Motorola optó por utilizar un Chispet de Samsung en el OneVision, más precisamente el Exynos 9609 con CPU Octa-core 2.2 GHz y GPU Mali-G72 MP3. Este Chipset está a la altura de un Snapdragon 660 o 665. Con 146.200 puntos, se encuentra algo por encima de un Xiaomi Redmi Note 7, el Mi A8 Lite y muy cerca de un Galaxy A50 (que tiene el mismo chipset). En cuanto a memoria RAM posee 4 Gb y 128 GB de memoria interna (lo más destacable en este apartado) de tipo UFC 2.1, más rápidas que las tradicionales eMMc. El equipo está bastante bien conectado ya que cuenta con Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, dual-band, Wi-Fi Direct, hotspot, Bluetooth 5.0, GPS con GLONASS, GALILEO Y BDS, NFS y radio FM.

En cuanto a rendimiento en el día a día, estamos conformes, ya que el celular a respondido con bastante agilidad, sin trabas ni ralentizaciones tanto en aplicaciones relativamente exigentes como en las redes sociales. No obstante ello, seguimos teniendo la percepción de una cierta falta de fluidez general, que no está dado a nuestro entender por falta de potencia sino mas bien por el tiempo de respuesta del panel, problema acusado en los teléfonos de Motorola desde los últimos años. Por su parte en juegos el rendimiento general es bueno, pero está lejos de ser destacable como por ejemplo en un Mi9T, con un SD 855, chipset de gama super alta y que está muy por encima del que lleva el one visión.

La batería de 3500 mAh es similar a la del moto g7 plus, e inferior a la del moto g7, es decir, podremos llegar al final del día con unas 5 a 6 horas de pantalla con uso mixto entre wifi y 4g, pero tendremos que cargarlo para poder usarlo al día siguiente y no podremos darle un tratamiento tan intensivo. La “carga rápida” de 15W es muy deficiente ya no solo por comparación con otros equipos de la competencia sino que ¡de la misma marca!. Tardaremos casi 2 horas y cuarto para completar la carga, algo que realmente no se puede explicar en este rango de precio.

Software: Andorid One trae grandes ventajas a cambio de la perdida de varias funciones útiles

Uno de los puntos fuertes del equipo es la inclusión de Android prácticamente puro. Con la etiqueta de Android One, el Motorola One Vision se asegura 2 actualizaciones de versiones del sistema y 3 años de parches de seguridad. Sin embargo, vemos muy pocos agregados de su aplicación Moto; en primer lugar cuenta con pantalla interactiva (para interactuar con notificaciones mientras la pantalla está apagada, función que nació con el moto x de primera generación) y pantalla atenta (función introducida por primera vez en el Galaxy s2, que mantiene la pantalla activa mientras la miramos). Con respecto a “acciones moto”, nos encontramos con el gesto para abrir la cámara girándolo, agitar dos veces para prender la linterna, capturar con 3 dedos la pantalla, y navegar con un solo botón. En este sentido, al contar con Andorid One, perdemos mucho con respecto por ejemplo al moto g7 plus.

Cámaras: gran mejora en la noche

Las fotos de día siguen la misma línea de calidad respecto por ejemplo al moto g7 plus, pero a este precio debemos pedirle más. El nivel de detalle es regular y reproducción del color no es suficientemente fiel a la realidad, no como para competir en este nivel. El rango dinámico es correcto, pero siempre considerando el modo HDR activado. No obstante podría ser mejor. Otros equipos logran un mejor equilibrio entre luces y sobras, logrando recuperar más información. En algunas situaciones tiende a sobreexponer de más, cuando hay mucha iluminación

Por su parte el balance de blancos es mas cálido de lo que nos gustaría.

De noche los resultados cambian notablemente. Aquí si debemos hacer una mención especial a Motorola que históricamente siempre quedaba entre los últimos puestos en este apartado. Nosotros hemos penalizado mucho las fotos de noche de los últimos equipos de la marca.

Decir que en el modo normal, ya se nota una mejora general en la fotografía, sobre todo en cuanto a la cantidad de información que retiene. Esto es debido a la tecnología QUAD pixel ya que al contar con pixeles más grande es capaz de obtener más luz. Esto lo logra combinando 4 pixeles pequeños de 0.8 micrometros en uno más grande de 1.6 micrometros, tal y como vemos en el siguiente ejemplo.

Pero lo que hace una gran diferencia y pone a la cámara de Motorola en el podio (después por ejemplo del pixel 3a) es su función Night Vision. No solo por que las fotos salen más iluminadas pudiendo por lo tanto retener mas detalle, sino ya que mejora el contraste, disminuye el nivel de ruido y controla las luces, farolas y carteles de iluminación mucho mejor que en el modo normal. Esto se logra en parte por el post-procesado, la inteligencia artificial, y un tiempo de exposición más largo. Por eso es tan importante la incorporación de un estabilizador óptico como el del One Visión. Sin dudas un gran paso que le hacía falta a la marca.

Los selfies logran un buen nivel de detalle y el modo retrato está muy bien conseguido, especialmente con la cámara trasera ya que cuenta con doble sensor.

Los videos de día son correctos, aunque de noche tienen graves problemas de enfoque, la app nativa intenta regularlo constantemente empañando drásticamente la experiencia. Intentar no moverse demasiado podría ser una “solución” parcial a este problema.

Los resultados a continuación:

Día, luz media con HDR activo

Sin HDR izquierda, con HDR derecha:

 

Fotos de noche, modo visión nocturna a la derecha:

Selfie camara delantera:

Selfie Camara trasera modo retrato:

MOTOROLA ONE VISION

ezemartire

Meteorólogo de profesión, egresado de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires. Emprendedor empresarial (EMPRETEC-Naciones Unidas). Especialista en tecnología y editor en jefe de Bitwares.net.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s