Whipseey and the Lost Atlas: 8 bits en el camino

Whipseey and the Lost Atlas es una aventura creada por una sola persona Daniel. A. Ramirez y distribuida por Blowfish Studios (Gunscape, War Tech Fighters) que recrea algunos elementos de los viejos juegos de plataformas en 8bits de Nintendo.

Sin mucho que contar

Hay que tener en cuenta que al ser un juego creado por una sola persona, Whipseey and the Lost Atlas no tiene un gran argumento por detrás. Somos un joven leyendo un viejo libro y en un momento nos succionan transformándonos en una especie de Kirby (u homenaje a Kirby) que tendrá que ir sorteando los niveles para derrotar a cada enemigo.

Captura de pantalla (16)

No hay espacio para mejoras

Whipseey and the Lost Atlas esta compuesto por cinco niveles y cada uno de ellos se construye a partir de una serie de escenarios.

Nuestro personaje solo puede saltar a cierta distancia, no corre, planea con un pequeño látigo en la cabeza. El mismo látigo que utiliza Whipseey para acabar con los enemigos.

Tenemos una barra de salud y una cantidad de vidas. Coleccionamos monedas y gemas. Cuando obtenemos 100 monedas sumamos una vida, lo cual nos obliga en cierta manera a acabar con cada enemigo en la pantalla. Si perdemos todas las vidas tendremos que empezar todo el nivel desde el principio. Es un poco frustrante pero para un juego tan corto tampoco es molesto.

Captura de pantalla (20)

Los adversarios son variados en cada escenario. No presentan grandes dificultades, algunos podremos atacarlos saltando en sus cabezas como las tortugas en Mario Bros. y golpearlos cuando estén dados vuelta.

Lo que puede ponernos en contra del juego es la posición de algunos enemigos que atacan desde un lugar cerca de un precipicio. A veces los saltos son tan estrechos que moriremos más de una vez (si caemos a los precipicios perdemos una vida). Sera una cuestión de suerte; y no de destreza, lograr el salto correcto y golpear al enemigo.

Cada escenario tiene un enemigo final, muy bien diseñado con dos o tres ataques especiales. Como los juegos de antaño tendremos que encontrar los patrones para atacar o esquivar.

Captura de pantalla (21)

8 bits: simple pero efectivo

Cuando vemos la cantidad de títulos que salieron este año, nos damos cuenta que los 8bits cuentan con cierta nostalgia (aunque los 16bits son los que mejor funcionaron en los juegos con pixel art modernos).

Captura de pantalla (23)

Salvando los errores en la jugabilidad, la construcción de cada escenario es correcta, desde bosques hasta lugares nevados. Los 8bits alcanzan para dotar de ternura y nostalgia al título, pero no aporta nada nuevo en ese terreno. La música y los sonidos cumplen un factor más de equilibrio y tampoco deslumbra.

Conclusión

Whipseey and the Lost Atlas es un título discreto que podría haber tenido un personaje con power ups o secretos escondidos en sus escenarios. Con su corta duración, uno se queda con ganas de saborear más las posibilidades del personaje.

Whipseey

Luciano Mezher

Crítico de Cine y fundador de la revista digital visiondelcine.com. Amante de los videojuegos desde la family en la cuna hasta una PC Gamer en el living. Sigo con esperanzas de ver Half-Life 3.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s