Review Deck of Ashes: rol y aventura en tus manos


AYGames presenta un título con mucha fantasía clásica, aventura de guerreros ni buenos ni malos y una historia contada desde un mazo de cartas.

Deck of Ashes esta disponible para PC en Steam.

Criaturas marginadas

La historia de Deck of Ashes sigue a los marginados (Outcasts) un grupo de bandidos que juntos deciden robarle la caja de cenizas a la mismísima Lady Death. Sin ofrecer resistencia la villana decide entregarla pero uno de los marginados destruye la caja y libera la maldición de ceniza, que no solo termina afectando a todo el mundo sino también a nuestros protagonistas.

El camino de los marginados se separa y cada uno decide ir por su cuenta. Pronto son abordados por el Maestro de las Cenizas quien les dice que pueden detener la maldición si derrotan a Lady Death.

Este relato es contado en el tutorial donde nos enseñan gran parte de la trama y algunos de los elementos básicos para jugar esta aventura de cartas.

Cuidado donde pisas

El modo campaña nos presenta los cuatro protagonistas de la historia (cada uno con sus habilidades). Lucia the eternal Flame, Sly the Black Serpent, Buck the Bestial Rage y Magnus the Ugly Jester.

Podremos elegir la dificultad entre fácil, normal y difícil. Al comienzo de cada aventura el sistema es muy similar a los roguelike. Tenemos un campamento para vender, comprar o mejorar nuestras cartas y habilidades. Y un mapa que atravesamos camino a camino para realizar las batallas, encontrar cofres y otros recursos.

Cada baldosa sería un escenario de un calabozo. Este espacio puede ser lugar de un evento incógnito, una batalla, un cofre, un personaje encontrado o el mismo campamento. También podemos excavar por objetos para ver que encontramos.

Hay siete posibles objetos que podemos encontrar en las partidas o que soltarán nuestros enemigos cuando son derrotados. Las llaves para abrir cofres, las cenizas que sirven para crear cartas, el oro que es la moneda corriente para comprar cosas; y varias mejoras como copas (mercader), reliquias (maestro de cenizas), hierbas (herbalista) y minerales (herrero).

Vamos a lo importante: las batallas. Tenemos seis cartas a nuestra disposición. Un mazo de batalla y otro de cenizas. Al mazo de cenizas van todas las cartas que jugamos o “quemamos”. Algunas cartas tienen beneficios pasivos que son mejores dejar en el mazo de cenizas. Otras nos permiten recuperar cartas de ese mazo a cambio de una porción de nuestra vida.

Como es normal en los juegos de cartas, las mismas tienen un nivel de mana para usar y nosotros tenemos al principio 5 puntos en cada turno para gastar. Al finalizar cada uno, podremos descartar cartas al mazo de batalla para que en el próximo turno podamos recibir otras cartas disponibles.

Los personajes tienen cartas diferentes y su modo de jugar se aplica a cada uno. Tenemos cinco pociones que aplican diferentes

En el modo Badlands es más lineal podemos elegir un personaje diferente y tres caminos disponibles. No hay nivel de dificultad, cada batalla indica si es fácil, medio o difícil. En el camino podremos encontrar mazmorras y todo lo que encontramos en el modo historia. Pero no obtenemos objetos, solo cenizas y monedas. El final de camino nos enfrenta al jefe. No hay que fabricar cartas ya que se obtienen de manera directa.

Tan feo que es lindo

En Deck of Ashes los protagonistas son tan feos como las extrañas criaturas que enfrentamos. Claro esto no es malo. El diseño “adulto” del juego le da un estilo de fantasía más crudo. Más cercano a los dibujos de fantasía clásica como los de Ken Kelly. Los escenarios funcionan de la misma manera.

Los dibujos en las cartas son similares, pero podrían haber estado a la altura del apartado visual. Al igual que el mapa que termina siendo bastante ordinario.

Hay pocos efectos sonoros o casi no tienen impronta suficiente como para destacarse. Aunque la música termina siendo la protagonista en cada batalla. Y las voces de los personajes también le dan mucha empatía a la historia.

Conclusión

Deck of Ashes es una interesante opción para los que buscan un poco más que un juego de cartas. Los elementos roguelike y objetos que vamos encontrando hacen de la aventura mucho más dinámica.

Hay cartas que están mejor diseñadas y pensadas que otras, pero esto pasa en todos los juegos de este estilo. La progresión de como vamos creando cartas nuevas que se suman a nuestro mazo en cualquiera de los dos modos nos motiva a seguir jugando.

Luciano Mezher

Crítico de Cine y fundador de la revista digital visiondelcine.com. Amante de los videojuegos desde la family en la cuna hasta una PC Gamer en el living. Sigo con esperanzas de ver Half-Life 3.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s