Nuevos smartphones y su performance en videojuegos

Marcas y modelos de teléfonos móviles inteligentes hay decenas, si es que no cientos. Sin embargo, todos apuntan a satisfacer ciertas necesidades comunes: la interconexión de dispositivos, la velocidad del procesamiento de datos, la utilización de aplicaciones únicas, la facilidad de acceso, etcétera. Por otro lado, existen modelos que se especializan en determinados aspectos, dirigiendo sus esfuerzos en potenciar una única funcionalidad, como puede ser el gaming.

En este artículo se mencionan algunas de las características más notables que trae esta nueva generación de teléfonos inteligentes. Asimismo, los componentes que favorecen la performance en cuanto a la experiencia del videojugador y que corren tanto juegos gratis online como juegos de última generación. 

¿Qué ofrece la nueva generación de smartphones?

En regla general, los modelos más laureados para este 2021 se enfocan en tres aspectos: la versatilidad de su diseño, la conexión 5G, las funciones de la cámara y la calidad de la pantalla. Modelos como el Oppo Find X2 ponen gran parte de su esfuerzo en esta última cuestión, desarrollando una pantalla con un panel QHD+ de 6,7” con 120 hz de frecuencia de actualización y a 10 bits. En cuanto al procesador, es un Snapdragon 865 5G, 512 GB de almacenamiento y 12 GB de memoria RAM.

Además, muchos de estos modelos incorporan nuevas tecnologías de carga ultrarrápida, como la ‘SuperDart’ de Realme a 65W, la que permite cargar ciertos teléfonos inteligentes al 60 % de su capacidad en tan solo quince minutos.

Otras prestaciones muy demandadas por los usuarios de ciertas marcas han sido la carga inalámbrica y la resistencia al agua IP68. El teléfono inteligente One Plus 8 Pro incorpora ambas características, además de un hardware con altísimas prestaciones y un excelente diseño que nunca está de más. Los laterales angulares son una excelente prueba de ello.

Con respecto al rasgo más distintivo de esta nueva generación de teléfonos inteligentes, la capacidad de plegarse, la incursión de modelos como el Samsung Galaxy Z Flip es más que satisfactoria. Esta capacidad favorece su uso en cuanto a softwares de diseño, modelado y tecnología touch integrada, además de mejorar su portabilidad  en un mercado que presenta smartphones con pantallas cada vez más grandes.

¿Y qué ofrecen los nuevos smartphones respecto al gaming?

Los teléfonos inteligentes de última generación que buscan un buen desempeño en cuanto a videojuegos focalizan su potencial en tres aspectos: pantalla de alta resolución FHD+ (1080x2400px) o superior, con relación de aspecto 20:9, tecnologías que mejoran sustancialmente el rango dinámico como HDR10+ o Dolby Vision, frecuencias de actualización de pantalla de 144Hz o superior, memoria RAM de 8 GB o más e incorporación de tecnología de conexión a redes 5G.

Los teléfonos inteligentes asociados a este mundo además integran pantallas con una tasa de respuesta de 1ms, en su gran mayoría, y chipsets como el Snapdragon 865+ o el recientemente presentado Snapdragon 888 en el Xiaomi Mi 11, el cual posee la GPU Adreno 660 capaz de ofrecer hasta 1.7 TFLOPS de potencia (similar a la que ofrece la SONY PS4). Incluso, algunos móviles llegan con 12 o 16 GB de Ram, más de lo que podrías tener en tu ordenador.

Tal es el caso del ASUS Rog Phone III o el Black Shark III, teléfonos inteligentes gaming que la han roto el pasado 2020 y que se espera lo sigan haciendo en sus futuras versiones.

Dichas características ofrecen, no sólo una alta resolución y definición de texturas, sino además un tiempo de respuesta en tiempo real, valga la redundancia, que mejora, a la vez, el tiempo de respuesta de los jugadores, mejorando su performance en juegos shooters y de alta velocidad.

A la vez, el alto contraste y la nula aparición de fugas de luz otorgan una mejor inmersión en la acción, todo esto sumado a pantallas que suelen sobrepasar las 6,6 pulgadas, ofreciendo una experiencia similar a la de consolas portátiles, incluso mejor.

Y no olvidar el diseño ergonómico de muchos de estos equipos, los que incorporan superficies con texturas antideslizamiento y espacios pensados para el apoyo y descanso de los dedos. Los dos teléfonos mencionados anteriormente son dos casos emblemáticos a este respecto.

Conclusiones

La tecnología avanza a pasos agigantados; esto es de público conocimiento. Este avance se expresa de gran forma en los dispositivos electrónicos que se portan a diario.

Las compañías de videojuegos han visto en este crecimiento una oportunidad de expansión. Por otro lado, las compañías de smartphones ven en la expansión de las anteriores su propia chance de crecimiento, por lo que no es de extrañar que incursionen en este mercado.

Gran parte de los juegos más descargados a nivel mundial (Pokémon Go, PUBG Mobile o Clash of Clans) funcionan correctamente en los teléfonos inteligentes mencionados en este artículo. Pero el mundo de los videojuegos es cambiante y sorprende día a día, mejorando en cuanto a gráficos, FPS, resolución y otros elementos, por lo que es de esperarse que los smartphones gaming sigan expandiendo sus capacidades y posibilidades.

Luciano Mezher

Crítico de Cine y fundador de la revista digital visiondelcine.com. Amante de los videojuegos desde la family en la cuna hasta una PC Gamer en el living. Sigo con esperanzas de ver Half-Life 3.

Un comentario sobre “Nuevos smartphones y su performance en videojuegos

Deja un comentario