Review Desperados 3: el ingenio y la polvora


Desarrollado por Mimimi Games y publicado por THQ Nordic, llega el cuarto juego de la saga Desperados, que viene a contar el origen de algunos protagonistas de la saga.

Desperados 3 está disponible para PC, Xbox One y PS4.

“El mundo se divide en dos categorías: los que tienen el revólver cargado y los que cavan. Tú cavas”.

La saga Desperados inicia en el 2001 con Desperados: Wanted Dead or Alive, continua en Desperados 2: Cooper’s Revenge (2006) y Helldorado (2007). La trilogía estuvo a cargo de Spellbound Entertainment. Trece años después Mimimi Games (Shadow Tactics: Blades of the Shogun) resucita a John Cooper y su banda; pero lo hace con una precuela que cautiva a veteranos de la saga como a nuevos jugadores.

La historia de Desperados 3 tiene todos los elementos necesarios para enmarcarse en los clásicos relatos de westerns. Armas, sangres, cuchillos, un pueblo oprimido, maleantes; etc. El juego comienza en 1870 y nos cuenta la venganza de John Cooper hacia Frank, responsable de la muerte de su padre. En el camino conoce al Dr. McCoy, un cazarrecompensas, se reencuentra con un viejo amigo Hector Mendoza, conoce a la futura esposa del alcalde, Kate O’Hara y la misteriosa Isabelle Moreau. Todos estos personajes estarán a nuestra disposición para detener no solo a Frank, sino también a la compañía Devitt responsable de la desgracia de varios pueblos.

El juego se divide en quince capítulos, de los cuales tres son parte de la historia de John y su padre. Hay pequeñas cinemáticas dentro del estilo cenital del juego, que nos permiten conocer aún más lo que está pasando en cada momento.

Lo increíble de Desperados 3 es que tanto los enemigos como aquellos habitantes y trabajadores del pueblo hablan entre ellos y solo después de dos o tres diálogos vuelven a repetir lo que estaban diciendo. Hay una necesidad de los desarrolladores de que cada rincón del escenario tenga vida.
Aunque los protagonistas caen en estereotipos clásicos del género. Sus voces y la manera que se desenvuelven en el juego es sumamente empática y desde el primer minuto ya nos enamoramos de ellos.

Evaluar nuestro desempeño

Los que hayan jugado la saga Desperados o el clásico Commandos encontrarán algunas mecánicas ya vistas, pero no por ello repetitivas.

Como mencionamos, el juego tiene cinco personajes. Las diferencias pasivas de cada uno de ellos no son muchas. Algunos caminan más rápido o pueden trepar una enredadera y otros no. Quizás la más diferente es la habilidad de nadar solo disponible en John e Isabelle. En donde se diferencian es con sus ataques y habilidades. Hay trampas de oso, botiquines cegadores, monedas para distraer a los enemigos. También el encanto de Kate o el gato de Isabelle cumplen su objetivo..

Para los que les gusta el enfrentamiento más directo, John puede disparar dos armas al mismo tiempo, el Dr. McCoy un rifle de larga distancia y Hank una escopeta de gran impacto. Quizás no es el modo adecuado de pasar las misiones (pero es una forma). Para los que quieren jugar a las escondidas, algunos protagonistas usan un cuchillo o un hacha de cerca y otros solamente los noquean. Una vez que el enemigo es abatido, lo ideal es esconderlo en unos arbustos o tirarlo por un barranco para que el cadáver no sea encontrado.

Hay misiones con algunos personajes y otras con otros. Podemos utilizarlos todos a la vez o ubicarlos estratégicamente para que ataquen. Claro que para terminar la partida, todos tienen que sobrevivir y llegar al objetivo.

El alcance de visión de los enemigos es clave para este tipo de juegos de estrategia y combate. Su campo de visión indica hasta donde ve el enemigo. Si nos enganchan en un mal lugar el campo de visión cambia a rojo y se alertará a todos los maleantes. En los niveles más avanzados hay alarmas y cuando estas están activadas nuevos enemigos aparecen y circulan la zona. También hay niveles de noche y la iluminación de fogatas y antorchas indica hasta donde ven los personajes. Y escaleras para subir a tejados y planear mejor un ataque.

Con respecto a los enemigos, hay obreros simples que dan el alerta, los tontos maleantes que caen por cualquier trampa, los que tienen capas rojas que son más inteligentes y solo Hector puede derribar, perros que nos ven incluso ocultos; etc. La variedad es buena y como mencionamos antes no se quedan quietos solo para esperar ser abatidos, siempre están haciendo algo, ya sean sentados vigilando o corriendo de un lado a otro.

El modo “duelo” es el más cinematográfico de todos. Ponemos en pausa el juego y damos indicaciones a los personajes para que las realicen. De esta manera podemos derribar varios enemigos al mismo tiempo con dos o tres protagonistas. Por ejemplo: distraer a uno mientras otro lo ataca por atrás. Las opciones son varias y cuando nos salen bien es muy satisfactorio.

A pesar de la cantidad de botones que tenemos para realizar acciones, Desperados 3 se siente cómodo ya sea con el clásico mouse y teclado pero también con joystick. Cabe recordar que el juego no tiene un salvado automático y tenemos que estar grabando en cada momento si no queremos perder la progresión.

Una planta rodadora perfecta

La cámara en Desperados 3 nos permite girar completamente y acercanos o alejarnos de los escenarios. Claro que para ser un juego de estrategia no era necesario añadir tantos detalles a las locaciones pero sin lugar a dudas el equipo de Mimimi Games ha dado lo mejor para sentir que hay un gran salto gráfico entre Helldorado y esta nueva entrega.

Si en el exterior podemos encontrar el efecto de un arcoiris según donde pongamos la cámara, en los interiores no hay objeto que no tenga su correcta ubicación.

Las cinemáticas (en widescreen para hacernos sentir en el cine) corren con el motor gráfico del juego y mantienen el mismo estilo del gameplay. Esto hace que en ningún momento sintamos que estamos abandonado la partida. Salvo cuando terminamos cada nivel y tarda un poco en cargar el siguiente.

La música es funcional. A pesar de ser un poco repetitiva es acorde a un western clásico.

Conclusión

Desperados 3 es recomendable para dos clases de jugadores. Los fanáticos del género western que se rasgan las vestiduras con Red Dead Redemption. Y aquellos que les gusta planear tácticas de combate, ya sea en tiempo real o utilizando el modo duelo y planearlo con cautela.

Cada nivel nos da una cantidad de estrellas según el tiempo, el modo de dificultad que elegimos, o algunas acciones que tenemos que hacer. Esto permite que en algún momento podamos volver a escenarios que ya pasamos. Hay una rejugabilidad, aunque quizás no al instante en que terminamos la campaña.

Visualmente es impecable, los escenarios tienen un amor por el detalle que impacta. Sumamos que las voces le dan mucho carisma a todos los personajes.

Luciano Mezher

Crítico de Cine y fundador de la revista digital visiondelcine.com. Amante de los videojuegos desde la family en la cuna hasta una PC Gamer en el living. Sigo con esperanzas de ver Half-Life 3.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s