Thymesia Analisis: un Souls que se balancea entre lo literal de sus referencias

1011

OverBorder Studio presenta Thymesia, un nuevo Souls que llega a PC y consolas de nueva generación, con claras referencias a Bloodborne; sin tampoco ser esto algo malo.

Thymesia esta disponible para PC, PS5 y Xbox Series X/S.

La ambición del Reino de Hermes

En Thymesia nos ponemos en la piel de Corvus, un hombre que ha perdido sus recuerdos y debe atravesar la tierra de Hermes. Un reino que en un momento era la cuna de la investigación a través de la alquimia, pero que cuanto más se usaban estas pociones terminó creando un caos entre su pueblo. La locura y extrañas criaturas destruyeron lo que quedaba.

Tendremos que recuperar nuestra memoria para poder detener esta infección que esta acabando con la nación. Para eso contamos con Aisemy, una niña espiritual que sirve como guía en este mundo de sueños y pesadillas.

La historia como otros Souls se va desenvolviendo a lo largo de cada escenario pero lamentablemente no tiene tanto atractivo como puede pasar en este tipo de género. Conocemos un poco más de este mundo y Corvus a partir de recortes y algunos diálogos (sin voces) pero que por lo menos a mi no me atraparon. Esta críptica forma de contar una historia termina dando finales alternativos.

Entre destreza, suerte y farmeo

Thymesia es un juego para pacientes. Claro, todos los souls lo son. Arrancamos la partida y nos enfrentan con un enemigo imposible de derrotar, perdemos y arrancamos la aventura. Al igual que pasa en Sekiro o Elden Ring.

El juego cuenta con cuatro zonas para explorar, desde el Arbol del Mar de los Necios a la Fortaleza de Hermes. En una primera instancia intente avanzar entre los enemigos pero siempre me encontraba con alguno que de un hachazo o espadazo me eliminaba con un solo golpe. Esquivar, hacer parry era imposible hasta que comprendí que era mejor farmear uno y otra y otra y otra vez una zona antes de llegar a donde siempre me mataban. De esta manera Corvus tenía más chances. ¿Por qué?.

Corvus tiene una serie de espadas rápidas pero al mismo tiempo una garra infectada que hace todo el trabajo. Gracias a esta garra podemos no solo eliminar a nuestros enemigos sino también robar algunas armas como martillos, lanzas, dagas; etc. Estas armas secundarias se pueden adquirir para siempre cuando llegamos a un punto de salvado; aunque su uso es limitado.

Cuantos más enemigos acabamos vamos recolectando puntos de talento, fragmentos de recuerdos, elementos para hacer pociones de salud; etc. Vamos subiendo de nivel ya sea para tener más fuerza, más vida o mayor ataque de nuestra garra infectada. También tenemos un ataque de plumas para detener el impacto de un enemigo. Una vez que estamos en condiciones vamos a enfrentar sin problemas todo lo que se cruce, hasta que encontramos otro enemigo poderoso y volvemos a farmear; etc. El proceso puede ser tedioso por momentos y satisfactorio en otros.

Si somos expertos en esta clase de juego, realizar un parry o desvio para acumular fuerza, mientras atacamos con una variedad de armas será pan comido. Muchos enemigos repiten los patrones de ataque y tienen algun punto debil dentro de su estrategia.

Una vez que derrotamos al jefe final de una zona volvemos a la Colina del Filósofo, lugar que funciona como nuestra base y donde podremos acceder a nuevos recuerdos o volver a los lugares ya pasados pero con ciertos cambios, misiones secundarias y algunos jefes ocultos. Esto le agrega un poco de rejugabilidad al título.

Se me metió un Miyazaki en el ojo

Es indudable como From Software sirvió como referente para crear un género nuevo. Estos Souls Like no solo afectan a la jugabilidad también a su tono visual. Tétricos ambientes y oscuros rincones se repiten a lo largo de Thymesia. Sus diseños no son malos, pero hubiera preferido algo más original y no tan común dentro de este tipo de juegos. Incluso el diseño de varios enemigos es repetitivo, salvo los jefes finales que brillan en su singularidad.

A la falta de voces en los diálogos, OverBorder Studio realizó un delicado trabajo en su ambientación sonora: pasos, gritos y ruidos de cadenas dan suficiente ambientación para meternos de llleno en algunas escenas que hasta nos ponen los pelos de punta.

La música gótica y gregoriana también es muy buena, apagada cuando vamos caminando pero se enciende cuando arrancan los enfrentamientos y da esa sensación épica al momento.

Requisitos del sistema

MÍNIMO: Requiere un procesador y un sistema operativo de 64 bits – SO: Windows 10 (64 Bit) – Procesador: Intel Core i5 or AMD Ryzen 5 – Memoria: 8 GB de RAM – Gráficos: NVIDIA GeForce GTX 950 or Radeon HD 7970 – DirectX: Versión 12 – Almacenamiento: 16 GB de espacio disponible

RECOMENDADO: Requiere un procesador y un sistema operativo de 64 bits – SO: Windows 10 (64 Bit)
Procesador: Intel Core i7 or AMD Ryzen 7 – Memoria: 16 GB de RAM – Gráficos: NVIDIA GeForce GTX 1060 or AMD Radeon RX 580 – DirectX: Versión 12 – Almacenamiento: 16 GB de espacio disponible

Thymesia

  • Historia5
  • Jugabilidad7
  • Innovación5
  • Gráficos7
  • Música y Sonido8
  • 6.4

    Score

    Thymesia es un juego que cae en lugares comunes dentro del género. Es desafiante y una buena alternativa para los amantes de los souls.
User Rating: 0 ( 0Votes )


Critico de Cine y fundador de la revista digital visiondelcine.com. Amante de los videojuegos desde la family en la cuna hasta una PC Gamer en el living. Sigo con esperanzas de ver Half-Life 3. ñ


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: