Dead Cells: solo el hombre penitente pasará

En un auge por rememorar lo clásico y retro, la gente de Motion Twin presenta Dead Cells, un juego de plataformas para los más pacientes y que se perfila como lo mejor del género independiente este año.

De la oscuridad a la luz y viceversa

La historia de Dead Cells puede que no diga mucho de entrada pero ubica al jugador en la piel de “el prisionero”, un hombre ejecutado y sin cabeza que resurge cada vez que es asesinado para atravesar los diversos escenarios. El mismo, a parte de no tener un nombre, tampoco emite ninguna palabra. Sabemos lo que piensa y realiza algunas expresiones con su cuerpo y sus manos para entenderlo.

deadl cells 3

La prisión esta ubicada en una isla encantada que va mutando cada vez que morimos; mientras nuestro personaje va enfrentando diversos enemigos comunes al principio y jefes elite en situaciones especiales.

Morir y revivir: la paciencia del jugador exigente

La jugabilidad de Dead Cells es la clave y el éxito del título. Cuando comenzamos la partida estaremos en un espacio neutral donde no acceden los enemigos (espacio que se irá repitiendo entre cada nivel). Allí nuestro personaje podrá acceder a las diversas mutaciones, armas y técnicas que balancearán nuestro destino.

dead cells 2

Las habilidades de “el prisionero” se dividen entre brutalidad, táctica y supervivencia. Iremos destrabando puntos para cada una de ellas según la meta que queramos. Las armas se adaptan a ellas. Entre las de cuerpo a cuerpo encontramos espadas, lanzas, garrotes e incluso golpes de pies o manos. Las de distancia pasan de bolas de fuego, arcos y cuchillos. Finalmente, la defensa es la clave en algunas partidas con una gran variedad de escudos. Solo podremos elegir dos opciones de las tres mencionadas.

deadl cells 4

A la par, tendremos dos habilidades complementarias que van desde granadas, trampas y otros dispositivos de disparo automático.

En los diversos niveles iremos recolectando células y monedas de oro; ambas claves para comprar los objetos y mutaciones. En momentos específicos encontraremos runas que darán habilidades permanentes al jugador para acceder a ciertos espacios.

¿Por qué permanentes?. Una vez que morimos en Dead Cells el juego no termina, volvemos a revivir sin ninguna de nuestras armas y habilidades (salvo las runas) y tendremos que atravesar una y otra vez los niveles que ya pasamos aunque con algunas variaciones.

El arte del pixel y lo retro

No hay dudas de que lo retro o la nostalgia a lo clásico es una de las piedras fundamentales para entender estos últimos años en el cine, la tv y los videojuegos.

La compañía independiente Motion Twin apuesta al dibujo en pixel y a la tonalidad de colores que van desde las catacumbas más oscuras hasta los palacios más iluminados.

dead cells 5

Hay una estética por resaltar un dibujo no del todo acabado, reforzando esta idea de lo natural e independiente.

La música es otro de los puntos fuertes del juego. Cada nivel tiene su tema y en vez de tornarse repetitiva es otra de las claves para que el jugador no se agobie.

Dead Cells

Luciano Mezher

Crítico de Cine y fundador de la revista digital visiondelcine.com. Amante de los videojuegos desde la family en la cuna hasta una PC Gamer en el living. Sigo con esperanzas de ver Half-Life 3.

Un comentario sobre “Dead Cells: solo el hombre penitente pasará

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s