NBA 2K23 Análisis: El mejor asiento

401

Los fans del basquet tienen con que alegrarse por la salida del NBA 2k23, el famoso título simulador de ese deporte. Aunque durante la reseña analizaré los aspectos mas relevantes (y repetitivos), es importante señalar que el valor de la entrega (bastante alto para nuestros bolsillos latinoamericanos) tiene un buen porcentaje que ver con el “23”. Y no, no me refiero a la extraña película de Jim Carrey.

El Número de Dios

Elijo distinguir este tipo de juego porque es el exclusivo. Y es que claro, el año presagiaba algo especial. No, tampoco me refiero a otra pandemia exterminadora, sino a que el ’23 es el número de camiseta del mejor basquetbolista de toda la historia. Hablo por supuesto, de Michael Jordan. Es así que a los modos regulares a los cuales NBA 2k nos acostumbró hace ya una buena racha de años, se le suma el modo “Desafío Jordan”, rebooteados de su aparición original en la versión 2011, en el cual se nos  pone a disposición la historia de Jordan a través de 15 partidos míticos de su increíble carrera. En esos duelos entramos en control de los diferentes planteles en los cuales MJ participó para intentar revivir sus grandes momentos. Por supuesto, es casi imposible, así de grande es Jordan.

El modo de juego es sensacional en todo aspecto. Desde las diferentes entrevistas que hay antes de cada desafío a otros grandes personalidades del básquet (Phil Jackson, Kareem Abdul Jabbar o Dennis Rodman por ejemplo), hasta la recreación visual y sonora de los estilos de transmisión de la época, con filtros opcionales para aplicar a la imagen. Es sencillamente un formato espectacular que aparte, es desafiante sin dejar de ser muy entretenido. Puntos aparte para la obsesión al detalle con el estilo de juego de cada época, así como algunas reglas y sistemas de medición de tiempo.

El Resto de los Modos

Ahora bien, lo que sucede con videojuegos de emisión anual como el NBA 2k, que encima ahora no tiene ninguna competencia, es que el margen de mutación entre versión y versión es mínimo. Me cuesta bastante encontrar diferencias enormes entre el NBA 2k15 y el actual.

Empecemos por el modo carrera. Por supuesto que el argumento es distinto, pero en realidad hay un número bastante limitado de plots disponibles si siempre dependemos de iniciar en el mismo punto inicial. Ha habido versiones con mayor control de la narrativa que terminan siendo mas atractivas que aquellas  sencillas con la construcción “cinemática / partido / reacción” que vienen siendo la norma. El último MyCareer interesante fue aquel en donde manejábamos a un MP (MyPlayer, el apodo del basquetbolista que controlamos) que queda afuera del Draft y se ve obligado a ir a jugar a China donde descubre que capaz no es tan grosso como imaginaba y descubre la modestia.

La historia del NBA 2k23 es bastante floja y tiene una trama simplona donde nuestro personaje batalla en tres frentes simultáneos: su carrera, un rival deportivo insoportable (¿cuándo harán uno realista?) pero mas querido por la gente, y una trama de la esfera corporativa del club que arranca con el draft, en el momento en el cual MP es elegido un puesto arriba de su rival.

El mayor inconveniente es que se nos resalta que tener éxito en la cancha resuelve todos los problemas fuera de ella. Sin embargo, dada la curva de dificultad y que arrancamos con un puntaje de 60 General, es en verdad complicado hacer ALGO bien. Y esto es mas allá de nuestra experiencia, capacidad o habilidad en el videojuego. Tuve que gastar buena parte de las 100 mil monedas que me dieron por tener la edición “Michael Jordan” para que MP sea un basquetbolista menos vergonzoso y aun así mi media es de 10 puntos y 5 asistencias, siendo un jugador titular en la posición de base (o PG, o 1). Por supuesto, nada cambió en el argumento tuviera o no un buen partido.

El resto de los modos, tanto los online, como los amistosos y el MyTeam son básicamente lo mismo de siempre, pero es justo detallar que uno de los grandes defectos del modo MyTeam se ha ido al menos de momento. Los contratos han pasado a mejor vida y cuando conseguimos a ese Doncic totalmente roto, ahí se queda mientras no sea un agente libre.

También hay un interesante submodo dentro de MyTeam llamado “Momentos Decisivos” con objetivos específicos y reglas novedosas como el tiro de 4 puntos.

Siendo franco, la cantidad de modos y submodos es exhaustiva y no alcanzarían las palabras de una reseña para satisfacer a nadie. Al final del día es siempre meterse a una canchita y acertar en el aro, pero antes de terminar el párrafo es noble resaltar la presencia de la WNBA, la liga de desarrollo y algo muy atrayente que tiene el modo MyNBA donde aparte de los partidos, controlas el aspecto corporativo.

En este nuevo NBA 2k23, podes trasladarte a cuatro eras distintas y viajar al pasado para disfrutar de otras tres épocas aparte de la actual: Magic vs Bird en los 80’s, Jordan en los 90s y Kobe en el principio de milenio. Así de paso aprovechan la cantidad de formaciones clásicas disponibles que tiene el título desde hace ya muchos años.

La Jugabilidad

Acá es donde la narración se vuelve espesa. Es probable que pudiera terminar el párrafo con algo categórico como “es lo mismo de siempre”. Pero estaría faltando a la verdad. No, no es lo mismo de siempre, y de hecho se introducen un buen manojo de modificaciones que como cada título, le agregan suavidad o intentan solucionar algún defecto previo. Sin embargo, como sucede con muchos otros títulos, estas modificaciones suelen sentirlas quienes tienen cientos de horas para dedicarle (1) y quienes son capaces de dominar los controles a niveles expertos (2). Aunque no siempre, suelen ser los mismos. Para el resto de los mortales que amamos el basquetbol pero puede que no seamos ni 1 ni 2, esas modificaciones pasan bastante por debajo del radar.

Puedo decir lo que yo noté: el nivel de perfección que hay que alcanzar para meter un triple es irreal. Y lo digo habiendo llevado el indicador correspondiente a 78 puntos y teniendo una insignia de triplero. Sucede algo similar con los tiros libres donde aparte el jugador no siempre reacciona de inmediato al control, sino que surge un pequeño lag que ya nos complica el tiro. Si esto es un bug o algo a propósito del desarrollo para mejorar el indicador, lo desconozco, pero es un disparate.

Resulta muy frustrante que la barra de disparo no tenga un rango.

El Dominio del equipo tiene una configuración un poco mas orgánica que en otras versiones del NBA 2k y todos los miembros del equipo comparten un medidor. Es una manera de mostrar como fluye el juego cuando todos los basquetbolistas están hiperconcentrados.

Se siente mejorado el apartado defensivo, un poco mas realista con los contactos en el camino al tiro, aunque me gustaría que fueran comunes las faltas flagrantes y las técnicas sobre todo dado que lo son en el básquet moderno. Un poco como sucede en los videojuegos de fútbol donde las faltas por mano casi no existen.

En general, no siento enormes modificaciones en el momento crudo del partido, pero sin duda me gustaría que el display de las jugadas preparadas apareciera apenas nos dan la bola y no cuando llegamos al punto específico del parquet. Eso genera la pérdida de valiosos segundos que suman a la frustración general que ya tenemos por no poder acertar un tiro que no sea debajo del aro. Y a veces ni siquiera.

Lo técnico

Las mejoras visuales sin duda serán mas notorias en las versiones de PS5 y XBOX Series. Creo con humildad que en estas versiones de gen anterior (que asumo son las últimas o casi), se ha llegado a un techo insuperable. El NBA 2k23 se ve tan bien como puede verse, y digo más, sin casi tiempos de carga, hecho que era bastante molesto en ediciones previas. Es una decisión notable que nos hayan evitado un mayor tiempo de espera en medio tiempo como si alguien quisiera vivir la simulación de esa secuencia. Las físicas son realistas en grado superior, cada parte del cuerpo de los basquetbolistas se mueve con independencia sensata.  El sudor, los ojos, los labios y la ropa también tienen movimientos y físicas que se acercan a la perfección posible. Me intriga un poco que siempre tengamos las mismas animaciones (y modelos) para los arbitros, entre otros NPCs menores. Hay un gesto que hace el técnico antes de dar un ejercicio en los entrenamientos que tiene siete años por lo menos.

Desde el punto de vista del audio, han sumado presentadores de otras eras para agregarle realismo a las transmisiones. Es probable que esto le pase por arriba de la cabeza a cualquier no gringo (y es probable que a muchos gringos menores de 20 años también) pero se agradece, apoya, y aplaude el esfuerzo y el nivel boutique de detalle.

Es digno mencionar que se ha reparado una crítica directa del juego anterior sobre el tamaño de la ciudad que nos obligan a recorrer, haciéndola menos extensa. Creo, sin embargo, que deberían repensar todo el sistema de Quests a la RPG que encima son un embole espantoso, para el próximo título. No las desea nadie y es probable que muy pocos fans del juego las hagan.

NBA 2K23

  • Jugabilidad8
  • Innovación 7
  • Graficos 10
  • Música y Sonido10
  • 8.8

    Score

    NBA 2k23 es una versión bastante mejorada desde los modos de juego de su versión anterior. Desde el resto de los aspectos técnicos se observan modificaciones y aunque no todas parecen obligatorias, son de remarcar. Es un brillante videojuego de basquetbol en un panorama que, de forma lamentable, no tiene ninguna competencia y en algunas situaciones, es notorio. Esperemos que surjan en el futuro cercano, contendientes del rubro para que la gente de Visual Concepts no se duerma en los laureles.
User Rating: 0 ( 0Votes )


Gamer de muchos años. Creador de la comunidad Old Gamers. Redactor.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: