Huawei Mate 10 Lite: una de las mejores alternativas para la gama media premium

En esta oportunidad analizamos en BitWares el nuevo Huawei Mate 10 lite, un Smartphone completo de gama media premium con una muy buena relación calidad precio.

Gracias a Huawei Mobile Argentina, tuvimos la oportunidad de testear durante 10 días al Mate 10 lite, un Smartphone que pretende luchar por el trono del difícil segmento de la gama media premium en Android. ¿Lo logrará?, a continuación en el análisis a fondo.

Un diseño muy premium que cautiva

El Mate 10 lite en su conjunto es un Smartphone de gama media premium, pero en cuanto a diseño cualquiera podría catalogarlo como todo un gama alta. Con bordes redondeados, hace uso de un metal suave que es agradable en mano. La única contra es que es muy resbaladizo, por lo que tendremos que tener mucho cuidado al manejarlo o colocarle una funda protectora al menos cuando salimos de casa para mayor seguridad.

Todos los botones tanto el de encendido como el de bajar y subir volumen funcionan bien. Dispone de jack para auriculares en su parte inferior, como así también del parlante alta voz. En la parte posterior nos encontramos con doble cámara, un flash led de simple tono y el sensor de huellas dactilares que es consistente y muy rápido, posiblemente el más rápido en esta gama y rango de precio, y además funciona bien con los dedos húmedos.

En el frente destaca la pantalla de 5.9″ con unos marcos reducidos; lleva el isotipo de Huawei en la parte inferior, doble cámara y sensores en la parte superior.

Con 156.2 mm de alto, 75.2 de ancho, 7.5 mm de espesor y un peso de 164 gramos, debemos considerar que a pesar del excelente trabajo de la marca por aprovechar muy bien el frontal, no deja de ser un teléfono grande, que es difícil de manejar con una sola mano. Si bien podemos disfrutar de contenido multimedia de una mejor manera, el hecho de tener una pantalla grande se nota en el día a día, restando en comodidad, por lo tanto recomendamos tenerlo en cuenta a la hora de comprar el producto. No obstante ello, también debemos considerar que la tendencia del mercado es hacia pantallas cada vez mas grandes y que muchos de los gama media premium de la competencia oscilan en tamaños similares.

La optimización que conlleva a un excelente rendimiento

El Chipset que lleva dentro el Mate 10 lite es propietario de Huawei, un Hisilcon Kirin 659, con CPU Octa-core (4×2.36 GHz Cortex-A53 & 4×1.7 GHz Cortex-A53) y GPU Mali T830 MP2. El problema a priori de este Chipset claramente es su GPU, que es bastante menos capaz por ejemplo en comparación con la Adreno 506 del Snapdragon 625 o 626, que incorporan celulares mas económicos.  Además cuenta con 4 GB de Ram, cantidad más que suficiente para el día a día.

Consideremos que la resolución del panel es FHD+, y que se requiere o bien un extra de potencia o una gran optimización para poder correr el sistema y sobre todo las aplicaciones pesadas como juegos de alta calidad gráfica.

En definitiva, los resultados nos han sorprendido. El trabajo que hizo Huawei aquí es muy bueno. La fluidez por el sistema es impecable para este segmento, las aplicaciones se abren rápido, las transiciones son ágiles y rara vez se aprecian bajas de cuadros por segundo. Lo mismo ocurre con los juegos. Probamos títulos exigentes, como el Real Racing 3, Need for Speed No Limits, Bullet Force, Deadtriger 2, MARVEL Future Fight, INFINITY OPS, Xenowerk entre otros, y en general todos los pudo correr muy bien. Puntualmente se pueden apreciar algunas bajas de FPS, por ejemplo en el Xenowerk, pero son casos aislados. Podemos jugar en general a 30 FPS constantes e incluso superarlos en algunos títulos no tan exigentes, lo cual habla muy bien, insistimos, de la optimización general del Hardware del Mate 10 lite. Y lo bueno es que no calienta luego de un largo período de uso.

Por su parte, cuenta con 64 GB de almacenamiento interno, una cantidad excelente para este segmento, y que además es ampliable hasta 256 GB por medio de tarjetas micro SD.

Su batería es de Li-Ion 3340 mAh. Este es uno de los tantos puntos fuertes del Mate 10 lite. En stand by la gestión es increíble; en modo avión gasta entre 0 y 1% en 9 horas. Hemos llegado casi a los 3 días de uso leve, 2 días con uso más moderado, y tranquilamente al día completo con uso más intensivo. El punto negativo es que no cuenta con carga rápida y tarda aproximadamente unas 2 horas y 40 minutos de 0 a 100%. Demasiado para los tiempos que corren.

Una pantalla con varias luces y algunas sombras

El panel del Mate 10 lite es generoso, con 5.9″ ocupa un 76.5% del frontal, lo cual es una cifra destacable y es de agradecer que no tenga notch (muesca en la parte superior) ya que tiene más detractores que defensores. La tecnología que utiliza es IPS con una resolución de 1080 x 2160 pixels, con relación de aspecto 18:9 alcanzando los 409 píxeles por pulgada. En términos generales nos gustó la pantalla de este equipo, con un buen brillo máximo, se puede leer texto y cualquier tipo de contenido debajo del sol sin mayores problemas y un brillo mínimo aceptable, aunque podría haber sido algo menor. La reproducción de colores es buena, natural, con un contraste correcto, blancos muy puros y buenos negros para tratarse de un panel retroiluminado. Por supuesto no puede competir contra paneles AMOLED, incluso dentro de su misma gama cuando hablamos de contraste y saturación de colores; mucho menos en cuanto a ángulos de visión, incluso contra rivales que están algo por debajo en nivel de precio (como por ejemplo el Moto G5s Plus). Y es que cuando inclinamos el equipo, notamos como disminuye el brillo y se distorsionan ligeramente los colores. Además se aprecia una tenue fuga de luz desde la parte superior y se observa un leve destello de luces desde los costados, aunque esto se nota solo si lo forzamos viéndolo desde un ángulo muy considerable. ¿Esto último es un problema?, creemos que no, ya que la mayor parte del tiempo usamos el celular de frente y aún así es posible ver correctamente el contenido. Nuestras críticas en este aspecto están apuntadas a aquellos usuarios más exigentes.

Por otro lado se ve bien con anteojos polarizados y tiene un modo de alta sensibilidad para utilizar con guantes el cual funciona muy bien. El problema es que si tenemos los guantes puestos no vamos a poder interactuar con el lector de huellas, ni para desbloquear ni para el uso de gestos.

Es de destacar que se pueden ajustar los calores, para cambiar el aspecto de los blancos optando por tonos mas fríos o cálidos.

Software: completo, funcional y útil pero alejado del minimalismo

El Mate 10 lite sigue aún corriendo con Android Nougat 7.0 con la capa de personalización EMUI 5.1. Entendemos que sería importante que ya este actualizado a Android 8.0 Oreo teniendo en cuenta que ya esta disponible la beta de Android P para algunos teléfonos del mercado. Respecto a la capa de personalización ya veremos que tiene funciones útiles y que no lastra en rendimiento como ocurre en otras otras marcas, pero creemos que sigue estando lejos del minimalismo de la versión stock que llevan por ejemplo los teléfonos de Pixel de Google o los dispositivos con Android One. Huawei ha mejorado con el tiempo en este sentido, pero aún sigue sin ser una capa que enamore desde lo visual.

Pero hablemos específicamente de las funciones destacadas. En la pantalla de bloqueo al hacer un swipe desde abajo hacia arriba se puede acceder a unas opciones rápidas como la linterna, temporizador, calculadora, código QR y grabadora, algo similar a lo que ocurre en IOS con los Iphones. Ademas, una vez desbloqueado el dispositivo, haciendo un swipe de arriba hacia abajo permite búsqueda de aplicaciones y también acceder a un código QR. Otra funcionalidad que puede resultar útil es la de grabar la pantalla. Esto es posible al presionar el botón de encendido y subir volumen al mismo tiempo.

Por su parte, se puede personalizar la barra de navegación como así también podemos elegir si queremos o no que aparezca un cajón de aplicaciones. El motor de vibración en general podría haber sido algo más satisfactorio; es fuerte pero demasiado largo para nuestro gusto.

También cuenta con una función que permite duplicar una aplicación, es decir, podemos tener la misma aplicación con cuentas diferentes, algo que puede resultar útil en el ambiente laboral.

Luego tenemos las aplicaciones típicas del tiempo, calculadora, reloj, hasta una aplicación de salud al estilo Samsung Healt, que entre otras cosas nos da la información de la cantidad de pasos que damos habitualmente y tener un registro de diversos parámetros.

Conectividad: con algunas ausencias que sorprenden negativamente

Cuenta con 4G, Bluetooth 4.2, radio FM, Wi-Fi Direct y hotspot; todo funciona muy bien. También incorpora GPS con A-GPS, GLONASS y BDS, el cual nos posiciona correctamente y de forma rápida. El problema es que tiene dos importantes ausencias. En primer lugar no tiene Wifi dual Band, esto quiere decir que no podremos hacer uso de la red 5G de nuestros modems. Tampoco contamos con NFC. Estas dos ausencias son sorpresivas en este rango de precio y nos parece un claro punto negativo del celular.

Audio: sin destacar supera a varios de sus rivales

El sonido no es stereo, ya que sale únicamente por la parte inferior del dispositivo, pero es de muy buena calidad. No distorsiona, tiene matices que no suelen encontrarse en esta gama, con graves presentes, medios claros y altos correctos. El dac de audio que incorpora el celular también es muy bueno, y no tiene nada que envidiarle a gamas altas de años anteriores ya que el sonido con auriculares es de muy buena calidad, sin distorsiones.

Cámaras: los buenos resultados no son producto de tener doble sensor

En cuanto a especificaciones el Mate 10 lite cuenta con 4 cámaras. Doble sensor trasero de 16 MP (f/2.2, 27mm,) + 2 MP y otro doble sensor frontal de 13 MP (f/2.0, 26mm) + 2 MP. Ambos graban video en FHD a 30 FPS y cuentan con flash led de simple tono.

Como lo dice el título, creemos que Huawei podría haberse ahorrado bastante si hacía uso de una sola cámara o si hubiese aprovechado ese segundo sensor por ejemplo, para dar la opción de un zoom x2, un sensor más gran angular e incluso uno monocromático como lo ha hecho en otros de sus dispositivos. Y es que estos sensores complementarios a los principales son fundamentalmente para el modo retrato, que sí, estamos de acuerdo que está de moda en la mayor parte de las aplicaciones nativas de los smartphones de este año y hasta del año pasado, pero Google demostró que no es necesario un segundo sensor para tener el mejor efecto bokeh del mercado. El resultado obtenido por el modo retrato tanto con la cámara frontal como la trasera, no es malo, pero tiene errores que son notables si consideramos, nuevamente, que hay un segundo sensor exclusivo con el objetivo de evitar dichos problemas. En general no logra cortar bien el cuerpo, se notan espacios donde el desenfoque no actúa y si bien este último se puede modificar, en general nos resulta algo más artificial de lo que nos gustaría.

 

Hasta aquí las críticas fuertes en este apartado, ya que cuando empezamos a analizar los resultados de las fotografías obtenidas por los sensores principales, notamos que aquí el Mate 10 lite se luce y entra en el podio sin lugar a dudas de las mejores cámaras en este segmento.

De día con la cámara trasera, se logran unos resultados excelentes, con colores naturales, precisos, con un gran rango dinámico y un muy buen nivel de detalle.

hdrhdrhdrhdrhdr

Con luz media, si bien la calidad en general baja, sobre todo en nivel de detalle, aún siguen siendo buenas fotografías.

hdrdav

Con Flash:

dav

De noche todo dependerá de la cantidad de luz disponible; si la luz es muy baja entonces los resultados serán en general regulares, con mucho ruido y muy bajo nivel de detalle. Pero si las condiciones no son tan adversas, y contamos con las típicas farolas o carteles de luz, entonces podremos obtener fotos con mayor calidad, sin tanto nivel de ruido.

davmdehdr

Algo similar sucede con la cámara frontal. De día la calidad es excelente, incluso pudiendo competir por que no, con algunos de los Smartphones de gama superior. De noche los resultados son aceptables por tratarse de un sensor de este tipo, pero lo bueno es que contamos con un flash que ayuda mucho en condiciones en donde la luz escasea dando resultados muy dignos.

 

Las fotografías tomadas de cerca son muy buenas en general en adecuadas condiciones de luz, aunque no destacan en nivel de detalle sobre todo si nos acercamos demasiado al objetivo, y cuando la luz disminuye, por ejemplo en interiores. El autoenfoque funciona bien y bastante rápido.

hdr

hdr

hdr

En cuanto a la grabación de video tanto con la cámara frontal como con la trasera es correcta en cuanto a calidad, pero debemos enfatizar dos ausencias importantes. La primera es que no cuenta con estabilización óptica ni digital y esto empobrece notablemente el resultado final, ya que el movimiento es excesivo. Además sólo se puede grabar en FHD a 30 FPS con la cámara trasera, es decir, no contamos ni con 4k ni con FHD a 60 FPS. Posiblemente por limitación del Chipset. Y es aquí donde creemos que podrían haber hecho un mejor trabajo si prescindían de las dobles cámaras. Nosotros creemos que es mejor tener un solo sensor, mejorar el Chipset y de este modo contar con dichos modos de vídeo, aunque está claro que es solo una hipótesis, ya que no sabemos si efectivamente es una cuestión de Hardware o una simple decisión de marketing de Huawei. En cualquier caso es un punto negativo ya que otros Smartphones de menor precio cuentan con dichos modos de grabación.

CONCLUSIÓN

El Huawei Mate 10 lite es un excelente dispositivo de gama media premium, que sin dudas entra en el podio de los mejores en su segmento. Es muy completo y las fallas o ausencias que hemos descripto y detallado en todo el análisis creemos que no son tan graves como para dejar de comprar el dispositivo, a menos que, para usuarios específicos sea una necesidad por algún motivo en particular.

En general su diseño es excelente, la pantalla es muy buena, el audio es suficientemente bueno y preciso, las cámaras por su parte, no solo cumplen en todo tipo de situaciones sino que destacan, sobre todo en condiciones de buena luz. La batería alcanza y sobra para todo un día de uso intensivo y en cuanto a su rendimiento es ágil, fluido y responde bien en todo momento, sobre todo cuando más le exigimos.

Por el precio y la calidad que nos ofrece, es totalmente recomendable, pero siempre y cuando su tamaño no represente un problema para el usuario.

Huawei 10

ezemartire

Meteorólogo de profesión, egresado de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires. Emprendedor empresarial (EMPRETEC-Naciones Unidas). Especialista en tecnología y editor en jefe de Bitwares.net.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s