Con “Jet Kave Adventure” hay Donkey Kong Country para rato…

No es coincidencia que el estudio polaco 7Levels haya decidido desarrollar juegos exclusivamente para la Switch y que su nuevo platformer 2D, Jet Kave Adventure, sea tan reminiscente de una de las franquicias más queridas de Nintendo. Es notorio el amor que los desarrolladores le tienen a la compañía nipona, y está claro que se ven como una suerte de aprendices. ¿Tendrán lo necesario para pararse a al lado de los maestros?.

Un platformer elemental

Saber si estamos ante la presencia de un buen o mal juego de plataformas, es algo que sale a la luz casi instantáneamente. Se siente en los controles, en el acto de correr por primera vez y dar un salto. Acá no hay grises: es amor a primera vista o es la indiferencia total, “swipe right” o “swipe left”. Por eso ni fue necesario terminar el primero de los 36 niveles de Jet Kave Adventure para saber que estaba frente a una experiencia sumamente lograda.

2

Esto en gran parte se debe a su materia prima, por su puesto. No hacen falta ni dos dedos de frente para ver las similitudes con la saga Country de Donkey Kong, en especial su entrega más reciente: Tropical Freeze, que se lució en la Wii U y en la Switch como ejemplo de todo lo que está bien con el género. El mundo de Kave está muy inspirado por las paradisíacas islas selváticas a las que no tiene acostumbrado DK, y es tanto ese bello y saturado arte como la estructura de niveles, con ítems a recolectar, segmentos ocultos y enemigos muy variados, lo que hacen de Jet Kave Adventure un posible sucesor espiritual de la serie en el plano indie.

3

Pero todo esto sería en vano si la jugabilidad no estuviese a la altura. Por suerte 7Levels marinó el tiempo necesario las mecánicas de control para así otorgarnos un personaje muy flexible y preciso. Hay muchos movimientos y combinaciones de botones a disposición, que una vez alojados en la memoria del jugador, nos brindan todos los recursos para pasar los niveles con total libertad y con una placentera sensación de fluidez.

4

Un jet pack para el fin del mundo

La historia (narrada un poco a los tropezones entre viñetas, cinemáticas y una voz en off, sin ponerse del todo de acuerdo con cual quedarse) nos sitúa en el peor momento de la vida de Kave, el cavernícola. Jefe de su tribu, Kave es expulsado tras fallar en proveer alimento a su pueblo en tiempos de crisis. Es durante ese avergonzante exilio que descubre la presencia una nave espacial recién estrellada, y a su dueño: un extraterrestre que vislumbra en el volcán más cercano la fuente de energía necesaria para repararla, cueste lo que cueste. Con una erupción inminente que pone en peligro a todo el territorio, Kave ve la oportunidad para salvar a su tribu y finalmente redimirse. Para eso va a armarse con un jet pack, pieza de tecnología alienígena que encuentra olvidada en las cercanías de la nave, y así se nos introduce al primer elemento a dominar del gameplay.

5

A lo largo del juego podremos saltar, golpear y lanzar rocas, pero el núcleo de todo está en la mochila voladora. Su función es doble: la de permitirnos extender nuestros saltos un poco más de tiempo, como también de darnos potencia a la hora de hacer un dash en todas las direcciones al mejor estilo Ori and the Blind Forest.

6

Muy a la manera de Nintendo, las diferentes capas de complejidad del juego van a ser introducidas a modo de tutoriales discretos, mayormente concentrados a lo largo de los primeros 9 niveles, equivalentes al “primer mundo”. Para hacer más dinámica la cuestión, cada tanto surgen segmentos a contrarreloj donde habrá que huir, planear o evitar estrellarnos mientras avanzamos a toda velocidad por el escenario. Por último: jefes, cuya dificultad quizás deja un poco que desear si la comparamos al resto del nivel, que a veces logra alcanzar momentos más desafiantes y opacan un poco estos encuentros finales.

7

También existe una tienda de mejoras a la que se puede acceder desde el menú principal. Sin embargo, nunca las percibí demasiado influyentes en la dificultad, y cuando las empecé a comprar ya estaba muy avanzado en la partida. Estas incluyen aumentar la capacidad del jet pack, nuestra bolsa de piedras, la vitalidad y la comida que podemos cargar (la comida se cambia por vidas, pero de manera manual, alimentando un poco más la toma de decisiones).

8

Jet Kave Adventure está pensado con un público en mente: los que buscan una cara familiar y confiable a la cual regresar por unas horas extra de diversión. Por eso se contenta con replicar lo que ya funciona y no arriesgarse a algo más extravagante. A pesar de esto, o quizás gracias a esto, al título le parece quedar pintado el catálogo de Nintendo Switch y se vuelve una compra segura para todo fan de la gran N.

Conclusión

Si te quedaste con ganas de más tras finalizar DK Country: Tropical Freeze, este es el juego perfecto para seguir enganchado en el ritmo.

La sensación de control está plenamente lograda, haciendo de la jugabilidad su mayor fuerte. Sumado a un diseño de niveles muy creativo, Jet Kave Adventure es sin dudas un platformer con todas las letras.

No aporta nada que no hayamos visto en títulos similares, pero con una buena ejecución nos facilita horas de entretenimiento puro.

10

Ezequiel Inverni

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s