Review Someday You’ll Return: el bosque de los condenados


El estudio independiente de República Checa, CBE Software (J.U.L.I.A.) presenta su último trabajo Someday You’ll Return, un fps de terror con elementos de ingenio, exploración y crafting.

Someday You’ll Return esta disponible para PC, Xbox One y PS4.

¿Un juicio natural o sobrenatural?

Someday You’ll Return cuenta la historia de Daniel en busca de su hija Stela en el frondoso bosque de Moravia (República Checa). Llegar a una localidad en busca de nuestra hija puede derivarnos a Silent Hill (incluso sus creadores han dicho que se han inspirado en el clásico juego de Keiichiro Toyama). Pero este nuevo título de terror psicológico tiene suficiente construcción narrativa para funcionar por si solo.

Para conocer un poco más de nuestro protagonista y la relación con su hija, el juego no pierde el tiempo en mostrarnos cinemáticas del pasado, sino que todo lo que afrontamos va dándole sentido a la aventura.

Daniel visitaba varias veces ese bosque organizando campamentos, a los cuales asistía Stela. Un día él decidió nunca volver a ese lugar.

En nuestro camino encontraremos otros personajes que con algunos diálogos “fantásmagoricos” salidos de los mejores guiones de David Lynch, que irán contándonos su historia pero también como se relaciona con la nuestra.

Claro que el bosque esconde mucho más que un simple laberinto de pinos, cuevas y arroyos. Dentro del mismo esta “la bestia” que mueve todos los hilos y otras criaturas sobrenaturales que hacen dudar al personaje sobre su estado mental.

Otro aspecto narrativo que le da vida a Someday You’ll Return son libros, anotaciones, mensajes ocultos y un diario que escribió Stela que irá revelando el porque de su desaparición. También tenemos un celular con mensajes de textos y algunas llamadas.

Otro elemento que mezcla lo narrativo con su apartado gráfico es la oportunidad de conocer un poco más sobre la historia del bosque donde sucede la acción. Los desarrolladores han incluido varias locaciones con carteles de códigos QR para que podamos acceder con nuestro propio celular a una página donde muestra el lugar real.

Aunque no necesariamente el juego se basa en decisiones, hay algunas que modificarán el final de la historia. Son 12 capítulos en total con 5 posibles finales. Algunos de estos más simples y otros más elaborados.

Un frasco de turismo aventura

En Someday You’ll Return hay algunas acciones que podemos hacer y otras que no. No podemos saltar pero si correr a una velocidad moderada. O agacharnos para escondernos o hacer menos ruido cuando caminamos.

Podemos escalar por algunas pendientes y caminar haciendo equilibrio en espacios reducidos. Estos efectos son sumamente realistas y se agradece el que podamos ver las manos de nuestro protagonista.

También hay ciertas zonas para acceder por debajo del agua. Estás son un poco confusas, más que nada porque la oscuridad brindan una dificultad mayor.

Con el celular contamos con un gps, aunque la realidad muy pocas veces lo usamos. Nuestra guía principal serán los carteles de colores y nuestra propia orientación. El juego da bastante libertad a la hora de explorar las locaciones, principalmente en los primeros capítulos. A la mitad de la historia las locaciones se verán más acotadas. También tenemos una linterna a nuestra disposición.

La exploración puede volvernos loco al principio. Perdemos bastante tiempo dando vueltas hasta encontrar una colina o cuando nos adentramos en las profundidas de cuevas o catacumbas. Sin lugar a dudas, nuevamente el realismo es parte de este concepto y se agradece que sea así.

La acción es nivelada. No podemos atacar a las criaturas pero si podemos escaparnos o utilizar una estaca que golpeamos contra el piso para aturdirlos momentáneamente. Esta nos abrirá paso en las áreas donde no podemos acceder. Tiene un tiempo de recarga y utilización.

Hay algunas escenas donde tendremos que correr para no morir por el ataque de la “naturaleza”, esquivando cascotes y fierros que caen del cielo y la tierra. Narrativamente suman, pero muchas veces nos agarran desorientados y no sabemos a donde tenemos que ir. Por suerte el juego tiene un sistema de salvado automático.

Yendo a los puzles, algunos son más sencillos que otros. Encontrar el código de acceso a una puerta es más complicado de lo que parece. Otras veces se apoyan en encontrar objetos para craftear algo que necesitamos. Porque también contamos con un banco de herramientas y un botiquín para elaborar pociones.

Tenemos un cinturón de herramientas que da todavía más lógica al juego. Si necesitamos una escalera la armamos con clavos y maderas. O abrir un panel con un destornillador, o desgarrar una tela con un cuchillo.

Finalmente, las pociones sirven para varias cosas. Para crearlas recolectamos las flores silvestres de la zona. Tenemos que cortarlas para separar sus elementos. Utilizar un mortero si es necesario y una olla para cocinar. Cada poción tiene una receta que tenemos que seguir al pie de la letra. Y tampoco podemos tener flores infinitas.

Los efectos de las pociones pueden variar. Algunas son permanentes como agudizar el olfato para encontrar flores y otras por tiempo limitado como no marearnos en algunos puentes, revelar pistas y huellas del pasado o curarnos de la corrupción que nubla nuestra visión.

Someday You’ll Return no es un survival horror, aunque tiene elementos de terror. Todas las criaturas tienen una relación con las ramas del bosque. Los niños que corren por las alturas gritan desesperados cuando nos ven y nos atacan como si fueran arañas. Hay otros colgados que nos atacan si pasamos cerca, otros que parecen manos que nos impiden el camino en el suelo o en las paredes. Y finalmente la “bestia” que deambula en los bunkers. Estos momentos de poca luz y que no sabemos por donde aparecerá el enemigo son los que nos infunden más pánico.

Una pesadilla realista

Como mencionamos previamente el título esta inspirado en varias locaciones reales. El motor gráfico de Unreal Engine 4 refuerza varias de las estructuras visuales del bosque, las cuevas y edificios. Aunque cuando acercamos nuestra vista algunos detalles están menos pulidos que otros. Pero hay un gran trabajo en la iluminación, las sombras y los efectos del fuego sobre el agua.

Los rostros tampoco son el mejor de los trabajos y quedan muy desiguales frente al elaborado entorno.

Finalmente hay muy poca música en el juego, salvo en algunos momentos que tenemos que actuar rápido o terminamos uno de los capítulos. El resto del tiempo se refleja el silencio de la naturaleza, el sonido del viento. Esto también nos pone más nerviosos cuando escuchamos algún ruido cercano de las criaturas.

Conclusión

Someday You’ll Return a simple vista le debe mucho a la estructura narrativa de Silent Hill. La idea de soñar despierto. Pero el misterio que rodea a Daniel y Stela es más cercano a lo mundano que a lo sobrenatural.

Visualmente es impecable, salvo por algunos detalles y las formas de ciertos rostros. Jugarlo con auriculares refuerza todavía más la sensación de estar solos y perdidos en un bosque. Ni hablar cuando nos adentramos en edificios donde un simple paso en falso puede ser nuestro fin.

Luciano Mezher

Crítico de Cine y fundador de la revista digital visiondelcine.com. Amante de los videojuegos desde la family en la cuna hasta una PC Gamer en el living. Sigo con esperanzas de ver Half-Life 3.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s