Review Mr. Driller DrillLand: remasterización de un clásico


Mr. Driller es una saga japonesa de juegos creada por Namco. Como celebración de sus 20 años, la compañía decidió traer al occidente Mr. Driller DirllLand, una remasterización del clásico juego lanzado en el 2002.

Esta quinta entrega de la serie llega a PC y a Nintendo Switch con gráficos mejorados, cinemáticas en HD y cambios en su jugabilidad.

El Disneyland de los bloques

La historia nos transporta a DrillLand, el primer parque de atracciones construido a más de 500 metros de profundidad. Los protagonistas de esta saga son Susumu Hori, Anna Hottenmaier, Ataru Hori, Taizou Hori, Horinger Z y Puchi.  Este pequeño grupo –que incluye un robot y un perro–, se adentrará en las distintas atracciones del parque con el objetivo de llegar al final de cada una de ellas.

La realidad es que la historia del juego no tiene un gran peso sobre el desarrollo de este, simplemente funciona como puntapié para adentrarnos dentro de esta aventura.

Sin embargo, para quienes deseen conocer más sobre el parque, sus atracciones y demás, contarán con la posibilidad de ahondar en ello a través de una biblioteca y de un cine (ambos ubicados dentro del parque), donde se nos proveerá bastante información general sobre este mundo.

A excavar se ha dicho

Mr. Driller DrillLand es un juego de puzles 2D donde simplemente nos debemos enfocar en excavar y excavar, rompiendo bloques de colores, para así intentar llegar al final del lugar (atracción) donde nos encontremos. En los aspectos más básicos, no se diferencia de la decena de juegos ya vistos de este estilo.

Para comenzar, podremos seleccionar entre dos opciones para jugar: Principiante, para aquellos con menos experiencia; y Clásico, para quienes cuentan con más arcades en su haber. Una vez dentro de DrillLand tendremos cinco atracciones para jugar. Cada una de ellas está compuesta por tres niveles (que se van desbloqueando a medida que ganemos) y un modo sin fin, por así decirlo. La dificultad, como es de esperar, va a modo creciente.

Si bien en todas las atracciones debemos enfocarnos en excavar, romper los bloques y llegar hasta el final, cada una de ellas logra diferenciarse casi por completo entre sí. En El agujero de Druaga nos adentraremos a un laberinto en el cual debemos conseguir una llave y enfrentarnos a un jefe final –esto teniendo en cuenta que cada vez que se cava se pierde un punto de vitalidad–. En La casa del Terror debemos enfrentarnos a fantasmas y, en medio, conseguir Drystals para poder ir descendiendo. Aventuras de Drindy nos invita a conseguir 20 estatuas doradas antes de llegar a los 500 metros. Gira Mundial Barrenera y Excavador Estelar son un poco más similares entre sí: sencillamente tendremos que excavar 500 metros, siempre pendientes de que no se nos acabe el aire.

Cada personaje humano está a cargo de protagonizar una determinada atracción. Sólo en una de ellas podremos seleccionar un personaje a gusto. Es ahí donde descubrimos que cada personaje cuenta con una característica especial, siendo Horinger-Z y Puchi los recomendados para los recién llegados, ya que el primero puede sobrevivir una vez a ser aplastado y el segundo puede saltar dos bloques a la vez.

Además de las atracciones, contaremos con una suerte de feria con puestos. En uno de ellos podremos comprar ayudas para hacer más amenos los niveles.

Mr. Driller DrillLand cuenta además con dos modalidades de juego cooperativo/competitivo, para jugar entre 2-4 amigos a pantalla dividida. En el Modo Carrera competiremos por llegar más rápido a los 500 metros de profundidad, y en el Modo Batalla lucharemos por conseguir tres medallas antes que nuestros rivales. 

Azúcar, flores y muchos colores

Su apartado gráfico es bastante sencillo a simple vista, pero el estilo de los dibujos y la diversidad de colores hace que resulte muy atractivo. En este punto, cada atracción también logra diferenciarse entre sí. Los escenarios no resultan reiterativos pese a tener la misma base (bloque y bloques para destruir). Las cinemáticas que aparecen al principio y al final de cada una de las atracciones no sólo son simpáticas y bellas, sino que aportan dinamismo a una historia en la que no se ahonda demasiado.

El aspecto sonoro nos sumerge de lleno en un mundo de arcade y animé. Cada momento del juego cuenta con su propia canción. En ningún momento resultan molestas o reiterativas, sino por el contrario: se complementan casi a la perfección con lo que se ve en pantalla. Las voces de los personajes son entretenidas y hacen más agradable la experiencia.

Conclusión

Antes que nada, hay que tener en cuenta un pequeño (gran) detalle: Mr. Driller DrillLand tiene en Argentina un costo de 1700 pesos. Si consideramos que el modo campaña tiene una duración aproximada de 2-3 horas, es un precio realmente elevado para lo poco que ofrece en términos generales.

Dejando de lado este punto, Mr. Driller DrillLand es un juego entretenido, que ofrece una vuelta de tuerca para lo que un puzle de romper bloques de colores respecta.

Yaki Nozdrin

Periodista y crítica de cine. Aficionada de los videojuegos. Siempre del lado Riquelme de la vida. Podría ver los capítulos de Friends en un bucle infinito y no aburrirme nunca. PD: El Centro de Desarrollo desearía recordarle que el cubo de compañía no puede hablar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s