Summer in Mara Review: de la casa de la abuela al mercado de aventuras y valores


Summer in Mara es el nuevo juego de Chibig Studio (Deiland, Ankora) que mezcla exploración y cultivo de plantas; con una historia tierna pero con momentos repetitiva.

Summer in Mara ya esta disponible en Steam, Xbox One, Nintendo Switch y PS4.

Las palabras de la Abuela

La historia de Summer in Mara nos pone en la piel de Koa, una huérfana humana que llega a una isla y es adoptada la yaya. Allí a pesar de que la joven niña quiere explorar el vasto mundo, su querida abuela le enseña los valores de la cosecha y de recibir y devolver todo lo que tomamos de la naturaleza. Claro que la felicidad de Koa dura poco, al tiempo de aprender las mecánicas básicas del juego nuestra querida abuela fallece y nos deja a cargo la granja y la isla.

Este prospero emprendimiento no es tan fácil de llevar y los años pasan mientras que tenemos la misión de reconstruir nuestro hogar. Con la llegada de un misterioso personaje empezamos a arreglar el barco y nos ponemos en marcha para conocer el resto de las islas.

Hoy por ti mañana por mi

Como mencionamos previamente el juego tiene dos mecánicas vigentes. En primer lugar, la cosecha y cultivo de alimentos y animales de granja. Y por el otro, la tarea de hacer mandados de un lado a otro. A veces se complementan y otras veces no.

A scene from Summer in Mara.

La cosecha es el punto fuerte de la jugabilidad, principalmente por la amabilidad que se presenta. Recogemos semillas y frutos en diferentes lugares del mapa y los plantamos. Los regamos cada día o esperamos a que llueva. También todo lo que se quita de la naturaleza hay que devolverlo. Y cuando quitamos frutos nos ponemos en plan de plantar un nuevo árbol. Un lindo mensaje sobre una manera de mantener el equilibrio de la vida.

Las cosechas nos sirven principalmente para hacer recetas de comida para nuestro propio uso o para darle a otros. También tendremos que darle una ofrenda a los dioses para dejarlos contentos y que bendigan la tierra.

También tenemos que recolectar minerales y talar arboles para construir pozos de agua, mejorar herramientas o nuestro barco.

El tiempo pasa del día a la noche y el cansancio llega a la protagonista que cae rendida al piso. También podemos irnos a dormir. Esto acelera el proceso y también crea un poco de “trampa” cuando queremos ver como crecen nuestros cultivos y no tenemos paciencia.

Este pequeño emprendimiento de cosechar y hacer crecer nuestra isla, toma un giro de 180 grados cuando salimos por primera vez en nuestra embarcación.

En nuestra aventura Koa ira conociendo otros personajes como el pirata Litio, la herrera Akaji o nuestro simpático compañero Onzo. Estos y otros personajes nos darán recados para hacer. La mayoría significan ir de un punto del mapa a otro para recoger algo, hacer una comida o conseguir un producto. Las extensiones de estos puntos son largas y al no tener un mapa muy bien detallado, más de una vez tendremos que usar la memoria para saber a donde vamos.

El problema también radica que las cosas para hacer en las locaciones son limitadas, salvo las misiones y la parte de farming en nuestra isla. E ir de un lado a otro puede volverse repetitivo. Solo se mantiene gracias a sus entornos y personajes.

La ternura hecha en colores

El punto fuerte de Summer in Mara es sin lugar a dudas su aspecto visual, sonoro y banda sonora. Desde el primer segundo la simple pero bien construida historia se apoya mucho en lo visual. Hay mucha tonalidad cálida en cada uno de los colores: desde los trazos cuidados de sus personajes, pasando por las profundidades del mar y el tono oscuro y brillante de las estrellas en el cielo.

También los dibujos en los diálogos tienen mucha simpatía y se diferencian bastante del apartado gráfico en 3D del juego.

Finalmente, la música tiene un trabajo de otro nivel. Una gran variedad de compaces que le meten ritmo a los momentos más veloces de la aventura y también a aquellos que son más tranquilos y apreciamos el lugar.

REQUISITOS DEL SISTEMA
MÍNIMO:
SO: Windows 7 – Procesador: Intel Celeron G1820 / AMD Athlon II X3 455 – Memoria: 4 GB de RAM
Gráficos: NVIDIA GeForce GT 430/ AMD Radeon R5 240 – DirectX: Versión 11- Almacenamiento: 2 GB de espacio disponible
RECOMENDADO:
SO: Windows 7 – Procesador: Intel Core i5 – Memoria: 4 GB de RAM – Gráficos: NVIDIA GeForce GTX 660 / AMD Radeon HD 7850 – DirectX: Versión 11- Almacenamiento: 2 GB de espacio disponible

Conclusión

Summer in Mara tiene mucho desarrollo en el mundo que quiere construir, aunque sus mecánicas son bastante simples y muchas se vuelven repetitivas, lo cual termina siendo una lastima frente a una historia que nos emociona desde el primer momento y un apartado visual y sonoro que nos permite más de una increíble captura.

Luciano Mezher

Crítico de Cine y fundador de la revista digital visiondelcine.com. Amante de los videojuegos desde la family en la cuna hasta una PC Gamer en el living. Sigo con esperanzas de ver Half-Life 3.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s