Per Aspera Review: colonizando marte, intento numero 1000


¡Buena gente como les va! Hoy les traigo Per Aspera, de la desarrolladora argentina Tlön Industries es un juego de management desarrollado en suelo de marte, muy de moda por esta época, ¡pero quédense que ahí les cuento que tal!.

Per Aspera actualmente se encuentra en Steam a 329.99$ argentinos

La historia se repite

El juego nos personifica como una inteligencia artificial superavanzada en un futuro donde la humanidad ya ha intentado, en vano, conquistar el precioso suelo marciano, la idea es que una IA avanzada que tenga independencia y capacidad de razonamiento puede ser más eficiente al momento de gestionar una colonia en un terreno tan hostil como lo es el de marte.

El personaje al cual representamos es una IA con capacidad de razonamiento, cada tanto tiene reflexiones y podemos elegir opciones que determinaran su carácter.

Como llegar de A a B de forma eficiente

Se podría decir que el gameplay se resume a eso, armar rutas eficientes entre los diferentes edificios de tal forma que todo funcione como un reloj, pero no es tan fácil como suena.

 El juego tiene un comienzo estilo tutorial donde nos van indicando las mecánicas básicas del juego y para qué sirve cada cosa, solo tenemos una mina de recursos y con ese recurso solo hacemos un producto, obviamente cada vez que completamos las misiones que nos va dando el doctor Foster, presuntamente quien nos creó, desde la tierra, se van desbloqueando más estructuras y recursos que minar, por lo cual las cosas se pueden poner bien complicadas rápidamente.

El doctor Foster, chequeando si esta todo en orden, tiene un tono de voz un tanto sospechoso…

Y complicadas se ponen, ya que si bien en las primeras horas vamos destrabando recursos y empezamos a traer colonos al planeta empiezan los problemas de infraestructura, en el sentido de que se necesitan más drones (robots constructores) y más edificios, el problema con esto es que cada edificio se genera con una ruta predeterminada, por lo cual nosotros no podemos poner caminos y muchas veces se genera una maraña de caminos que van y vienen al mismo sitio, se imaginan que esto, luego de un par horas de partida y casi 200 edificios construidos, se puede volver auténticamente frustrante.

Con menos de 20 edificios, ya se puede entrever la maraña de caminos

Dado que el objetivo es terraformar marte para poder albergar vida, cuando llegan los primeros colonos desbloqueamos la pantalla de investigación, que nos permitirá hacer una cantidad de cosas, entre ellas terraformar ciertos aspectos de marte, cultivar fauna y flora y hasta hacer ascensores espaciales.

Los distintos arboles de investigación, a medida que avancemos podremos terraformar cada vez más el suelo marciano

Gráficamente llamativo

Si bien el fuerte de Per Aspera es su gestión y sobre todo su narrativa, el apartado grafico es súper curioso, y me gana en los pequeños detalles, como que el suelo está marcado como si miráramos un mapa de marte, y los edificios con una estética semi realista, simplemente encaja con el estilo de juego

Pequeños detalles como que los edificios tienen construcción por debajo hacen a la atmosfera del juego mucho más atrapante

REQUISITOS DEL SISTEMA
MÍNIMO: Requiere un procesador y un sistema operativo de 64 bits – SO: Windows 10 – Procesador: Intel Core i5-7400 / AMD Ryzen 3 1200 – Memoria: 8 GB de RAM – Gráficos: NVIDIA GeForce GTX 1050ti / AMD Radeon RX 570
DirectX: Versión 11 – Almacenamiento: 10 GB de espacio disponible – Tarjeta de sonido: DirectX Compatible Sound Card

RECOMENDADO: Requiere un procesador y un sistema operativo de 64 bits – SO: Windows 10 – Procesador: Intel Core i7-8700 / AMD Ryzen 5 3600 – Memoria: 16 GB de RAM – Gráficos: NVIDIA GeForce GTX 1070 / AMD Radeon RX Vega 56 – DirectX: Versión 11 – Almacenamiento: 10 GB de espacio disponible – Tarjeta de sonido: DirectX Compatible Sound Card

Conclusión

A pesar de que el apartado grafico me parece excelente y que la narrativa te mantiene atrapado, Per Aspera tiene serios problemas, sobre todo en el endgame, los drones no hacen bien la priorización de recursos (hay muchas quejas respecto a esto) por lo cual una colonia se puede venir abajo por un camino cortado, dado que los drones entran en un rulo infinito de llevar recursos a lugares donde no deberían y no priorizan, por ejemplo, la reconstrucción de caminos.

A esto sumado que no podemos construir nosotros mismos las rutas, y el tamaño que debe tomar la colonia eventualmente, se genera una situación en la que cada vez tenemos que esperar más y más para que se realicen las cosas, en su estado actual no puedo recomendarlo hasta que se arreglen estos puntos clave.

Nicolas Colchon01

Analista de sistemas de una corporación malvada (?), gamer de la cuna hasta el cajón, The Office es la mejor serie que existe, no podes hacerme cambiar de opinon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s