Chicken Police Review: pollos detectives en una historia noir de click and point

El pasado 5 de noviembre salió a la venta Chicken Police, una aventura narrativa desarrollada por la compañía The Wild Gentlemen. Se trata de un click and point que nos pondrá en la piel de un detective gallo-humano que debe resolver un último caso antes de su tan esperada jubilación. 

Chicken Police se encuentra disponible para PC, PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch.

Hay un poco de historia en tu cliché

Chicken Police nos pone en la piel de Sonny Featherland un detective que está a tan sólo 121 días de jubilarse. Como en cualquier historia que involucre a un policía a punto de retirarse, nuestro protagonista recibe un caso inesperado al cual, obviamente, no puede negarse. Cabe recalcar que los tópicos del Chicken Police no sólo están en el hecho del último caso, sino también en la construcción del personaje: malhumorado, medio alcohólico y, claramente, depresivo.

El caso en sí nos ubica en una ciudad ambientada en Los Ángeles en la década de los 40. Una tímida mujer se acerca a las oficinas de Sonny para pedirle una pequeña ayuda: investigar las amenazas que recibe su jefa, Natasha Catzenko, una felina seductora, digna de ser catalogada como femme fatale, que está en pareja con el gánster del barrio.

Durante nuestra aventura estaremos acompañados por Marty MacChicken, un detective con el que supo ser “culo y calzón” en el pasado, hasta que una pelea casi mortal los llevó a no dirigirse las palabras durante casi una década. Obligados a dejar el dichos acontecimientos atrás, las exsuperestrellas (así eran consideradas) se embarcan en este nuevo y particular caso, que los llevará a extraños y oscuros lugares.

Más allá del clásico click and point

Práctica de tiro en donde podremos pasar el rato. 

El juego es una clásica aventura narrativa que promueve, claramente, el tradicional click and point. Es decir, básicamente tendremos que estar atentos a cada detalle de nuestro alrededor para interactuar con los objetos que sean posibles. Más allá de lo clásico en estos títulos, Chicken Police agrega mecánicas que hacen que la experiencia sea más entretenida e interesante.

El peso está puesto principalmente en la interacción que tendremos con los otros personajes. Primero, debemos ganarnos la confianza de ellos. Una vez que lo consigamos, se desbloqueará la opción de preguntar. En esta instancia podremos hacer una serie de preguntas específicas sobre lo que hemos conversado.

Por ejemplo, como buenos detectives debemos entrevistar a los personajes con los que nos topemos. Para ello, primero debemos tener largas conversaciones, muchas veces insignificantes. Luego de esta lista de preguntas, en algunos casos, podremos hace un interrogatorio. El resultado de los interrogatorios (es decir las respuestas que logremos en torno al caso) dependerán pura y exclusivamente de que también nos desempeñemos como detectives. Una paso en falso (una pregunta mal realizada) significará alejarnos más de la respuesta que tanto necesitemos.

Para poder seguir el caso de una manera más ordenada, contaremos con un cuaderno en el cual podremos releer los puntos clave del acontecimiento, el perfil de los personajes claves en la historia y los lugares a los que hayamos accedido. Chicken Police cuenta con decenas de lugares, los cuales se irán desbloqueando poco a poco a medida que hayamos avanzado en la historia.

Una extraña experiencia cinematográfica

Ser un buen detective no es tan fácil como parece. 

Chicken Police es esa clase de juegos que no pasa en absoluto inadvertido a los ojos. Estamos hablando de un título en el cual los personajes son una extraña combinación de animales humanos. El despliegue visual resulta un tanto extraño al principio, pero una vez que la vista se acostumbre es completamente impactante e imponente (en el buen sentido).

El juego claramente está hecho en tonos blanco y negro (aunque hay objetos que resaltan en colores fuertes, como el rojo y el amarillo). La profundidad de campo permanece presente hasta que nos topamos con las escenas de acción o diálogo.

El trabajo de los actores de voz también es un punto para destacar. Sus tonos son correctos y verosímiles. Pese a tener personaje que muchas veces, en su construcción, resultan exagerados o poco creíbles, las voces que los representan logran calmar las aguas y ayudar a involucrarnos en la historia y lo que no están diciendo los humanos-animales.

REQUISITOS DEL SISTEMA
MÍNIMO: Requiere un procesador y un sistema operativo de 64 bits – SO: Windows 10 64-bit – Procesador: Dual Core CPU – 2.6ghz – Memoria: 4 GB de RAM – Gráficos: 1GB VRAM: Intel HD 3000 GPU / AMD HD 5450 / Nvidia 9400 GT – Almacenamiento: 4600 MB de espacio disponible.

Conclusión

Chicken Police logra ser más que una simple aventura narrativa con el tradicional click and point. Sus mecánicas a la hora de interactuar con los otros personajes, nos lleva inmediatamente a un juego de detectives.

La historia, por su parte, termina cayendo en demasiados lugares comunes tan típicos de esta clase de novelas. Ni los personajes ni el caso en sí logran salvarse de los tópicos, que a la larga, terminan quitándole un poco de atractivo a la experiencia.

En cuando a los gráficos/sonidos, Chicken Police resulta completamente impactante. Su apartado visual es tan bello como extraño, imposible que pase inadvertido. Además, hay un gran trabajo por parte de los actores de voz.

Yaki Nozdrin

Periodista y crítica de cine. Aficionada de los videojuegos. Siempre del lado Riquelme de la vida. Podría ver los capítulos de Friends en un bucle infinito y no aburrirme nunca. PD: El Centro de Desarrollo desearía recordarle que el cubo de compañía no puede hablar.

Deja un comentario