Dying Light 2: Stay Human Review PC: me estaría faltando el aire

1241

La formula parkour y zombies vuelve con Dying Light 2: Stay Human. La segunda parte del juego del 2015 creado por Techland, viene con algunos tropiezos pero la misma intensidad.

Dying Light 2: Stay Human esta disponible para PC, Xbox One, Xbox Series X/S, PS4 y PS5.

Como ya habrán leído en varios lados, el juego que nos llego a los periodistas venía con algunos errores o bugs. Audios desincronizados, pantallas de carga muy largas en ciertos momentos y otros problemas similares. Techland ya sacó un parche para su Día 1 lo que significa que muchos de estos errores quizás ya hayan sido corregidos.

Es cuestión de tiempo

La historia se ubica varios años después del brote zombie y la plaga ya ha llegado a todos los humanos. Al mejor estilo «The Walking Dead», todos estamos infectados. Y si pasamos mucho tiempo en la oscuridad o no nos administramos un suplemento, podemos llegar a transformarnos.

El juego nos pone en la piel de Aiden, un peregrino que viene de las Tierras Baldias y llega a la ciudad de Villedor con la misión de encontrar a su hermana Mia. Ambos fueron parte de un grupo de niños en los cuales experimentaba un tal Doctor Waltz.

Claro que la búsqueda de Mia es la historia principal que mueve a nuestro protagonista pero el conflicto general es la toma de control por parte de las facciones; y a medida que optamos por una u otra se nos irán abriendo las puertas para continuar con nuestro camino.

La historia principal es medio simple y tampoco me sentí tan identificado con Aiden como si me paso con Kyle Crane (el del primer juego). Pero entre tantas misiones secundarias, hay algunas ilógicas y otras muy interesantes que nos llevan de acá para allá.

Corre, Aiden, corre

Sin lugar a dudas, el fuerte de Dying Light 2: Stay Human son sus combates, persecuciones y la acción general. Claro que el primer juego tenía el beneficio de la novedad, todo acá vuelve igual o mejorado. Y se suman algunas cositas.

Una vez que estamos en la ciudad tenemos la libertad de recorrer todos los edificios, escalando y saltando con mucha paciencia de no quedarnos sin resistencia. Caer de lugares altos es sinónimo de perder mucha vida y peor es hacerlo de noche cuando somos más vulnerables a los ataques zombies.

El paso del día a la noche es la piedra fundamental del juego. Aunque me gustaba más que en el primer título había muy pocas misiones de noche y que aventurarse en la oscuridad era mucho más desafiante. En esta segunda parte casi desde un principio hay misiones nocturnas. Esto es bueno y malo. No hay tanta tensión pero la variedad es mayor.

A medida que avanzamos en las misiones secundarias y la principal vamos obteniendo experiencia para gastar puntos de combate o de parkour. Esto destraba varias de las habilidades del juego como deslizarnos, hacer wall-run o darle un golpe fuerte a un enemigo.

A la par, Aiden cuenta con una llave especial para abrir ciertos mecanismos que nos dan otros puntos para mejorar nuestra vida o resistencia.

Como mencione antes, hay misiones de día y otras de noche. La mayoría de los edificios estan repletos de zombies durante el día en un estado de alerta; si nos acercamos mucho se despiertan todos. Por eso, es mejor ir de noche. Aunque esto no impide que entremos como ninjas, tacklemos en silencio un par de zombies y listo.

A la variedad de las criaturas, también hay que tener cuidado con los enemigos humanos. Cubrirse y atacar sigue siendo igual al primer juego.

Con respecto al crafteo, sigue también las mismas normas que el primer juego. Recolectamos partes para crear armas, conseguir monedas para comprar cosas vestimentas o planos para mejoras especiales como efectos de fuego, veneno o electricidad.

El cambio principal sucede a la noche, como estamos infectados y no podemos estar mucho tiempo fuera de las zonas seguras. Contamos con un reloj que nos da el tiempo que tenemos para transformarnos. Para evitar esto contamos con unos sueros especiales que nos dan un poco más de tiempo. Si se van adentrar a fondo a los edificios de noche es fundamental tener varios a mano.

La toma de decisiones es otro factor que implicaba muchas promesas por parte de Techland. Aunque por ahora, no se cuanto finales tiene el juego disponible; hay algunos cambios sutiles a la hora de elegir uno u otro bando. Si vamos con los sobrevivientes tenemos mejoras en la movilidad y si elegimos a los Peacekeepers va a ver mejoras en el combate. Estos cambios estan indicados con colores en el mapa general. Aunque no hay una gran progresión entre tu personaje y los NPCs que muchas veces te saludan como si te vieran por primera vez (esto comparándolo con juegos como los Far Cry donde nuestras acciones inspiran mucho a la IA tanto aliada como enemiga).

Entre claros y oscuros

El atraso de Dying Light 2 hasta el 2022 lo colocó en una linea tambaleante en lo que respecta a gráficos. Ya que nos encontramos con un título de una generación pasada. En el caso de PC el esfuerzo esta puesto en las mecánicas de luces y sombras. El juego aprovecha muy bien esto especialmente en los momentos de atardeceres o algunas zonas cerradas. Pero el diseño de los personajes y el entorno general tiene como una definición opaca, como si se esforzara por ser lúgubre cuando estamos a plena luz del dia.

Los efectos de sonido no tienen grandes cambios del juego original; siguen siendo geniales y los gritos de noche dan vida a un mundo que a veces parece estar solo habitado por zombies. La música es escasa y aparece en los momentos clave de la historia principal o cuando somos detectados y tenemos que correr por nuestra vida.

Requisitos del Sistema

MÍNIMO: Requiere un procesador y un sistema operativo de 64 bits – SO: Windows® 7 – Procesador: Intel Core i3-9100 / AMD Ryzen 3 2300X – Memoria: 8 GB de RAM – Gráficos: NVIDIA® GeForce® GTX 1050 Ti / AMD Radeon™ RX 560 (4GB VRAM) – Almacenamiento: 60 GB de espacio disponible

RECOMENDADO: Requiere un procesador y un sistema operativo de 64 bits – SO: Windows® 10 – Procesador: AMD / Intel CPU running at 3.6 GHz or higher: AMD Ryzen 5 3600X or Intel i5-8600K or newer – Memoria: 16 GB de RAM – Gráficos: NVIDIA® GeForce RTX™ 2060 6GB or AMD RX Vega 56 8GB or newer – Almacenamiento: 60 GB de espacio disponible

Dying Light 2 Stay Human

  • Historia6
  • Jugabilidad8
  • Innovación5
  • Gráficos7
  • Música y Sonido8
  • 6.8

    Score

    A Dying Light 2 Stay Human le faltaron novedades. Todo lo que hace es interesante, pero muchas de sus mecánicas ya estaban en la primera parte. Prometía una gran variedad de soluciones para completar una misión pero el resultado final no es exactamente ese. Entretiene pero no logra el mismo impacto que el original.
User Rating: 0 ( 0Votes )


Critico de Cine y fundador de la revista digital visiondelcine.com. Amante de los videojuegos desde la family en la cuna hasta una PC Gamer en el living. Sigo con esperanzas de ver Half-Life 3. ñ


2 thoughts on “Dying Light 2: Stay Human Review PC: me estaría faltando el aire

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: