Nongünz Doppelgänger Review: Una bocanada de aire fresco entre la oleada de Rogue-Like

258

En los últimos años hubo dos cosas que marcaron su huella de manera estrepitosa, los videojuegos Indie y los caóticos Rogue Games. En lo personal, estaba más entusiasmado por lo primero, ya que siempre amé la sensación de encontrarme con algún diamante en bruto entre las desarrolladoras “poco” conocidas.

Todavía recuerdo la sensación abrumadora que me empapaba cuando la gente me pasaba miles de recomendaciones de entregas que combinaban estas dos claras características. Cuando me decidí a probar un Rogue recuerdo lo molesto que me sentía al perder todo avance, volver a empezar de cero y no sentir que este tipo de videojuegos me ayudara a mejorar como jugador, no en lo personal al menos.

Con el tiempo fui comprendiéndolos y queriéndolos; hoy este recorrido me llevo a esta entrega.

Nongünz

Desarrollado por Brainwash Gang, Nongünz Doppelgänger se suma al placaje inminente de los Rogue-Like contemporáneos siendo un remake de su antecesor de 2017, pero no sin antes patearte el tablero. Hizo su aparición en PS4 el 5 de mayo, pero también lo encontramos en PC, Xbox y Nintendo Switch.

No Pain, No Gain

No mucho puedo contar sobre la nihilista historia de Nongünz. Así que pasemos a la página siguiente, la dinámica.

Creo que es la primera vez en mí vida en donde dedico tanto tiempo en como aprender a manejarme en un videojuego, Nongünz rompió con todos mis esquemas. Tal vez para mucho parezca exagerado, pero el sabor amargo del inicio aún no me lo saco del paladar.

Nongünz

Como bien relate al principio, la palabra nihilista es la precursora de todo lo que brota de este videojuego. Muy pocas cosas tienen un contexto, desde la “no historia”, la escaza explicación de dinámicas, entre miles de cosas más que podrían abrumar hasta al más paciente ser humano.

Al ser un videojuego en 2D la movilidad es limitada, con lo cual la dificultad, de lo que ya supone ser un Rogue-Like, escala estrepitosamente desde el momento cero.

Básicamente debemos de ingresar a diferentes mazmorras y ganas dinero, el cual utilizaremos para comprar objetos que nos ayudaran en la aventura. Hasta acá todo normal. Ahora, en Nongünz se suma un sistema de cartas, las cuales sirven tanto de power ups como de regeneración de vida, así que deberemos de ser muy metódicos con cada paso que demos en cada uno de los niveles.

Nongünz
Cada apertura de un cofre nos quitara vida a cambio de una carta, la estrategia nuclear está en crear una build y no morir en el intento, literalmente

Y por si esto no supone un tropiezo a la introducción de la aventura, los disparos de nuestras armas también serán bidimensionales. Puede que en un principio sea un detalle menor, pero créanme que en una mazmorra repleta de enemigos la cosa se pone pesada.

Apartado creativo en su máxima expresión

No puedo negar que a la vista Nongünz no sobresale entre la enorme biblioteca de PS4, pero si hay algo que puedo ver es la dedicación al detalle creativo.

Nongünz

El pixelart es uno de los más cuidados que pude llegar a observar en videojuegos de este estilo, más allá de que es simple, es el mejor ejemplo de que MENOS es MAS. Por otro lado, su apartado sonoro también sobresale, suma a esta experiencia confusa y oscura de la entrega.

+ posts

Mi primer juego fue el Commander Keen, con eso ya saben mi edad. Entrenador Pokémon, y si me queda tiempo, trabajo un poco. Friends y Daft Punk en loop como modo de vida.

Conclusión

  • Jugabilidad8
  • Innovación9
  • Gráficos7
  • Música y Sonido9
  • 8.3

    Score

    Puedo asegurar que no es una entrega para cualquiera. Rompe muchos esquemas simultáneamente y de manera algo agresiva. Para jugadores como yo, a veces, es necesario un tiempo de acostumbramiento o un poco de introducción. No obstante, la belleza está justamente ahí, al menos a mí parecer no hay una entrega que ofrezca lo mismo, Nongünz te va a patear el tablero tan fuerte que lo vas a detestar al mismo tiempo que oprimes el botón de replay.
User Rating: 0 ( 0Votes )


Mi primer juego fue el Commander Keen, con eso ya saben mi edad. Entrenador Pokémon, y si me queda tiempo, trabajo un poco. Friends y Daft Punk en loop como modo de vida.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: