Somerville Análisis: Villa de sombras

603

Anunciado en el año 2017, la desarrolladora indie Jumpship lanzó por fin Somerville, un título de aventura con el pedigree de Inside y Limbo, dos grandes exponentes del género. Lamentablemente no alcanza el nivel de calidad de sus “predecesores” y me dejó con una sensación de indiferencia.

Somerville esta disponible para PC, Xbox One y Xbox Series X/S.

Extraterrestres, siempre extraterrestres

Cuando se requiere una cierta conexión emocional entre los personajes y nosotros, para que los momentos emotivos tengan algo de impacto, no hay nada de que agarrarse.

El comienzo de los acontecimientos nos muestra a una familia viviendo los momentos previos y los primeros minutos de una invasión extraterrestre. El padre, luego de entrar en contacto con un moribundo miembro de la resistencia humana, cae desmayado, y al despertar se da cuenta que su hijo y su mujer han desaparecido (por lo menos el perro se quedó a acompañarlo). Además nuestro personaje obtiene un misterioso poder que emana de su brazo y que será esencial para resolver los puzles que nos vamos a encontrar.

El planteo es efectivo, algo simple quizás, pero sufre un poco por la total ausencia de texto o voces durante todo la historia. Esto no es necesariamente anormal, y es una limitación que puede engendrar muchas buenas ideas. El tema es que en este caso, cuando se requiere una cierta conexión emocional entre los personajes y nosotros, para que los momentos emotivos tengan algo de impacto, no hay nada de que agarrarse. No sabemos nombres, gustos, que tipo de relación tienen, nada. Terminan siendo pixeles coloreados. No es necesario que este tipo de información aparezca literalmente escrita en notas esparcidas por los niveles, como es común en la lógica de los videojuegos, pero sí creo que faltaron escenas, mudas al fin, que me permitieran empatizar un poco con nuestro héroe y con el drama familiar que se intenta contar.

Estos puzles nunca varían demasiado y son olvidables en su mayoría. Tan olvidables que para el tramo final desaparecen completamente.

La jugabilidad por su parte deja muchísimo que desear. Controlamos a nuestro personaje en un ambiente semi 3D, que creo que no está bien logrado. En general sí, nos movemos en un plano horizontal, a veces vertical, pero en ocasiones podemos invadir espacios de profundidad. El problema está en que muchas veces la perspectiva es confusa y no nos queda claro si el camino que estamos tomando o el ángulo en el que nos acercamos a algún objeto es el correcto, lo que genera que nos atasquemos.

Además los momentos en los que nos podemos mover en tres dimensiones son arbitrarios; a veces podemos rodear un obstáculo sin problema, otras veces simplemente no tenemos esa posibilidad porque el juego lo decide.

Además de caminar (o trotar/correr, también solo cuando el juego lo decide), escalar alguna que otra roca y nadar, nos encontramos con los puzles característicos del género. Tenemos dos tipos: uno, podemos agarrar o empujar ciertos objetos (marcados con el color amarillo); dos, manipulamos un extraño elemento alienígeno con el poder recibido al inicio del juego.  Con él podemos licuar este elemento siempre y cuando lo activemos al mismo tiempo que interactuamos con luz o electricidad. Así de poco vamos deshaciendo ciertos obstáculos. Más adelante conseguimos el poder inverso y podemos solidificar dicho elemento como para generar puentes o bloquear ataques del ambiente. Estos puzles nunca varían demasiado y son olvidables en su mayoría. Tan olvidables que para el tramo final desaparecen completamente. Una pena porque se nota cierto potencial en la combinación de efectos, pero acá no se consigue nada memorable.

Los gráficos son interesantes, con una paleta de alto contraste, bien logrados en los niveles rurales y de ciudad. Lo malo es que pasamos demasiado tiempo en ambientes tipo cuevas en los que no hay nada atractivo para ver (la parte final también tiene este problema pero no quiero spoilear). Se siente como una oportunidad perdida. Me pareció que lo mejor que nos ofrece el juego son los planos de la cámara, que se mueve no solo de izquierda a derecha sino acercando o alejándose del personaje que controlamos, o en ocasiones casi que se coloca de manera isométrica, siempre de manera ominosa, a veces claustrofóbica, a veces liberadora. No es de extrañar que este sea el punto fuerte ya que el director y escritor de Somerville, Chris Olsen, es un director de cine, por lo que seguramente se preocupó especialmente en que este aspecto fuera pulido. La otra persona clave en el desarrollo es el productor, Dino Patti, que previamente había cofundado Playdead y había trabajado en los ya mencionados Inside y Limbo, por lo que las comparaciones son casi inevitables. La poca música que encontramos es buena, con la dosis justa de melancolía, y los efectos de sonido resaltan muchísimo por su dinamismo, abrumadores en los momentos más relevantes.

Requisitos del Sistema

MÍNIMO: SO: Windows 8 (64-bit OS required) – Procesador: Intel Core 2 Quad Q6600 @ 2.4 GHz, AMD FX 8120 @ 3.1 GHz – Memoria: 4 GB de RAM – Gráficos: NVIDIA GT 630 / 650m, AMD Radeon HD6570 or equivalent – DirectX: Versión 11-Almacenamiento: 12 GB de espacio disponible

RECOMENDADO: SO: Windows 10 (64-bit OS required) – Procesador: Intel i7 920 @ 2.7 GHz, AMD Phenom II 945 @ 3.0 GHz – Memoria: 8 GB de RAM – Gráficos: NVIDIA GTX 660, Radeon R9-270

LO MEJOR

  • Los planos de la cámara.
  • Los efectos de sonido.
  • El primer tercio del juego.

LO PEOR

  • Los dos tercios restantes.
  • La jugabilidad es muy tosca.
  • La historia intenta pero es intrascendente.
  • Imperdonable que no podemos interactuar con el perro.

Somerville

  • 4.0

    Score

    Somerville es uno de esos juegos en el que todos los aspectos del mismo quedan en promesas. Buen apartado técnico pero desaprovechado (hay algunos bugs pero no son un problema grave). Historia a priori interesante pero que no termina diciendo nada profundo ni emotivo por su propio encuadre alejado de las emociones. Jugabilidad clásica con dos vueltas de tuerca (2,5D y los poderes) que generan problemas y aburren cuando se usan y no se extrañan cuando no están.
User Rating: 0 ( 0Votes )



Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: