Steel Assault Review: Acción retro a toda velocidad

509

Steel Assault es un platformer retro que antes que nada tengo que definirlo como un verdadero juego de super-acción. Es pura adrenalina, puro hype, pura emoción, mucha velocidad, acción sin parar, todo pasando tan rápido que rejugarlo hace que veamos detalles que antes se nos pasaron y que morir solamente sea un breve respiro antes de volver con más ganas. Es así de intenso y más.

Steel Assault esta disponible para PC y Nintendo Switch

Muchas secuencias son muy similares a las de Contra: Hard Corps, pero lo siento más como un homenaje que como un plagio. También nos recuerda en ocasiones a Castlevania y Megaman X.  Para sumar al encanto retro tenemos un filtro CRT que emula como si estuviéramos jugando en una televisión de tubo, es simpático, pero no logra la experiencia real de jugar en una tele vieja.

LA HISTORIA

En unos Estados Unidos postapocalípticos tomamos el papel de Taro Takahashi, un soldado de la resistencia en una misión de venganza contra Magnus Pierce, un famoso inventor convertido en dictador que asesinó a los padres de Taro cuando él era chico y ahora tiene un ejército propio. Nuestra misión va a ser ir tras él, primero pasando por sus subordinados y secuaces. La historia no va más allá de eso, el juego la presenta de forma simple con muy pocos diálogos y mini-cutscenes.

Tenemos una increíble intro antes del menú principal animada y musicalizada como si fuera la de un Megaman X, si la hubiera visto en mi infancia me hubiera vuelto loco de lo buena que es. Esta intro nos introduce narrativamente a la historia, quienes son los buenos y quienes los malos está bien definido y nos da pistas sobre la muerte de los padres de Taro y cómo éste último obtiene su característica cicatriz. Es tan icónica en la imagen de Taro que puede verse en casi todos sus sprites. Taro funciona muy bien como protagonista, el diseño lo hace ver badass y suficientemente cool para el rol que desempeña. La historia en general no es gran cosa pero funciona, lo importante es que esté ahí para dar contexto a la acción.

GAMEPLAY

Nuestra arma para enfrentarnos al ejercito de Magnus es un látigo eléctrico que tiene un alcance adecuado y podemos apuntar en todas direcciones inclusive en diagonal, la única limitación es que para atacar hacía abajo y sus diagonales tenemos que estar en el aire o colgados. El látigo tiene un alcance justo para sentirse cómodo sin quedarse corto, que era una de mis primeras preocupaciones cuando vi que no disponíamos de proyectiles pero es suficientemente poderoso para todo lo que necesitamos vencer. Podemos golpear repetidamente si deseamos y se siente muy satisfactorio el impacto que tiene. Cuando un enemigo está muy cerca nuestro, Taro usa un puñetazo antes del látigo para alejarlo. Todos nuestros impactos empujan a nuestros enemigos y estos pueden chocar a otros para dañarlos.

Siendo este un juego de plataformas, nuestro personaje por suerte cuenta con muy buena movilidad. Nos movemos a buena velocidad y tenemos doble salto, uno imaginaría que Taro tendría un “dash” como en Megaman X pero en cambio tenemos un slide que cumple la función para evadir ataques enemigos. El slide tiene un cooldown bastante incómodo y más de una vez me hubiera gustado que este delay fuera menor o que no existiese porque los frames de invencibilidad que nos da se vuelven vitales para esquivar muchas cosas y a veces se siente insuficiente, además de que en las mini cutscenes en las que nuestro personaje se mueve solo, éste usa el slide sin restricciones.

Para sumar a nuestro repertorio de herramientas y ayudar en nuestra movilidad, tenemos una “zip-line” que podemos usar infinitamente, de acá en adelante vamos a llamarla “la soga”. Al usarla la lanzamos hacia nuestros costados y se ancla en las paredes y otras superficies para ofrecernos un lugar de donde colgarnos. Ya colgados podemos movernos por la misma y atacar en todas las direcciones, esto sirve si queremos posicionarnos en un punto fijo en el aire. La soga se puede tirar en vertical, horizontal, diagonal inclusive y nos permite crear un pequeño puente o plataforma para llegar a áreas inaccesibles anteriormente. En un juego con tan pocos stages esta mecánica se siente casi desaprovechada, masterizarla ayuda un montón pero una vez terminado el juego siento que a pesar de ser necesaria en muchos momentos no la usé lo suficiente. Y sin embargo cerca del final nos vemos forzados a usarla para sobrevivir en varias situaciones y aun así podemos tranquilamente llegar sin la mastería necesaria para estar cómodos y pasar el juego de igual manera.

Tenemos también a lo largo de la aventura, unas cajas que podemos abrir para recoger power ups, son pocos pero pueden ayudarnos mucho. Nos pueden curar, dar un escudo o sumarle un pequeño proyectil triple a nuestro látigo, aumentando apenas su rango. Esperaba más variedad pero no están mal, como al cambiar de pantalla nos recuperamos el más útil termina siendo el escudo.

Nuestros enemigos son variados y el juego nos va introduciendo de a poco para que aprendamos a lidiar con ellos, y luego los combina en situaciones distintas para desafiarnos a que mostremos cuanto aprendimos a pelear con las herramientas que el juego nos da.

El juego ES bien difícil y vamos a ver la pantalla de game over un montón hasta que le agarramos la mano. Pero por suerte nos deja continuar infinitamente desde los checkpoints cada vez que inevitablemente fallemos ante un obstáculo nuevo que no sabemos manejar. Lamentablemente no todos los checkpoints son tan cómodos y para algunas bossfights antes de retomar la pelea directamente vamos a tener que hacer un tramo de plataformas y enemigos que siempre puede debilitarnos antes del encuentro principal. Para quienes busquen un desafío mayor en esta experiencia hay un modo extra además del modo historia llamado “Arcade” en donde la dificultad está seteada al máximo y no disponemos de los checkpoints de los que estamos acostumbrados.

Steel Assault no se limita solamente a secciones de plataformas, sino que algunos momentos tienen secciones en las que usamos torretas o nos montamos en otros transportes. Le suma un poco de color y hace que el plataformeo no sea monótono ni repetitivo. Para quienes no busquen un desafío de esta altura hay dificultades más accesibles que probé y realmente hacen que el juego sea mucho más fácil.

Cada nivel tiene un nivel de detalle y cuidado precioso. Pueden ser solamente 5 niveles y el juego sentirse corto pero se nota el motivo: cada nivel tuvo un cuidado y atención al detalle que no hubiera tenido si el juego fuera más largo. La banda sonora es otro aspecto increíble del título, no todos los temas son increíbles pero mantiene un nivel altísimo siempre y las melodías hibridas entre metal con toques electrónicos pegan perfecto con el ambiente del juego.

LOS BOSSES

Una cosa hermosa de este juego son las bossfights, tenemos minibosses también que merecen mención pero la frutilla del postre son los encuentros al final de cada nivel. El juego nos avisa su presencia con una pantalla de VS en las que vemos a Taro en contra de quien va a enfrentarse, generalmente encima o dentro de algún robot o maquinaria asesina. Todos son únicos y con buena apariencia de villanos, pero lamentablemente dentro del juego no tienen historia o detalles. Cada pelea es memorable y no te la dejan fácil, cada encuentro se siente épico y a pesar de reintentar las peleas, cuando por fin ganamos se siente bien merecido.

Sin embargo, el juego con los bosses tiene un problema: se pueden pasar cabeceando el teclado. No pude pasar ninguno en el primer intento y los que tuve que reintentar varias veces siempre fue aprendiéndolos mejor, pero algunas de esas victorias no fueron por buena performance sino por tener una ventana en la cual podía pegarles continuamente aprovechando los frames de invencibilidad que el juego te da luego de recibir un golpe.

ASPECTOS NEGATIVOS

Hay momentos en el medio de los niveles en donde hay diálogos. Lamentablemente pasan automáticamente y a veces muy rápido para leerlos y disfrutar al ritmo de uno, pero esto no frena el ritmo del juego, si bien me gusta leer tranquilo y avanzar el diálogo yo, en este caso hasta diría que ayuda a que no se detenga la acción.

Otra crítica podría ser la duración del juego, puede pasarse tranquilamente en una sentada y hasta en menos de dos horas. Hay rejugabilidad si uno desea el desafío de arcade mode pero para la mayoría de los players el modo historia es más que suficiente. La idea de los creadores claramente era recrear una experiencia de antaño como esos juegos que no tenían tantos checkpoints ni continuaciones, pero la duración de este y la disponibilidad en modo historia de continuar infinitamente opaca esto. Entiendo que para lo otro está el modo arcade, pero la experiencia del modo historia que presentan como default se sentiría mejor si fuera más larga.

Pero el nivel de detalle de cada nivel y el cuidado de cada uno no habría sido posible en un juego extenso y se aprecia que quisieran que los pocos escenarios se vean y sientan detallados y únicos. Todo esto igual queda compensado por el precio del juego, es realmente barato y accesible.

Requisitos del Sistema

MÍNIMO: Requiere un procesador y un sistema operativo de 64 bits – SO: Windows 7+, 64-bit only – Procesador: Intel Core 2 Duo E8400 or AMD Phenom II X2 550 – Memoria: 2 GB de RAM – Gráficos: GeForce 9600 GT or Radeon HD 3870 – DirectX: Versión 11 – Almacenamiento: 300 MB de espacio disponible

Steel Assault

  • Historia7
  • Jugabilidad8
  • Innovación7
  • Gráficos9
  • Música y Sonido9
  • 8.0

    Score

    Steel Assault a pesar de no ser perfecto me gustó mucho. Me remontó a esa sensación que me pasaba con juegos como los Megaman X y Contra Hard Corps, una acción con momentos que viviéndola en un juego que no tenía los gráficos a la altura de las películas y animes de ese momento, lograba incentivar mi imaginación al punto en el que todo lo que se veía en pantalla me parecía lo más “cool” que había visto jamás. Sus secuencias emocionan y la acción no se detiene.
User Rating: 0 ( 0Votes )


Me gustan los carbohidratos, la cafeína, los jueguitos y el aire acondicionado. Tengo todas las vacunas al día.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: