The Caligula Effect: Overdose Review – Juventud, divino tesoro

785

La historia de lanzamientos  de The Caligula Effect es un poco complicada. En 2016 sale para Playstation Vita la versión original, llamada solamente The Calígula Effect. La misma fue portada un año después, en 2017, para Playstation 4, y en 2018 para Nintendo Switch. En el año 2019 se lanza The Calígula Effect: Overdose, la remake del título original, disponible también para Playstation 4 y Nintendo Switch.

El título que nos ocupa en este momento es esencialmente la misma versión que la lanzada en 2019, solo que esta vez se trata de una versión directamente nativa de Playstation 5. Espero que se entienda.

THE CALIGULA EFFECT: OVERDOSE se encuentra disponible para Playstation 4, Playstation 5 y Nintendo Switch.

TEN CUIDADO CON LO QUE DESEAS

La historia del juego es bastante interesante. Resulta que una especie de inteligencia artificial conocida como μ (la letra del alfabeto griego que se pronuncia mí/me) se dedica a captar personas que están pasando un mal momento en sus vidas, y les ofrece una salida de la terrible realidad que les aqueja. Con el solo hecho de entregarles sus cuerpos y mentes, ésta IA (que se representa a si misma como una ídol japonesa) les ofrece llevarlos a Mobius, un lugar paradisíaco dónde todos sus problemas van a desaparecer para siempre, van a ser tan jóvenes y bellos como deseen y, además (el sueño de todo Otaku) van a vivir la etapa escolar de secundaria alta todo el tiempo.

Básicamente se trataría de vivir en una especie de Matrix, donde todo es risas y juegos, nadie envejece o muere y nadie es gordo, feo, no popular o cualquier otra situación que pueda afectar de forma negativa la vida de una persona. Por supuesto , al entregar tanto cuerpo como mente, todos aquellos que acepten estarán sumidos para siempre en un trance, no recordarán nada de su vida pasada y deberán vivir en Mobius y repetir la misma etapa de secundaria por toda la eternidad.

El argumento hace foco en un personaje sin nombre, que es a quien controlamos y le podemos poner el nombre que se nos ocurra. Es así que Hernán (si, a partir de ahora se llama como yo, igual que en el juego) es uno de los cuentos de estudiantes atrapados en Mobius que despierta de su hipnosis y se da cuenta de lo que realmente está pasando. No sabe cuál es el motivo por el que μ los atrapó acá, pero sabe que esté mundo es una ilusión, que tiene una vida y un cuerpo real fuera de ahí y que, además, hay otros estudiantes que están desapareciendo, seguramente porque sus cuerpos verdaderos están pereciendo en el exterior.

Pero no es el único que ha despertado. Pronto se encontrará con los integrantes de dos grupos secretos, enfrentados entre sí. Por un lado, el Go-Home Club, un grupo de alumnos que están buscando la forma de volver al mundo real, destruyendo a Mobius en el proceso y sacando del trance a tantos otros como puedan. Por otro, los Ostinato Musicians. Ellos consideran que vivir acá para siempre es lo mejor que les puede pasar, no desean volver a sus miserables vidas anteriores y además colaborarán con μ para que ella mantenga el control sobre todo el resto que no ha despertado aún.

Nuestro protagonista, Hernán (jaja) tendrá la posibilidad de ser parte de ambos grupos al mismo tiempo, y ver la historia desde el punto de vista de cada uno, para tratar de entender mejor sus motivaciones y finalmente decidir de que lado es mejor pelear.

TE PIDO UN COMBO PARA LLEVAR

Es posible que ya muchos conozcan de que va The Calígula Effect, ya que, como mencioné, el juego anda dando vueltas desde 2016 en diferentes formatos. Básicamente se trata de un JRPG por turnos, pero, y al igual que sucedía con Loop8 (el juego que reseñé antes que este y cuya review pueden leer aquí), hay un gran peso en cuando al factor de sociabilidad.

La escuela donde se desarrolla la acción está dividida en 21 clases, desde primero a tercer año, y todas ellas tienen varias decenas de alumnos, así que en total hay unos 500 personajes dando vueltas todo el tiempo.

Este apartado es tan complejo, que el juego tiene una red explicando quién va a cada clase, su círculo cercano y los problemas que aquejan a cada alumno. Cada vez que pasemos cerca de algún alumno, vamos a ver una barra encima de su cabeza con varios indicadores. A la izquierda hay un número que indica en que porcentaje de cercanía está este alumno de convertirse el un Digihead. Los Digiheads son los enemigos del juego, alumnos que fueron totalmente corrompidos por el sistema de control de Mobius y terminan convertidos en una especie de zombies digitales descontrolados.

Abajo, está el nivel del personaje en cuestión y además un número que representa la relación que tenemos con ese personaje. Este ultimo indicador puede tener un candado o no, indicando si podemos mejorar la relación con ese NPC o no. Aquí entra en juego otra vez la red de relaciones, porque para poder quitar el candado de un personaje bloqueado primero debemos hacernos amigos de algún otro personaje que esté a su lado en, justamente, esa red de relaciones.

Una vez que hayamos alcanzado el máximo nivel de relación con un personaje, no solo podremos escuchar los traumas que lo aquejan y entrar en misiones secundarias para tratar de resolverlos, sino que también podemos ponerlo en nuestra party si así lo deseamos, por supuesto, dejándole libre alguno de los lugares de los personajes principales.

TE MATAN 5 VECES ANTES DE QUE TOQUES EL SUELO

El sistema de combate y equipamiento también es novedoso. Cada uno de nuestros personajes puede ejecutar hasta 3 movimientos por turno, lo que nos da un total de 12 movimientos siempre que tengamos una party completa. Cada uno de estos movimientos debe ser dirigido manualmente hacia un enemigo y pueden ser acomodados en una especie de pentagrama musical de modo que se combinen con los movimientos de nuestros otros personajes. Es así que, por ejemplo, en una misma secuencia podemos hacer que un personaje levanté a un enemigo y otro lo ataque en el aire, donde recibe más daño, o que alguno rompa un escudo de defensa para que el resto pueda bajar la vida del rival. El juego incluso nos proporciona una simulación de lo que va a suceder antes de que confirmemos nuestra secuencia de movimientos.

Suena atractivo, y en gran parte lo es, SALVO por un pequeño detalle: una vez confirmada la secuencia, no se puede cambiar ni detener, por lo que si un enemigo muere en medio de la misma y aún quedan movimientos por realizar, los personajes seguirán atacando al aire.

Si, en una decisión carente de toda lógica, los personajes no cambian de objetivo automáticamente al derrotar a algún enemigo, por lo que nos va a pasar mucho, muchísimo, que un rival va a ser derrotado antes del fin del turno y los personajes van a seguir atacando a la nada misma, lo que, por supuesto, conlleva pérdida de tiempo, vida y energía.

El equipo también es muy particular. Nuestros personajes no cambian nunca de arma ni tienen ningún tipo de armadura. Los movimientos que cada uno de ellos realice se van obteniendo al subir de nivel, y pueden ser mejorados hasta 3 veces con puntos de habilidad que se obtienen cada vez que algún personaje sube, y que se comparten entre todos. Por otra parte, cada personaje tiene 4 slots dónde colocar Stigmas. Los Stigmas son las memorias de los estudiantes muertos, se consiguen en lugares ocultos de las mazmorras o como drops en las peleas, y hacen las veces de equipamiento, modificando nuestras estadísticas de ataque, defensa y todo lo demás.

UN POQUITO DE ANIME AQUÍ Y ALLÁ

Hay que decir la verdad, y a pesar de ser la tercera edición revisada del juego, THE CALIGULA EFFECT es bastante plano a nivel técnico. Los personajes principales se ven bien, hay alguna que otra escena de animación aquí y allá, pero el resto es un copiar y pegar de los más descarados. Ya para empezar, los más de 500 alumnos que recorren los lugares de Mobius dónde nos encontremos se ven todos exactamente iguales. Hay 2 o 3 modelos de pelo para hombre y mujer, después todo es obscenamente calcado. Lo peor es que hay escenas donde vemos a 10 personajes caminando uno junto al otro, y ver que se mueven todos al unísono y se ven idénticos da realmente vergüenza ajena. Incluso lo hacen con las escenas principales del juego, donde los 10 personajes main del juego caminan exactamente al mismo tiempo, lo que da literalmente cero inmersión a la historia.

Los escenarios también son tremendamente repetitivos, y en cada uno de ellos todos los pasillos son exactamente iguales. Y, lo peor, son los enemigos. Los Digiheads, o alumnos corrompidos, tienen todos exactamente el mismo modelo, y salvo algún detallecito como un escudo o arma voladora, nos vamos a enfrentar a lo mismo todas las horas que nos dure la paciencia con este título.

Las actuaciones de voz están bien, cómo suele ser costumbre en las producciones japonesas, pero el hecho de que absolutamente ningún personaje mueva la boca al hablar en ninguna escena, vuelve a quitarnos, una vez más, cualquier tipo de profundidad que quiera transmitirnos el juego.

Quizás lo más copado es la banda sonora, que está repleta de temas con pista vocal incluida. La música suena solo en formato de melodía mientras recorremos las mazmorras, y la parte vocal arranca cada vez que empezamos un combate. Los temas suenan en general muy lindos, pero pueden llegar a cansar cuando los estamos escuchando horas seguidas en loop.

HACIENDO UN POCO DE CATARSIS

En resumen, The Caligula Effect: Overdose plantea un concepto interesante, que no es nuevo pero resulta siempre atractivo. ¿Qué pasaría si se nos diese la posibilidad de escapar de una existencia miserable y vivir el resto de nuestras vidas en un mundo ideal idílico, pero totalmente falso? Es lo mismo que nos planteó la anteriormente mencionada Matrix, con la pastilla roja y la azul: la salida de una fantasía para enfrentarnos a una realidad que, por más terrible que sea, siempre tienen una luz de esperanza al final del túnel, si estamos dispuestos a luchar para alcanzarla.

Lamentablemente, las características técnicas tan flojas del juego terminan opacando una historia bonita. Puede haber sido un juego decente para una Playstation Vita en 2016, pero para tratarse de un título de Playstation 5 en 2023, a nivel gráfico y jugable deja bastante que desear.

LO MEJOR

  • Un sistema de combate sesudo
  • La posibilidad de poder jugar la historia desde ambos bandos
  • La banda sonora tiene varios temas copados

LO PEOR

  • Técnicamente flojo
  • Repetición constante de NPCs/enemigos
  • Que nuestros personajes no cambien automáticamente de objetivo en las peleas después de derrotar a un enemigo

The Caligula Effect: Overdose

  • 6.0

    Score

    Segunda revisión de un juego de hace 2 generaciones, si bien entretiene y termina enganchando, las falencias propias de su origen son muy evidentes. Linda historia, gameplay complejo y novedoso y varias ideas atractivas no alcanzan para que podamos dejar pasar el hecho de que técnicamente no está a la altura de la consola en que acaba de ser lanzado.
User Rating: 0 ( 0Votes )


Gamer furioso desde el lanzamiento de la Atari 2600, hace mucho (mucho) tiempo. Orgulloso padre de dos hijas que siguen mis pasos. No quiero morir sin ver el final de Berserk, Shenmue y la vuelta de la revista Action Games.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: