The Dreamcatcher Review: ¿realmente estoy despierto?

79

El estudio chino Huanlin Games finalmente lanzó The Dreamcatcher, una nueva aventura narrativa en primera persona. Con tintes de terror, nos invita a sumergirnos en el mundo de los sueños.

Actualmente se encuentra disponible para PC, a través de Steam.

La delgada línea entre la realidad y los sueños

La historia general de The Dreamcatcher es algo confusa y difícil de explicar. Técnicamente (según la sinopsis que sus propios desarrolladores nos ofrecen) debemos ponernos en la piel de un joven que se acaba de graduar. Luego de un extraño sueño, su realidad deja de verse tal y como la conocía hasta entonces. De hecho, sus sueños comienzan a interferir de manera directa con su vida diaria.

La realidad es que en ningún momento hay un contexto o un indicio que nos planteé esta cuestión. La mayoría de las cosas serán más bien dejadas a nuestra interpretación. No hay un contexto, no hay indicios, no hay (casi) nada. Recién en el final podremos darle un sentido a la historia general. Aunque, este final, también quedará a libre interpretación de cada jugador.

Sin mucho para hacer

The Dreamcatcher no nos ofrece mucho para hacer como jugadores. Se entiende que es un walking simulator y que por ende su peso está puesto en la historia general, pero, en sus dos horas de duración, no haremos mucho más que caminar de acá para allá. Por momentos tendremos algún que otro puzle para resolver, pero en ningún momento representarán desafío alguno.

Nuestro objetivo básicamente consistirá en sumergirnos al mundo onírico y conseguir unas gemas para un atrapasueños que compramos en la vida real. Un artefacto casi místico que promete ayudarnos a conseguir aquello que nuestro inconsciente tanto anhela. Dichas gemas las obtendremos al final de cada sueño. Son cinco en total y ninguna presenta dificultad para obtenerla.
Pese a que no hay elecciones directas a tomar y a que es una propuesta completamente lineal, el juego cuenta con tres finales posibles. Dependerá de cómo nos desenvolvamos entre los mundos cuál de ellos nos toque. De igual manera, no es difícil anticipar hacia dónde va a volcarse la historia.

El juego cuenta además con elementos de terror, aunque nunca termina de explotar realmente esta área. Es una cuestión más bien de ambientación que de jugabilidad en sí. Se vuelca, en realidad, más hacia lo psicológico. Aunque la realidad es que este punto tampoco resulta tan llamativo.

Correcto, pero nada más

Tanto su apartado gráfico como sonoro resultan correctos con lo que ofrece el juego. Se acoplan y acompañan lo que se nos muestra en pantalla. Son correctos, pero nada más: no llaman la atención en ningún aspecto, no destacan. Esto se ve más que nada reflejado en todo lo relacionado a sonidos y música. Del aspecto gráfico se puede remarcar la variedad de ambientaciones, en especial cuando nos sumergimos en el mundo onírico.

Conclusión

The Dreamcatcher es un juego que no ofrece mucho al jugador. Se siente pesado y reiterativo pese a durar tan solo dos horas. Su historia general no ayuda como gancho para incentivarnos a continuar. Ni el apartado gráfico y sonoro ayudan a mejorar la experiencia. La intención era buena, pero quedó a mitad de camino.

Deepest Chamber Preview: Descendiendo a la oscuridad

¡Buena gente! ¿Cómo les va? Acá Colchon una vez mas hoy con un juego de cartas al estilo Slay the Spire pero con una atmosfera mas oscura y siniestra, de la mano de la gente de Balcony Software vamos a ver si podemos sobrevivir en ¡Deepest Chambers!, vamos a ver que onda.



Periodista. Amante del cine y de los videojuegos. Siempre del lado Riquelme de la vida. Podra ver los captulos de Friends en un bucle infinito y no aburrirme nunca.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: