Black Skylands Preview: Piratas en el aire

876

Si alguna vez te colgaste viendo el cielo y pensaste que era un vasto océano azul, la gente de Hungry Couch Games pensó lo mismo para Black Skylands, un juego pixel art donde surcamos los cielos con nuestro barco pirata volador.

Black Skylands entre en Early Access el 09 de Julio en Steam.

Entre traiciones y aventuras

Black Skylands se toma muy a pecho la idea de desarrollar su mundo y sus protagonistas. No por nada es un juego de exploración libre; lo que le permite al jugador conocer mucho más este universo.

La tierra se ha dividido en miles de islas que flotan en el aire. Cada asentamiento tenía su líder pero vivían en armonía. Hasta que el Enjambre se desata. Una serie de criaturas que destruyen todo a su paso. Y en el medio de esto se dividen las facciones creando un sector conocido como Los halcones de Kain, bandidos despiadados que se instalaron en las Tierras Desiertas.

Nuestra protagonista es Eva que busca encontrar la verdad detrás del enjambre y proteger a su comunidad conocida como Los Proveedores.

Hay mucha ambición por parte de los desarrolladores que han armado un argumento que puede caer en algunos lugares comunes del camino del héroe y la venganza; pero que en ningún momento aburre y esto para un juego de mundo abierto donde la distracción de explorar puede desviarnos del argumento, es algo que nos mantiene anclados.

Farmear, capturar, cosechar y disparar

En Black Skylands hay mucho que hacer para todos los gustos de los gamers. Al principio las actividades son bastante lineales, cumplir con los objetivos y solicitudes de cada persona para ir avanzando en la historia. Ir de un punto A al B para ir conociendo parte del mapa, aprender a recolectar recursos, crear mejoras y construir algunos edificios en nuestra base. Pero luego de un tiempo todo se vuelve más libre.

En nuestra base podemos crear huertas y granjas para poder mantener a nuestra población con buena salud. También un taller para construir armas o mejorar las que ya tenemos. Un laboratorio para crear mejoras o incluso una fábrica para procesar los recursos que encontramos como metal, piedra o madera.

La exploración la hacemos a bordo de nuestro barco volador. Al principio cuesta un poco maniobrarlo pero luego de un tiempo se hace un poco más fácil. El barco consume combustible y también puede recibir daño; lo cual tendremos que tener a mano kits de reparación. Tiene dos cañones para disparar uno en cada costado (que consumen balas que también tendremos que comprar). Esto a gusto personal, me hubiera gustado que los cañones principales estuvieran adelante de la nave y no de costado; algo que evitaría hacer maniobras extrañas cuando entramos en combate. El barco también posee una pequeña bodega para llevar todo lo que encontramos (incluso una mesa de pool).

Eva se mueve bastante rápido (aunque también podemos correr). Tiene un arsenal variado de armas desde pistolas, rifles, ametralladoras y escopetas. Todas mejorables en el taller. Podemos hacer una voltereta para esquivar disparos y también contamos con un cuchillo para ataques de cerca.

Una de las principales herramientas que usaremos es un gancho que nos impulsa a diversos lugares, nos permite llegar más lejos o esquivar ataques (incluso agarrar a algún enemigo y tirarlo al vacío).

Y hablando de enemigos, puede ver muchos y cada uno tiene un nivel de dificultad que indica si estamos al alcance de su destreza. Pero lo más complejo puede ser caerse al vacío. No morimos al instante pero nuestra vida comienza a disminuirse. Al ser un juego con una perspectiva cenital vista desde arriba, algunas veces por confusión de estructuras o error, caemos a un lugar donde no hay tierra y vamos perdiendo vida.

Contamos con la posibilidad de recuperar vida una vez y también tenemos una polilla que nos salvará de la muerte también solo una vez.

Volviendo al tema de exploración, tenemos una tablet mapa que nos indica donde hay recursos y donde están los enemigos. A eso le sumamos un grado de captura de territorios para ir expandiendo nuestros dominios en el aire. Si tomamos posesión de estos lugares ampliamos nuestra población y recibimos mejoras. También los enemigos pueden volver a atacar estos lugares y tendremos un tiempo determinado para defender el área.

Como pueden ver no solo la historia es ambiciosa, Black Skylands tiene tantas formas de juego que podemos entretenernos por bastante tiempo. Esto a la larga puede parecer sofocante, pero no es algo que otros sandbox de mundo abierto no experimenten.

Minimalista pero con mucho apego al color

La vista cenital del juego no impide que haya una variedad de biomas disponibles para explorar. Pasamos de soleados atardeceres a tormentas oscuras. Incluso las pequeñas locaciones tienen construcción variadas.

Lamentablemente el sonido peca de profundidad. Los efectos están bien; especialmente aquellos de los disparos y los movimientos del barco. Pero no hay una música que incentive a la aventura.

Conclusión

Lo que pude probar de Black Skylands da a entender el grado de ambición que tienen sus desarrolladores. No se cuanto más pueden agregar a este juego (ya tiene bastante jeje). Si es verdad que puede resultar repetitivo por momentos y que el tiempo en Early Access le dará la oportunidad de mejorar ciertas inconsistencias en algunos mapas o errores de bugs.



Crtico de Cine y fundador de la revista digital visiondelcine.com. Amante de los videojuegos desde la family en la cuna hasta una PC Gamer en el living. Sigo con esperanzas de ver Half-Life 3.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: