Eiyuden Chronicle: Rising Review PS4 – Bueno… pero hasta ahí

860

Eiyuden Chronicle: Rising es un juego desarrollado por NatsumeAtari y Rabbit & Bear Studios, los cuales nos traen este JRPG en 2D con bellos gráficos y un sistema de combate bastante original.

Ideal para los curiosos que quieren probar un juego de rol interesante, pero sin tener que lidiar con menús complicados y cientos de horas de juego.

Eiyuden Chronicle: Rising esta disponible para PC, Nintendo Switch, Xbox One, Xbox Series X, PlayStation 4 y PlayStation 5.

Este juego vendría a ser como un prólogo del ya reconocido, aunque aún en producción, Eiyuden Chronicle: Hundred Heroes. El cual saltó súbitamente a la fama tras anunciarse como un sucesor espiritual de un clásico RPG de PS1, Suikoden. Veremos si este spin-off está a la altura de las circunstancias…

Reconstruyendo la ciudad.

La historia es protagonizada por una encantadora cazadora de tesoros llamada CJ, que con tan sólo 16 años decidió salir a recorrer el mundo en busca de fortuna. El destino quiso que llegue al pueblo de Nueva Neveah, una pequeña aldea minera en ruinas a causa de un terremoto reciente que es gobernada por la joven alcaldesa Isha. Dicho terremoto produjo la apertura de antiguas ruinas subterráneas que permitió el escape de monstruos que han invadido los alrededores de la ciudad y atacan a los aventureros.

El objetivo de la protagonista es claro, explorar las ruinas y llevarse los tesoros. Sin embargo, una serie de sucesos desafortunados la obligará a dejar de lado temporalmente su objetivo para dar ayuda a los pobladores de Nueva Neveah y reconstruir el pueblo.

Para ello, debemos completar una serie de misiones que nos obligarán a recorrer cierta área para buscar tal o cual material para la reconstrucción del pueblo. A cambio los aldeanos nos llenarán de sellos nuestra tarjeta de aventurero y nos darán la posibilidad de ganar actualizaciones para nuestro equipamiento y mejorar así nuestras habilidades.

La historia transcurre correctamente durante el juego, pero no es nada fabulosa. Presenta escasa profundidad del hilo argumental y poco desarrollo de personajes secundarios.

Conforme la trama avanza iremos agregando a otros aventureros a nuestro equipo con sus habilidades particulares. Este es un punto de quiebre en el juego en donde se aprecia la creatividad en el modo de combate, que en lugar de ser por turnos (como en la mayoría de los JRPG), es en tiempo real y podremos usar un solo personaje a la vez, pero cambiándolos en el acto a cada uno con un botón diferente. Esto nos dará la posibilidad de hacer combos mientras se turnan uno a otro. Algo que puede sonar complejo, pero en realidad es bastante intuitivo.

Los escenarios de combate son la típica mazmorra en 2D con side scroll de toda la vida. Iremos matando monstruos, abriendo cofres, explorando, subiendo, bajando y rompiendo obstáculos que no nos permiten avanzar utilizando habilidades específicas… muy metroidvania todo.

Por la parte negativa, al inicio el juego es facilísimo. Los enemigos son sumamente lentos y débiles. Y no nos permite aumentar la dificultad hasta no pasar la misión principal. Ocasionalmente encontraremos algún enemigo muy difícil en la historia principal que nos obligará a volver atrás y seguir entrenando hasta estar en nivel como para que no nos aburramos. Para subir de nivel y mejorar las habilidades principalmente tendremos que hacer las misiones secundarias, las cuales en su mayoría son ir al bosque, buscar tal material y volver. Lo cual lo vuelve sumamente aburrido.

Una de cal y una de arena

Como fue mencionado anteriormente, el juego inicialmente es demasiado fácil. Las habilidades son más bien planas y sin complejidad alguna. Conforme vayamos avanzando y mejorando nuestros personajes conseguiremos habilidades adicionales que le darán más vuelo a nuestro juego. Pero para eso tendremos que vencer el tedio de hacer muchísimas misiones de recolección de materiales para habilitar la mejora.

Los controles son muy intuitivos y no presentan ningún tipo de complejidad para lograr un juego satisfactorio.

El juego en sí, se puede superar en menos de 15 horas. La historia es algo entretenida y los personajes pueden ser simpáticos, sin embargo, no es nada del otro mundo.

Una preciosura

Los gráficos del juego son del típico estilo anime clásico tan característico de los JRPG. Sumamente detallados y muy bonitos. Los detalles de los personajes y los escenarios están muy bien realizados.

El apartado sonoro está a la altura del gráfico, pero sin opacarlo. Acompaña correctamente con música acorde y efectos de sonido simples pero convincentes.

Eiyuden Chronicle: Rising

  • Historia5
  • Jugabilidad7
  • Innovación6
  • Gráficos8
  • Música y Sonido8
  • 6.8

    Score

    Un juego corto con hermosos gráficos. Bastante carente de imaginación en lo que respecta a las sidequests, que lo vuelve un poco aburrido. Con una jugabilidad sencilla que es muy amena para jugadores que no han jugado a otros RPGs. Falta de profundidad de la historia, lo que es entendible debido a que es el prólogo de un juego posterior. Sin embargo, este juego es disfrutable y su precio no es demasiado elevado, podría valer la pena darle una oportunidad.
User Rating: 0 ( 0Votes )


Médico a medio tiempo y gamer a tiempo completo. En mis ratos libres me gusta leer, tocar la guitarra y montar chocobos.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: