Kingdom of the Dead Review PC: Acá no hay grises

992

Las puertas del reino de los muertos fueron abiertas, el ejército de las tinieblas camina una vez más por nuestro mundo. En este retro shooter pintado a mano con tinta, tomamos el papel del profesor Chamberlain, y debemos cerrar las puertas del inframundo antes de que sea demasiado tarde.

Kingdom of the Dead está disponible en PC.

Desarrollado por DIRIGO GAMES y publicado por HOOK, Kingdom of the Dead es un retro FPS con un estilo muy particular. Estos últimos años estamos viendo títulos como DUSK o Ion Fury que traen como propuesta revivir distintos estilos de shooters retro. Kingdom of the Dead nos recuerda a esa época en donde estos juegos estaban más centrados en la acción, y menos en verse como una película de Hollywood.

En este juego tomamos el papel de un agente especial, entrenado para lidiar con toda criatura infernal que se nos cruce. Nos acompañan también nuestro fiel caballo (que nos lleva y trae de las misiones) y una espada que habla, herramienta capaz de cerrar las puertas del reino de los muertos.

BLANCO Y NEGRO, Y ALGO MÁS

Lo primero que vamos a notar es el estilo único que tiene este juego. Todo está en blanco y negro, maneja las texturas y los contrastes con líneas y puntos. Esto hace que las texturas del juego sean bastante pesadas, por el nivel de detalle que necesita para lograr este efecto tan particular. Es por eso que además si no se juega con una resolución de al menos 1080p, no se ve tan bien ni se puede apreciar el detalle. Salvo en algunas partes en donde el juego está sobrecargado de efectos, como pasa con el cielo en algunos exteriores, el juego no presenta caídas de performance considerables. Pero sigue siendo algo extraño cuando los modelos no tienen tanto detalle cómo estas texturas tan únicas.

El juego no es todo en blanco y negro, sin embargo, algunos proyectiles, las armas y las municiones vamos a verlas en sus respectivos colores. También nuestros enemigos van a sangrar y empapar los niveles de rojo, a medida que los eliminemos. Esto hace que lo que tengamos que ver se diferencie de los fondos y resalte. Si fuera todo solamente en blanco y negro no veríamos bien a los enemigos, considero esto un acierto y una buena forma de manejarlo a nivel diseño. Eso no quita que en algunos escenarios cueste ver algunas cosas en la distancia.

Esta decisión de diseño tan particular le da a Kingdom of the Dead su identidad icónica. Al mismo tiempo hace que todo sea oscuro, que va muy en tema, aunque el juego no sea necesariamente de terror. Siendo un juego que está ambientado alrededor de los años 20-40 del siglo pasado (el juego no especifica, pero por contexto supongo es por esas fechas), le da una estética a película vieja en blanco y negro también. Si deseamos, podemos desde opciones cambiar los colores para una experiencia diferente, tenemos bastante para elegir. Faltan en mi opinión, opciones para ajustar el resto de la parte gráfica.

La música me gustó bastante, tiene al igual que la parte visual un estilo muy particular. Muchos temas van cambiando e intercalándose a medida que avanzamos en los niveles, a veces pecan de ser loops repetitivos, pero acompañan bien el ambiente y los combates.

COMBATIENDO A LAS TINIEBLAS

Siempre que abrimos el juego vamos a estar en nuestra oficina, en la cual podemos elegir la misión que queramos jugar. A medida que las completemos vamos a desbloquear otras. Tenemos tres niveles de dificultad para elegir, y por suerte son bien distintos. En fácil solo nos piden terminar el nivel, en normal y difícil se suman otros objetivos. En normal tendremos, además, que encontrar un ítem específico. Lo cual no es un problema, salvo en algunos niveles en donde realmente está muy bien escondido, hasta el punto de estar en áreas secretas difíciles de acceder. En difícil tenemos que encontrar el ítem de cada nivel y evitar muertes de civiles, lo cual es bastante más difícil de lo que suena. Recomiendo a veteranos del género no jugar en fácil, aunque sea su primera vez. El segundo nivel de dificultad suma muchos más enemigos y más tensión.

Los niveles tienen un formato bastante simple, avanzamos matando enemigos, matamos uno o dos bosses, y al final usamos nuestra espada para romper un cráneo mágico y cerrar la puerta al reino de los muertos de ese nivel, luego nos vamos en caballo mientras nos dan el resumen de la misión. Los niveles no tienen puertas cerradas que requieran llaves, lo cual es bueno porque no requiere que volvamos atrás perdiendo tiempo, pero al mismo tiempo hace que podamos ignorar secciones enteras de enemigos y seguir avanzando, al mejor estilo speedrun.

Llegamos a cada nivel en nuestro confiable corcel, y luego de una breve intro, armados con nuestra pistola empieza la acción. Los enemigos son de lo más variado, pero el juego y sus niveles van a introducirlos de a poco y con buen ritmo. En las primeras partes de los niveles siempre pelearemos con simples no-muertos armados con espadas, y hacía lo último ya nos vendrán a buscar demonios de todo tipo. Pasa lo mismo con las armas, a menos que sepamos algún secreto, las vamos a ir encontrando de a poco. 

Algo que me gustó mucho de este juego es el diseño de enemigos, por ser no-muertos no son los clásicos zombies que vemos en todos lados. Los enemigos más comunes son humanoides con una mirada bastante perturbante, van a estar mirándonos siempre y es muy particular como a veces se retuercen para mantener la vista encima nuestro, si nos reposicionamos.

Para luchar contra estos esbirros del mal tenemos un arsenal de armas a nuestra disposición. Empezamos con la clásica pistola, que en este caso es un poderoso revólver. Un disparo certero a la cabeza puede matar a casi cualquier enemigo, mientras que los disparos al cuerpo tienen un impacto y daño visibles, si fallamos un headshot podemos aprovechar esa segunda oportunidad. Esto es algo muy bueno de este juego, el respeto hacia la importancia de los headshots como mecánica en un FPS, y que nuestras armas tengan impacto visible. Muchos títulos pecan de que los enemigos, en vez de ser difíciles, son esponjas que absorben mucho daño. Vamos a usar bastante nuestro revólver, es muy eficiente con la munición y divertido para los headshots, la única desventaja es el delay entre cada disparo. La escopeta es un arma que muchas veces termina definiendo si un FPS es bueno o no, y en este caso no es de lo mejorcito. Los perdigones tienen una propagación bastante grande y termina siendo casi un arma melee. No es mala al nivel de la escopeta de Doom 3, por poner un ejemplo, pero esperaba más. Tenemos también un rifle para cuando necesitamos matar enemigos lejanos, es útil y cumple su propósito. Como primer proyectil explosivo, nos dan bastante temprano en la mayoría de las misiones dinamita. Esta funciona como una granada, y son muy buenas para grupos de enemigos. Las armas más avanzadas y mejorcitas las encontramos generalmente cerca del final de cada nivel y son la gatling gun y el lanzacohetes. Ambas son muy poderosas y sirven para lidiar con los bosses, y generalmente hay bastante munición disponible. Si encontramos una gatling gun temprano podemos hacer que casi cualquier nivel sea fácil, es un arma automática y cada bala hace muchísimo daño. 

Una cosa que sí es casi imperdonable, y que me parece extraño de ver hoy día, es que varias armas al dispararlas hacen un flash en la pantalla por cada disparo. La gatling gun es una de las que hace esto, y es muy molesto ya que dispara muy rápido. Me sorprende que el juego en ningún momento tenga una advertencia sobre fotosensibilidad.

Cerca del final los niveles tienen algunas variantes interesantes. En el nivel del barco, por ejemplo, rompemos la puerta al inframundo temprano, y el nivel se transforma en una sección especial en la cual tenemos que escapar del barco antes de que se hunda. Lamentablemente morir en esta sección hace que nuestro respawn se rompa, y nos impide pasar el nivel (nos mata inmediatamente). La idea fue buena, pero espero que puedan arreglar esto pronto.

Cada nivel tiene un boss particular, y algunos funcionan mejor que otros. Todos son bien old-school y ofrecen una forma excelente y climática para terminar los niveles. Sobre todo, porque la mayoría nos habla a lo largo de la misión, aumentando la tensión antes del clímax de la pelea. Todos tienen algún punto débil bastante obvio, pero la mayoría no sale del concepto de “dispararles hasta que se mueran”. En general están bastante bien, ese feeling de boss de jueguito viejo es difícil de ejecutar, y acá les salió excelente.

Requisitos del Sistema

MÍNIMO: SO: Windows 7 or later – Procesador: 2.4Ghz Dual Core or higher – Memoria: 2 GB de RAM
Gráficos: GeForce 9800GT (or equivalent) or higher – DirectX: Versión 11 – Almacenamiento: 3 GB de espacio disponible

Kingdom of the Dead

  • Historia7
  • Jugabilidad7
  • Innovación7
  • Gráficos7
  • Música y Sonido7
  • 7.0

    Score

    Kingdom of the Dead aprueba con lo justo. No es un mal juego en absoluto, pero hay propuestas más pulidas dentro del género. No ayuda que requiera algo de atención con algunos bugs que rompen el juego. Sin embargo, el título es muy divertido y si nos gustan los FPS tiene mucha diversión para ofrecernos, su estilo único es visualmente genial.
User Rating: 0 ( 0Votes )


Me gustan los carbohidratos, la cafeína, los jueguitos y el aire acondicionado. Tengo todas las vacunas al día.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: