The Dark Pictures Anthology: The Devil in Me Análisis – ¿Asesino en serie? Venga el líquido

537

Finalmente salió la cuarta entrega de la franquicia The Dark Pictures Anthology. Esta vez sus desarrolladores se volcaron a un terror más terrenal y, además, apostaron por pequeños cambios en su jugabilidad. 

The Dark Pictures Anthology: The Devil in Me se encuentra disponible para PC, PS5, PS4, Xbox Series X, Xbox One. 

Una historia de un asesino seria nunca puede malir sal

Algo que hay que destacar de la franquicia de The Dark Pictures… es el afán de sus desarrolladores por reinventarse en su historia entre entrega y entrega. Esta vez decidieron alejarse del terror convencional y se volcaron a uno de los tópicos del momento: los asesinos en serie.

Si bien no son una novedad, todo lo relacionado a ellos cada vez capta más atención por parte del público. Basta ver los números que en general los documentales, las docu-series y las series que giran en torno a este tópico. 

Aprovechando está ola, el grupo de desarrollo decidió enfocar este cuarto capítulo en H. H. Holmes, el primer asesino serial de Estados Unidos. 

Los protagonistas de The Devil in Me (un grupo de realizadores audiovisuales) son invitados a visitar una réplica moderna del Castillo de los Asesinatos, el lugar en donde el temido asesino en serie cometió inimaginables atrocidades. Poco a poco las aguas comienzan a tornarse más turbias y los jóvenes empiezan a darse cuenta de que aquella invitación no era tan cordial como pensaban. 

En reglas generales, la historia funciona bien: sabe captar y mantener el interés de los espectadores y, además, sostener la tensión de principio a fin. Sin embargo, a diferencia de las entregas anteriores, The Devil in Me me siente poco original en lo que respecta a construcción de historia. Más allá de que muchos aspectos de la misma van a variar dependiendo de las elecciones que se tomen, la base principal resulta obvia para quienes hayan visto más de 3 películas de terror en su vida. 

Más libertad de acción y exploración

Si bien en The Dark Pictures… siempre se le dio al jugador bastante libertad de acción, la realidad es que la misma se limitaba al ABC de cualquiera historia narrativa. En The Devil in Me, por suerte, decidieron pegar un pequeño volantazo en esta materia. 

Partiendo de la base, ahora hay mucha más libertad de exploración. Ya no se resume de ir de un punto marcado a otro. El rumbo, en esta ocasión, no resulta tan fijo, hay diferentes escenarios y caminos para recorrer. Dependerá de nosotros decidir cuál de ellos tomar. 

Al igual que en las anteriores entregas, el apartado gráfico es digno de todos los aplausos. 

Por otro lado (quizás el punto más interesante de esta nueva entrega), hay mucho más material de juego. ¿Qué quiero decir con esto? Cada uno de nuestros personajes, por ejemplo, cuenta con un artículo principal en su inventario. De esta manera, ya no es su personalidad lo único que lo diferencie del resto. Estos ítems, además, son claves para marcar el ritmo de juego y la acción en cada instancia. 

Además, The Devil in Me también cuenta con mucha más acción en lo que respecta al manejo general de los personajes. En esta nueva entrega se añadieron pequeñas acciones como subir escaleras, empujar objetos y escondernos. Si bien parecen nimiedades, en un título donde es tan importante cada acción, el hecho de que el jugador tenga más control permite acrecentar la tensión en cada movimiento. 

Masterclass de cómo crear un ambiente terrorífico 

Al igual que en las anteriores entregas, el apartado gráfico es digno de todos los aplausos. 

La construcción de escenarios es realmente impresionante; de primer nivel. No solo por la prolijidad visual en ellos, sino por la forma en la que funcionan como un personaje más. 

La ambientación, además, está tan bien lograda que en todo momento uno se siente en peligro. La atmósfera es siempre asfixiante, amenazante.  La calidad gráfica además está acompañada de un apartado sonoro de primer nivel. El sonido ambiente no cae en los típicos ruidos presentes en estas historias (pasos, goteras, maderas rechinantes), sino que se presenta de una manera mucho más sutil, esperando el momento perfecto para entrar en escena.  

LO MEJOR

  • Los cambios en la jugabilidad en relación con las anteriores entregas. 
  • Un apartado gráfico digno de todos los aplausos. 
  • Un sonido ambiente que sabe cuándo entrar en escena. 

LO PEOR

  • Su historia, si bien no es para nada mala, resulta muy evidente para quienes consuman terror con regularidad.

The Dark Pictures Anthology: The Devil in Me

  • 8.5

    Score

    Con aciertos y errores, The Devil in Me logra estar a la altura de sus antecesores. Los pequeños cambios en su jugabilidad funcionan no sólo para aportar innovación a la franquicia, sino también para generar aún más tensión en cada paso. Una tensión lograda también gracias al magnífico apartado gráfico y sonoro que la componen. La historia, pese a resultar obvia para cualquier fanático del terror, cuenta con una narrativa entretenida y atrapante.
User Rating: 0 ( 0Votes )


Periodista. Amante del cine y de los videojuegos. Siempre del lado Riquelme de la vida. Podra ver los captulos de Friends en un bucle infinito y no aburrirme nunca.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: