Voice of Cards: The Isle Dragon Roars Review – Yoko Tarot

453

En esta casa bancamos a Yoko Taro. Es un loquito lindo. Si bien sus juegos suelen hacer agua en la jugabilidad, sus historias tienen montones de fans gracias a su facilidad para burlarse de las convenciones del género, y a que suele inyectar a sus personajes con un grado de humanidad y de fallas que los hace memorables. En los mundos de Yoko Taro no hay héroes, solo personas.

Desarrollado por Alim, el estudio detrás de Final Fantasy Brave Exvius y otros juegos para móviles de Square Enix, Voice of Cards es el nuevo experimento de Taro junto a Yosuke Saito.

Voice of Cards: The Isle Dragon Roars está disponible en PC, PS4 y Nintendo Switch

Que las apariencias no los engañen: Voice of Cards no es un juego de cartas ¿Hay cartas? por supuesto, lo dice el nombre, pero no es un juego de cartas en el sentido tradicional ¿Qué es, entonces?

Voice of Cards: The Isle Dragon Roars Review - Yoko Tarot  - Bitwares 1

En esencia lo que tenemos acá es un RPG por turnos tradicional y hasta básico, mecánicamente hablando. Incluso la historia suena cien por ciento convencional en papel: La Reina Nilla está reclutando héroes que se animen a matar al dragón que se pone en peligro al reino, y que ha regresado a las andadas tras un largo periodo de paz. Respondiendo al llamado, tres miembros de la reconocida Ivory Order -una noble orden de guerreros que además distribuyen medicina entre los necesitados- se ofrecen a cumplir la misión y traer la cabeza del dragón. Pero no es a ellos a quienes seguiremos durante la historia, sino a un joven llamado Ash y a su fiel compañero Mar, un monstruo que no habla pero igual se hace entender. Ash decide que él será quien mate al dragón, pero por razones mucho más mundanas: no le importa nada la gloria, solo la recompensa. Enseguida se unirá al grupo la hechicera Melanie (quien por razones que inicialmente prefiere no revelar dice odiar al dragón), y nuestra party comenzará su travesía en busca de la criatura, durante la cual se cruzarán con una gran variedad de personajes y monstruos de todo tipo.

Voice of Cards: The Isle Dragon Roars Review - Yoko Tarot  - Bitwares 2

(ERA ESO O “DRAKENCARD”)

El plato fuerte de Voice of Cards, por supuesto, es la presentación. Todo en el juego está representado con cartas, no solo los personajes, items o enemigos sino que también los lugares que recorreremos. Cada nueva área del mapa del mundo que visitemos se nos presenta en principio como una grilla de cartas boca abajo, que se irán revelando a medida que vayamos recorriendo, con cada paso que damos descubriendo las cartas a nuestro alrededor.

Voice of Cards: The Isle Dragon Roars Review - Yoko Tarot  - Bitwares 3

La historia está narrada por nuestro GM, quien se presenta al comienzo del juego y nos acompañará a todo momento a lo largo del viaje, dándole voz a nuestros personajes y por momentos dando levedad a la historia, inyectando su sentido del humor y su opinión sobre lo que ocurre en pantalla. Los diseños de personajes a cargo de Kimihiko Fujisaka -quien ya trabajó con Yoko Taro en la serie Drakengard– son excelentes y memorables, desde los personajes principales hasta los NPCs random. La música es hermosa, pero dudo que haga falta aclararlo siquiera cuando Keiichi Okabe (NieR) está a cargo.

SOBRE LAS CARTAS LA MESA

El gameplay, como ya dijimos antes, es bastante simple y básico: un RPG con combate por turnos y un sistema de debilidades elementales estilo piedra papel o tijera, que no hace nada innovador fuera de lo visual. Algunas de nuestras habilidades requieren consumir gemas que se van generando automáticamente a razón de una por turno, con las más fuertes costando tres o cuatro para el tramo final del juego. Fuera de eso, el combate se siente demasiado simplón, con algunas habilidades realmente rotas que conseguimos a medida que avanza la historia y que trivializan los encuentros a un nivel casi ridículo. Los personajes de la party se sienten intercambiables en batalla cuando todos tienen habilidades que cumplen las mismas funciones -todos tienen alguna versión de una skill curativa para el final del juego, por ejemplo-, y si bien la narrativa nos los presenta como arquetipos distintos (la arquera ágil, el fortachón tanque) en la práctica terminan siendo todos bastante similares a la hora de pelear. La mayor variación al combate la agregan las Happenstance Cards, cartas especiales que aparecen durante algunos encuentros -casi siempre en las boss battles- y que agregan modificadores aleatorios en cada turno, tanto para la party como los enemigos. Estos modificadores van desde ataque o defensa extra de base, a cambios en el daño elemental, o incluso aumentan la cantidad de gemas generadas cada turno.

Voice of Cards: The Isle Dragon Roars Review - Yoko Tarot  - Bitwares 4

Aun así el combate es bastante monótono en general, y la dificultad del juego por la mayor parte es bajísima. Sumado a que la velocidad de las batallas en sí es muy lenta, con enemigos que no presentan ningún desafío tomando mucho más tiempo de lo necesario en ser despachados, termina dando como resultado que por gran parte de la duración de la historia las batallas se sientan más como una obligación o una molestia que como un auténtico desafío de habilidad. Al momento de escribir esta review Square Enix ya confirmó que el juego recibirá un parche a futuro que permitirá aumentar la velocidad de las batallas, pero aún no tiene fecha.

Habiendo dicho esto, Voice of Cards no es un juego muy largo y me tomó aproximadamente 13 horas completar la historia principal, que presenta algunas revelaciones y vueltas de tuerca interesantes que ponen de cabeza los convencionalismos y clichés de este tipo de historias, lo cual tratándose de un juego de Yoko Taro es más que esperable a esta altura. Tanto el diálogo como la narración están muy bien escritos y localizados de forma excelente, y las interacciones entre personajes son realmente divertidas por momentos, hasta me hicieron reír en voz alta en varias ocasiones.

También tiene varios finales, con el mejor (y asumo, canon) requiriendo conseguir una serie de cartas especiales ocultas a lo largo del mundo del juego, y que no son para nada difíciles de encontrar solo con explorar bien y hablar con todos los NPCs que encontremos. Así y todo, es por lejos la historia menos subversiva y memorable de Taro, quien se siente intencionalmente contenido acá y nunca llega a explorar la oscuridad de su mundo al nivel que lo hizo en Drakengard o NieR, y los aspectos más turbios se quedan chicos incluso comparados a mundos de fantasía oscura como The Witcher.

Voice of Cards: The Isle Dragon Roars Review - Yoko Tarot  - Bitwares 5

Para quienes hayan quedado con ganas de más tras ver los créditos, el juego tiene tanto contenido post game como new game+, ambos con una dificultad bastante mayor a la de la historia principal. También hay multiplayer, donde podemos enfrentarnos con otros jugadores en un minijuego de azar bastante entretenido (y que también se puede jugar en la historia contra algunos NPCs en las ciudades). Nada que se sienta necesario realmente, pero que tampoco resta.

Como otro aspecto positivo puedo remarcar que la versión de Nintendo Switch tiene controles táctiles implementados de forma excelente, y en modo portátil hasta los preferí por encima de los joycons.

Voice of Cards: The Isle Dragon Roars más que como un juego se siente casi como una curiosidad, como un pequeño experimento que Taro y Saito tenían dentro y necesitaban sacar. O tal vez vieron que Square Enix estaba desarrollando Dungeon Encounters y dijeron “yo también”. Sea cual fuera la razón, el resultado final es un juego que podría haber sido mucho más con un poco más de ambición -y, asumo, presupuesto-, y que es cargado casi en su totalidad por su presentación impecable. Si bien hay valor en lo que tiene para ofrecer, quienes vayan esperando un RPG profundo y estratégico se verán inevitablemente decepcionados por la experiencia. Al final de la historia, el narrador promete que nos volveremos a ver en el mundo de Voice of Cards. Ojalá sea así, porque una secuela con mejor jugabilidad podría ser algo realmente mágico.

Voice of Cards: The Isle Dragon Roars

  • Historia7
  • Jugabilidad6
  • Innovación8
  • Gráficos8
  • Música y Sonido9
  • 7.6

    Score

    Quienes esperen un juego de cartas tradicional no lo encontrarán en Voice of Cards: The Isle Dragon Roars, que prioriza mucho más su excelente presentación que su gameplay apenas correcto.
User Rating: 4.5 ( 1Votes )


Jueguitero, weeb, cuenta la leyenda que a veces músico. Me gusta el Dark Souls y las empanadas de carne (pero sin aceitunas).


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: