Hotshot Racing Review: la Nostalgia pone sexta


Tal vez las excursiones a los arcades no hayan sido tan abundantes. Para muchos de nosotros, nacidos en el conurbano profundo, asistir a Sacoa, Fantasy Land o varios mas perdidos en sucuchos de Lavalle, era parte de la salida de vacaciones de invierno.

Hotshot Racing esta disponible para PC, Switch, Xbox One y PS4.

Comprar cuatro fichas de a 25 centavos y darle al Final Fight con Guy (mi hermano con Cody), al Tetris (no sé por qué, pero jugarlo en la maquinita sentado tenía otro sabor); a alguno de pelea que no estuviera en consolas hogareñas y, antes de irnos a la rastra, al Daytona o Ridge Racer. Era difícil conseguir asiento en esa época. Muchas veces terminábamos en el Outrun. Pero esos dos eran una cosa de otro universo. No por nada Nivel X hacía torneos de Daytona USA.

Prendan los motore’

La Marina uno de los mapas disponibles

Hotshot Racing no propone en ningún momento ser un videojuego realista de carreras , por el contrario, desde el minuto uno remite a aquellas glorias de los 90’s, con sus polígonos bruscos y feotes (pero a 60 fps), donde lo único que importaba era elegir el auto que te resultara más bonito y acelerar hasta el final. Las pistas, cinco por paisaje (La Costa, El desierto, la Jungla, Las Montañas, La Marina) que aparte se pueden jugar en reverso, son alegres como se estilaba cuando no era importante (ni posible) la cantidad de matices de un color que se podían procesar. Que esto no haga parecer que no están a la altura de las circunstancias. Usan la paleta con eficiencia y lo sobrio en general de los paisajes ayuda a no desconcentrarse en el manejo. Y esto es importante. En juegos actuales, la sobrecarga de detalles complica a la hora de mantenerse enfocado en la pista.

Ahora bien, lo que digo del auto no termina ahí. Tenemos ocho corredores para elegir –sin características especiales- y cada uno tiene cuatro autos, lo que nos da un total de 32 coches para elegir de muchos estilos diferentes que se diferencian en velocidad, aceleración y derrape, a los cuales podemos modificar visualmente en el taller con la plata que nos dan en cada competencia disponible. No todas las modificaciones están disponibles desde el minuto uno, la gran mayoría debe desbloquearse consiguiendo objetivos.

Ella prende la turbina

Dentro de los tipos de juego encontramos “Grand Prix” que son cinco competencias con tres copas cada una. Cada copa se disputa al mejor puntaje de cuatro carreras. Luego tenemos Carrera Individual con varios modos muy entretenidos: “Arcade”, la carrera normal, “Policias y Ladrones” que hace recordar a los primeros Need for Speed donde unos autos policía nos van chocando hasta hacernos explotar, “Llueven Barriles” donde cada coche recibe barriles explosivos en los checkpoints y puede destruir a los competidores, y “Acelera o explota”, un modo que es parecido también a uno visto en algún Need for Speed en el cual no se puede bajar de cierta velocidad o se activa una bomba que nos hace volar por el aire.

También hay un modo Contrarreloj y un Online con varias competencias (pero poca gente). En definitiva, varias formas de mantenerse entretenido.

Como dije antes, el juego privilegia la sensación arcade de velocidad y ninguna pista es especialmente compleja o llena de curvas. Al contrario, tienen rectas largas o curvas suaves para que no soltemos el acelerador nunca. No obstante, si elegimos un auto malo en derrape, es factible que cada curva signifique un potencial choque.

Otros detalles a tener en cuenta: a los autos con aceleración mediocre les va a costar muchísimo hacerse con los primeros puestos, incluso en dificultad Normal (la más fácil de tres).

El turbo se carga de maneras específicas que implica pegarse detrás de otro auto (rebufo), lo cual no es tan simple o derrapando en las curvas sin chocarse.

Ah, y olvídense de recuperarse en una carrera. Si vas octavo y chocas o desaceleras mucho, no solo es casi imposible ganar, ni siquiera es probable que quedemos séptimos.

La salida y no chocarse, terminan siendo totalmente relevantes.

La Nave de Papá

Le gusta la gasolina

Los dos estudios involucrados en el desarrollo de Hotshot Racing, Sumo Digital y Lucky Mountain, ya habían participado de la creación de otros exponentes del género con nombres como Forza Horizon, Sonic Racing, Burnout, y Midnight Club. Muchas horas-hombre de experiencia dedicadas al perfeccionamiento del ingrediente que más se está dejando de lado en la creación de los videojuegos de carreras: la diversión.

No me malentiendan, los simuladores de manejo tienen virtudes enormes. Nos hacen sentir todo lo que siente un piloto profesional sin el riesgo de morir en una chicana. Assetto Corsa, rFactor, iRacing, los Gran Turismo, enormes videojuegos en los cuales se premia SABER conducir de verdad. No es el metier de este videojuego que intenta reproducir otro sentir, con sus gráficos poligonales, sus voces digitalizadas tirando frases cliché, y su música pop rockera.

No juzguen

REQUISITOS DEL SISTEMA
MÍNIMO: Requiere un procesador y un sistema operativo de 64 bits – SO: Windows 7 64 Bit or newer – Procesador: Intel Core i3 4130T (2.9GHz) / AMD FX 6300 (3.5 GHz) – Memoria: 4 GB de RAM – Gráficos: Nvidia GeForce GTX 770 (1GB) / AMD Radeon HD 7870 (1GB) – DirectX: Versión 11 – Red: Conexión de banda ancha a Internet – Almacenamiento: 8 GB de espacio disponible

RECOMENDADO: Requiere un procesador y un sistema operativo de 64 bits – SO: Windows 10 64-bit
Procesador: Intel i5 – 8600K (3.6 GHz) / AMD Ryzen 5 1600X (3.6 GHz) – Memoria: 8 GB de RAM – Gráficos: Nvidia GeForce GTX 970 (2GB) / AMD Radeon RX 570 (2GB) – DirectX: Versión 11 – Almacenamiento: 12 GB de espacio disponible

Conclusión

Hotshot Racing salió hace ya unos meses y le debíamos la reseña porque es sin duda uno de los juegos indie más frescos que hayan salido en los últimos años que tengan un sólido amparo en la nostalgia. Y ha habido muchos.

Otros ejemplos del género tienen mas opciones, mas pistas, mas autos, y mas maneras de modificar absolutamente todo. Lo que en general no les sobra es regocijo. Y en ese apartado específico, Hotshot Racing, no falla.

Hernan Castaño

Gamer de muchos años. Creador de la comunidad Old Gamers. Redactor.

2 comentarios sobre “Hotshot Racing Review: la Nostalgia pone sexta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s