Age of Empires III Definitive Edition Review: Ojalá no sea la definitiva

308

Hacer comparaciones es prácticamente inevitable para cualquier ser humano y esa dificultad se potencia cuando nos referimos a un clásico de clásicos como es el Age of Empires. Un juego que, a los nacidos en los 90, nos marcó una etapa de nuestras vidas y no necesita introducción alguna.

En estas cuestiones de remasterizaciones, y en cada review en general, se trata de gustos y como de gustos no hay nada escrito, cada uno hará su reflexión al testear el juego. Pero veamos si vale la pena comprar la Definitive Edition o si es mejor desempolvar el viejo cd.

El arte de la Guerra

Bajo ese nombre el juego metió una renovación que solía ser tosca y aburrida, los benditos tutoriales. Esa molestia tan necesaria. Cuestión que el juego innova en ese sentido con prácticas que incluyen desafíos y medallas, la contracara son algunas cinemáticas. Todo no se puede che.

Las batallas tanto en suelo firme como en agua siguen siendo épicas

Por otra parte el juego aportó algo interesante a quienes nos gusta la historia y las grandes batallas ya que podremos disputar algunos eventos muy característicos, basados en hechos reales.

En cuanto al gameplay hay que mencionar que las animaciones son calcadas a la edición vieja, y acá insisto con los gustos ya que a los nostálgicos les puede parecer copado y a los más exigentes les gustaría alguna novedad. Me incluyo en el segundo grupo ya que los movimientos parecen torpes y dejan expuesto que no hubo una dedicación a este punto.

Las civilizaciones se respetan al pie de la letra

Por otra parte el campo visual se ve muy mejorado ya que al descubrir espacios nuevos esto nos permite dominar mejor el entorno. No es tan oscuro.

El multijugador la rompe toda con la creación de partidas de hasta 8 personas y un lobby de búsqueda mucho más eficiente.

No hay con que darle

Cuando de sonido hablamos hay que sacarse el sombrero para hablar de Age of Empires. La banda sonora siempre fue un emblema de esta saga y los efectos de sonido son parejos y atractivos. Podemos aprovechar unos buenos cascos o ponernos en modo hardcore y enchufar un sistema de audio para asustar a los vecinos. Una delicia.

A destacar la inclusión del idioma español, aunque hoy muchos traen doblaje latino y sienta bien. Pero no nos quejamos.

Los colores son atractivos

Bases sólidas

Desde lo visual mencionamos algunas cositas como el descubrimiento de nuevos territorios o las animaciones de los personajes.

Hay que decir que la paleta de colores es muy buena, el mapa es muy atractivo y detallista.

También podemos jugar con el zoom, lo que nos da la opción de un modo de juego con más definiciones o simplemente una ventaja en el campo de batalla con una vista más abierta.

REQUISITOS DEL SISTEMA

MÍNIMO: Requiere un procesador y un sistema operativo de 64 bits – SO: Windows 10 version 18362.0 or higher
Procesador: Intel i3-2105 @ 3.1GHz or AMD Phenom II X4 973 with an average CPU Passmark score of 3735 or better – Memoria: 8 GB de RAM – Gráficos: GeForce GT 430, Radeon HD 5570, or Intel HD 4400 with an average Passmark G3D Mark of 570 or better – DirectX: Versión 11 – Red: Conexión de banda ancha a Internet
Almacenamiento: 42 GB de espacio disponible – Notas adicionales: 2 GB VRAM

RECOMENDADO: Requiere un procesador y un sistema operativo de 64 bits – O: Windows 10 version 18362.0 or higher – Procesador: Intel i5-3300 @ 3.0GHz or AMD FX-8350 or equivalent with an average CPU Passmark score of 4100 or better – Memoria: 16 GB de RAM – Gráficos: GeForce GTX 980 or Radeon R9 Fury or equivalent with an average Passmark G3D Mark of 9500 or better – DirectX: Versión 11 – Red: Conexión de banda ancha a Internet
Almacenamiento: 42 GB de espacio disponible – Notas adicionales: 4 GB VRAM

Conclusión

En conclusión queda una sensación rara, la experiencia de juego es buena y si le sumamos la nostalgia, mejor aún. Pero Está en el medio entre la vieja versión y lo que es realmente una definitiva. La apuesta fuerte fue lo visual y si bien se agradece, no todos buscan eso. La experiencia va por otro lado. De todas formas no deja de ser atractivo y adictivo para los nostálgicos, y un tanto limitado para los exigente.

Ojalá haya mejoras a futuro dentro del juego, si esos puntos flacos se nutren estaremos hablando de otra cosa.

No obstante los desarrolladores entendieron por donde iba la cosa y lanzaron un precio de mercado accesible para todos, y a caballo regalado no se le miran los dientes.



Periodista, Beatlemaníaco, fanático del Gaming, el Deporte y el Arte. Crecí jugando Doom aunque me daba pesadillas. Me tilteo al toque. Manejé el Halcón Milenario.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: