Gotham Knights Análisis: Los Caballeros de la Noche que no ascienden

1430

En el año 2009 Rocksteady Studios nos brindó con el maravilloso BATMAN: ARKHAM ASYLUM uno de los mejores titulos basados en un súper héroe en la historia del gaming. La saga se extendió por cuatro títulos, siendo el último de ellos, BATMAN: ARKHAM ORIGINS, desarrollado por otro estudio, Warner Bros Games Montreal. Lamentablemente la cuarta iteración no mantuvo alto el listón de la marca y fue indudablemente el más flojo de todos.

WB Games Montreal vuelve a pedir pista con GOTHAM KNIGHTS, el quinto título de ésta historia y estamos a punto de averiguar si ésta vez lograron emular la calidad de la trilogía original de Rocksteady.

GOTHAM KNIGHTS se encuentra disponible para PC, Playstation 5 y Xbox Series.

Red Hood/Jason Todd, Nightwing/Dick Grayson, Robin/Tim Drake y Batgirl/Barbara Gordon están dispuestos a todo para regresar las cosas a la “normalidad” (dentro de todo lo normal que puede ser ésta ciudad tan particular) y tratar de hacer que la verdad salga a la luz.

LA CAÍDA DEL MURCIÉLAGO

La historia nos sitúa en una Gotham City dónde aparentemente el Caballero de la Noche acaba de morir. En una secuencia realmente impresionante y bastante larga vemos como el encapuchado sostiene una terrible pelea contra su mentor, Ra’s Al Ghul, la cuál termina con la destrucción de la baticueva al completo y la muerte de ambos contendientes.

La noticia de la muerte del murciélago se expande como pólvora, y ahora Ciudad Gótica, sin su protector, queda a merced de las múltiples pandillas de delincuentes que no tardan en hacerse con el control de la ciudad.

Es en este contexto de total caos y destrucción es que arriban a la ciudad los miembros más destacados de la Bat-Family, discípulos y amigos de Batman, no solo para tratar de recuperar la ciudad sino también para averiguar todos los “cómo” y “por qué” del asesinato de su maestro. Red Hood/Jason Todd, Nightwing/Dick Grayson, Robin/Tim Drake y Batgirl/Barbara Gordon están dispuestos a todo para regresar las cosas a la “normalidad” (dentro de todo lo normal que puede ser ésta ciudad tan particular) y tratar de hacer que la verdad salga a la luz.

Incluso en el camino contarán con la asistencia de algunos de los villanos más emblemáticos de la historieta, como El Pingüino, Señor Frío o Harley Quinn, a quienes tampoco les hace mucha gracia que Batman ya no esté en sus vidas. Todo esto llevará al grupo a encontrar al verdadero responsable de todo lo que está pasando en Gótica. El grupo que está manejando todos los acontecimientos desde las sombras: La Corte de los Búhos.

TE VOY A HACER HABLAR A LAS PIÑAS

GOTHAM KNIGHTS es, jugablemente hablando, exactamente lo mismo que los cuatro títulos anteriores: un mundo abierto donde nos movemos a voluntad, ya sea caminando/corriendo, usando un lanzacuerdas o un vehículo motorizado (ésta vez se trata de la batimoto).

El objetivo es ir recorriendo todos los lugares que podamos mientras vamos palizeando a todos los criminales que encontramos en nuestro camino, al tiempo que recogemos pistas que nos permitan ir avanzando en cada una de las misiones. La novedad en este juego viene del lado de que ésta vez no vamos a manejar a un solo héroe, sino a cuatro de ellos. Por supuesto, cada uno de ellos tiene movimientos, armas y habilidades diferentes, así que, si bien los desafíos son los mismos, la forma de encararlos cambia de acuerdo a cuál de ellos estemos controlando en cada momento. Cómo no podía ser de otra manera, además de la misión principal, el mapeado estará repleto de múltiples misiones secundarias, investigaciones, coleccionables y un sinfín más de actividades, un clásico en la saga a esta altura.

De todas formas, y aunque por momentos hay alguna que otra variación mínima, tanto las misiones principales como secundarias se resuelven básicamente llegando al lugar, derrotando a todos los enemigos y recogiendo algún que otro ítem importante. De vez en cuando la acción se corta con alguna sección de investigación, dónde debemos observar alguna escena de crimen o alojamiento misterioso y tratar de descubrir todas las pruebas sospechosas a nuestro alrededor y así poder armar alguna conclusión de lo que sucedió, pero éstas secciones no son realmente ni muy seguidas ni demasiado complicadas, así que el juego se enfoca principalmente en el combate.

Por supuesto, la historia general y las misiones no cambian, pero el detalle de que estén encaradas de tantas maneras distintas es un recurso, cuánto menos, bastante copado.

Hablando del combate, nuestros héroes tienen la posibilidad tanto de atacar a los enemigos con armas cuerpo a cuerpo o a distancia, las cuales pueden ser incluso mejoradas o cambiadas. Si bien hay una buena variedad de movimientos tanto si estamos cerca, arriba de una cornisa, si queremos ser sigilosos o directamente romper todo, el combate no resulta demasiado elaborado ni profundo, como en títulos anteriores, así que la mayoría de las peleas las vamos a resolver simplemente smasheando los botones.

HISTORIA ADAPTABLE

Lo más interesante del título viene del lado de la “flexibilidad argumental” que presenta. ¿Qué quiero decir con esto? Que la historia está adaptada al héroe que estemos usando en cada momento. Es decir, todos los diálogos, cutscenes, datos y cualquier otro detalle importante de las misiones funcionan según el personaje que estemos controlando. Esto implicó, por supuesto, que todas y cada una de ellas se realizaran al menos cuatro veces con cuatro desenlaces distintos. Por supuesto, la historia general y las misiones no cambian, pero el detalle de que estén encaradas de tantas maneras distintas es un recurso, cuánto menos, bastante copado. Por supuesto, también hay objetivos o escenas exclusivas de cada uno de los protagonistas, así que si queremos ver todo el material que el juego tiene para ofrecernos debemos ir cambiando constantemente entre ellos.

Y digo debemos porque la realidad es que el juego en ningún momento nos obliga a cambiar de héroe. Podemos tranquilamente pasarnos todo el juego utilizando al mismo batipersonaje y ni tocar el resto, pero por supuesto esto implica perderse el 75% de las opciones jugables. Además, y para aumentar aún más esa misma flexibilidad y que no nos resulte tan “molesto” ir haciendo cambios, la experiencia entre todos ellos es compartida. Si estuvimos jugando unas horas con Red Hood y subimos 10 niveles, al momento que decidamos cambiar a Nightwing, por ejemplo, el otro personaje también tendrá esos 10 niveles extra en sus estadísticas. Lo único que debemos tener en cuenta a la hora de los cambios es que tendremos que reequipar nuevamente a cada uno de ellos con las nuevas piezas de equipo que hayamos recogido y también distribuir los puntos de habilidad que hayamos obtenido al subir de nivel.

PERFORMANCE QUE NO CONVENCIÓ

Cuando la desarrolladora anunció que el juego iba a funcionar solamente a 30 FPS, los fans no tardaron en poner el grito en el cielo. Resulta que Warner Bros Games Montreal había anunciado en su momento que el título no saldría para sistemas de la gen anterior supuestamente por la incapacidad de estos sistemas de correr el juego, así que más razón le dieron al fandom para que criticase una performance tan pobre en los sistemas actuales.

De todas formas, el juego técnicamente no está mal. Los diseños de personajes, sobre todo los principales, son el punto fuerte. Los cuatro batichicos tienen una muy amplia variedad de trajes para ponerse, muchos de ellos disponibles de entrada y otros tantos desbloqueables a medida que vayamos jugando. Lo mejor de todo es que tenemos sets completos correspondientes a diferentes arcos argumentales de los cómics, y los podemos equipar a voluntad, cambiar sus colores y todos ellos se ven fantásticos, así que en este apartado la variedad y calidad es muy alta.

Los enemigos también tienen diseños interesantes, aunque acá se peca de repetición. Si bien hay diferentes facciones o pandillas pululando por Gótica, el diseño de los miembros se suele repetir entre ellas y no es más que un ligero reskin en la mayoría de los casos.

La ciudad, el otro gran protagonista del juego, se ve adecuadamente oscura y húmeda como una buena Ciudad Gótica debería ser, con su constante ambiente opresivo, lleno de humo, muerte y llovizna constante. De todas formas, en ésta versión pareciera que la ciudad es bastante chica, no cuesta mucho revelar todo el mapeado que tenemos a nuestra disposición y además también las estructuras se sienten muy parecidas entre ellas. Este apartado se equilibra un poco con las secciones en interiores de edificios, todas ellas muy bien elaboradas y llenas de detalles.

En el departamento de sonido las cosas están muy bien. La musicalización de cada ambientación y escena está muy bien lograda, con todo el sello cinematográfico que una marca como Warner sabe imponer. Las voces para nuestra región están en español latino, y como siempre son absolutamente profesionales y están sabiamente elegidas para que cada una de ellas sea acorde a la personalidad de cada uno de los personajes.

El punto donde el juego flaquea es en la jugabilidad. De entrada todo se ve y se siente espectacular, y la posibilidad de jugar con cuatro personajes diferentes con también diferentes habilidades y recursos resulta más que llamativa. Pero esa misma novedad se va diluyendo de a poco con el correr de las horas. Jugar con cualquier personaje es en realidad bastante similar, debido a la poca profundidad del combate, que carece de combos o estrategias realmente trabajadas y se limita a golpear y esquivar. Cómo además prácticamente todas las misiones, tanto principales como secundarias, se enfocan en este proceso, las mecánicas terminan volviéndose repetitivas y de repente nos empezamos a dar cuenta de que estamos hablando exactamente lo mismo hora tras hora.  Las mini secciones de investigación, los coleccionables o las pruebas de conducción por supuesto que tratan de aportar a la variedad, pero en definitiva el juego termina siendo bastante repetitivo.

Ah, y un detalle que no me tengo que olvidar de mencionar es que el juego está pensado para jugarse en modo cooperativo de dos personas. Esto por supuesto hace que los recorridos por la ciudad sean mucho más divertidos, sobre todo por el hecho de que ambos jugadores pueden incluso tomar caminos separados en cualquier momento y limpiar las zonas cada uno por su cuenta, o incluso salir de las partidas sin que eso afecte el progreso del otro jugador. Pero este mismo recurso pareciese que genera un desbalance a la hora de jugar solo, donde los encuentros con los grupos de villanos son realmente multitudinarios y además éstos aguantan bastante daño, así que jugar solo puede ser bastante complicado.

UNA BATISEÑAL PARA LOS FANÁTICOS

Hay algo que hizo Rocksteady en los primeros tres títulos que Warner parece no terminar de encontrar nunca. Al jugar este título, al igual que ORIGINS, uno realmente siente que está jugando algo “parecido” a lo que fue la trilogía original, pero que al mismo tiempo se siente distinto. Menos profundo, jugable, trabajado…con menos alma, tal vez. Ojo, GOTHAM KNIGHTS no es de ninguna manera un mal juego, de hecho si sos fan del universo de Batman te va a gustar mucho. También si sos un jugador que gusta de los open world con muchos objetivos a pesar de que sean repetitivos. Pero es innegable que podía haber resultado algo mucho mejor, ya en el pasado se demostró que la franquicia de Batman tiene material suficiente para hacer juegos realmente excelentes. Y este se queda a mitad de camino.

La historia, por si alguno se lo pregunta, es además bastante corta. En unas 6 horas podemos terminar toda la campaña principal, y si deseamos completar el juego al 100% tampoco nos tomará mucho más, unas 15/20 horas para desglosar todo el material incluido. Poco para los standards que manejan los AAA hoy en día, aunque personalmente me parece una duración decente.

LO MEJOR

  • 4 personajes controlables con variables jugables, muchos trajes y habilidades especiales.
  • La historia y las escenas se amoldan al personaje que se está controlando en cada momento
  • El Universo de Batman y la Bat-Family, con lo atractivo que resulta.

LO PEOR

  • Se vuelve repetitivo muy pronto.
  • La historia es corta y no es demasiado sorprendente.
  • La performance no está a la altura de un título exclusivo para los sistemas de última generación.

Gotham Knights

  • 7.0

    Score

    GOTHAM KNIGHTS nos plantea un juego donde vemos que pasaría si el más grande héroe de Ciudad Gótica muriese, y todo lo que eso genera en el resto de personajes de ese universo. Variedad jugable, historia que tiene sus momentos, multitud de contenido opcional, trajes, habilidades y escenas adaptables terminan convirtiendo al título en un buen juego, pero que nos deja con la sensación de que le falta algo.
User Rating: 0 ( 0Votes )


Gamer furioso desde el lanzamiento de la Atari 2600, hace mucho (mucho) tiempo. Orgulloso padre de dos hijas que siguen mis pasos. No quiero morir sin ver el final de Berserk, Shenmue y la vuelta de la revista Action Games.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: