No place for bravery Análisis: Hay que ser bastante valiente

824

Esta propuesta souls-like con un combate brutal y sangriento, desarrollado por Glitch Factory y publicado por Ysbryd Games, nos ofrece un desafío lleno de enemigos temibles, puzzles complicados y un pixel art bellísimo. Pero, ¿Tiene lo suficiente para sobresalir por encima de otros del género?

No Place For Bravery está disponible para PC y Nintendo Switch.

No Place For Bravery es un souls-like, a esta altura es difícil definir qué hace a un juego de este género. En líneas generales se los acepta como tales si comparten mecánicas con el conocido Dark Souls y similares, ya sea con combate desafiante, manejo de stamina, perder recursos al morir, revivir indefinidamente en puntos de control, o tener una narrativa compleja por dar algunos ejemplos. Este juego tiene una experiencia narrativa más directa que la que suelen llevar sus influencias, haciendo que se sienta más como un juego de aventuras difícil, que como un souls-like.

UN MUNDO QUE SE CAE A PEDAZOS

Esta historia arranca contando la tragedia de la familia compuesta por Thorn, Leaf y Rose (cuyos nombres no están puestos así por mera casualidad). Nuestro personaje jugable va a ser Thorn, un sazonado guerrero, Rose es su esposa y Leaf, la hija de ambos. Juntos viven una vida de relativa tranquilidad en un mundo atado con alambres. En el oeste duerme un coloso, cuyo sueño está implícito que es lo que mantiene al mundo estable. Thorn es un guerrero retirado de la Vieja Orden, una organización cuyo objetivo era asegurarse de que el coloso siga durmiendo, pero que ya no existe. Se formó una Nueva Orden a la cual Thorn no pertenece ya que no comparte sus valores y está retirado, al igual que la Legión, un ejército cuyo objetivo es despertar al coloso para que abra paso a un nuevo mundo.

En un tutorial bastante largo, vamos a ver cómo arranca la historia (y si leemos las notas de lore, podemos spoilearnos lo que va pasando, de paso). Resumiendo un poco, Thorn y Leaf salen a cazar pero se ven atacados por los Hemlins, unos seres que parecen zombies y que sirven como el enemigo más común del título. En la mitad de esto, un brujo secuestra a Leaf y para cuando termina toda esta secuencia, no la vuelven a ver más. Al matar al boss del tutorial, Thorn se encuentra a un chico, al que deciden adoptar junto con Rose.

Diez años después, Thorn, Rose y Phid (el chico que rescataron y adoptaron) forman una nueva familia sin Leaf. Nos cuenta el juego que Thorn y Leaf durante un tiempo se aventuraron a buscar al brujo, pero que esto no fue exitoso y debido a que Rose tiene problemas respiratorios, decidieron dejar atrás la búsqueda y empezar una vida tranquila teniendo una taberna en Ossuary, uno de los pocos lugares donde sigue existiendo la humanidad y la civilización.

Phid es un chico que no tiene movilidad en las piernas, y toda la aventura nos va a acompañar colgado de la espalda de Thorn. Otro aspecto de narrativa fuerte que ofrece este título, contrastando con otros del género es que podemos tomar varias decisiones, Phid nos va a sugerir qué es lo que piensa correcto, pero podemos ignorarlo si deseamos, generalmente Phid va a optar por ponerse de un bando u otro, tratando de evitar violencia innecesaria.

En la primera parte tenemos una aventura en la que ayudamos a un amigo de la vieja orden, en esta aventura vuelve a aparecer el brujo brevemente, avivando el fuego de Thorn por encontrar a su hija. En este momento el juego nos plantea si queremos buscar al brujo o quedarnos en el pueblo. Es interesante esto, si decidimos quedarnos accedemos a un final prematuro del juego. En este Thorn se queda en la taberna con su familia, y sigue una vida de relativa tranquilidad. Pero hay algo todavía allá afuera muy peligroso, que nos llama siniestramente.

Hay algunas pistas dentro de la secuencia del tutorial que nos sugieren que no todo lo que vemos es real, o que los recuerdos de Thorn sobre esto, no son muy confiables.

LA VIDA SIGUE, TAMBIÉN LA AVENTURA

Si no tomamos la decisión anteriormente mencionada, el juego es mucho más largo, por supuesto. Seguimos la búsqueda del brujo y de Leaf, con Phid a nuestros hombros. Antes de esto por supuesto ya vamos a haber peleado bastante y aprendido las mecánicas del juego. Luego del tutorial nos quitan las armas extra que fuimos consiguiendo, así como las habilidades, que vamos a poder conseguir más adelante.

Como dije en el título, el nombre del juego es engañoso, a cada paso vamos a tener que armarnos de valor si queremos vencer. El combate tiene influencias souleras, y requiere de toda nuestra atención para no morirnos. A lo largo del juego vamos a desbloquear de a poco otras dos armas además de nuestra fiel espada: el martillo y la ballesta. El martillo sirve como arma de dos manos pesada, capaz de hacer un poco más de daño y más impacto. La ballesta es nuestro as bajo la manga para darles de su propia medicina a los enemigos de rango, que abundan. Las armas melee atacan en una sucesión de golpes, siendo el último del combo el más fuerte.

Como maniobras defensivas tenemos un bloqueo y un dodge. La acción de esquivar es casi inutil antes de desbloquear la habilidad que le da invulnerabilidad, por suerte es en las primeras horas de juego. Pero cambia totalmente cómo encaramos los encuentros. El bloqueo funciona manteniendo un botón, durante los primeros frames de animación, si nos golpean, vamos a poder ejecutar una suerte de “parry”. Esto pasa si nos golpean, dentro de lo que pude calcular, en los frames en los que Thorn levanta el escudo y lo sostiene por encima de su cabeza. Acertar a estos parrys va a permitirnos ir dañándole la stamina a los enemigos, sirve mucho para los que tienen mucha vida, y si la conseguimos vaciar, los vamos a dejar tontos un rato, dándonos la oportunidad de matarlos o hacerles mucho daño.

Además de nuestras armas, contamos con habilidades especiales para poder avanzar en contra de los obstáculos de este mundo oscuro. Algunas se pueden comprar con monedas, que dropean convenientemente los enemigos, pero la mayoría necesita que encontremos un libro o una escritura, además, para poder aprenderla. Esto hace que vayamos desbloqueándolas de a poco. Tenemos además ítems usables, en una forma clásica de souls, tenemos una cantidad de pociones que se regeneran al descansar en un checkpoint. los ítems son rápidos y fáciles de usar, por lo que curarnos es un placer, al contrario de la mayoría de juegos del estilo, lo hacemos rápido y sin delays para que nos castiguen los enemigos.

Los enemigos casi nunca van a estar solos, y si pueden, van a intentar abrumar siendo muchos y rodearnos. Esto pasa hasta cuando recorremos pasillos, el juego plantea los encuentros como si fueran puzzles. Muchas veces encaramos estas situaciones pensando que son combates imposibles de pasar, pero al segundo intento lo resolvemos con facilidad.

Como todo juego que se define como soulslike, además del combate difícil, tiene otras similaridades. Los devs realmente crearon un lore de la gran flauta y muy bueno para este juego, pero la narrativa sobre el mismo nos la dan de forma directa, no hay que investigar mucho. Los checkpoints son como “bonfires” pero apenas perdemos dinero al morir, y no se puede recuperar volviendo al lugar de nuestra muerte. Para mi le falta el aspecto más rolero para terminar de ser un souls-like del todo. No podemos levear así que no hay stats con los que volvernos poderosos, solo contamos con nuestras herramientas, armas y nuestra habilidad para superar el desafío. Sin embargo, el resto de las influencias y mecánicas lo hacen un juego del género.

Requisitos del Sistema

MÍNIMO: Requiere un procesador y un sistema operativo de 64 bits – SO: 64-bit Windows 7 – Procesador: 2.8 GHz Dual Core CPU – Memoria: 4 GB de RAM – Gráficos: GeForce GTX 660, Radeon R7 370 or equivalent with 2 GB of video RAM – DirectX: Versión 11 – Almacenamiento: 2 GB de espacio disponible – Tarjeta de sonido: DirectX compatible

No Place For Bravery

  • Historia8
  • Jugabilidad7
  • Innovación7
  • Gráficos9
  • Música y Sonido7
  • 7.6

    Score

    No Place For Bravery exige bastante al jugador durante el combate, siendo una propuesta bien desafiante. Teniendo una narrativa más clásica y de momentos súper lineal, es una buena puerta de entrada para quienes quieran meterse en el mundo de los souls-like, pero no les gusta que no tengan una historia más “fácil”. El pixel art es bellísimo y el punto fuerte del título. Punto a favor extra: podemos acariciar a los perritos en este juego.
User Rating: 0 ( 0Votes )


Me gustan los carbohidratos, la cafeína, los jueguitos y el aire acondicionado. Tengo todas las vacunas al día.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: