Potion Permit Análisis: Stardew Valley pero… ¡con pociones!

758

Desde que salió Stardew Valley decenas de desarrolladores intentaron imitar el título de Eric Barone. MassHive Media se suma a esta lista de empresas con Potion Permit, un Stardew Valley, pero con pociones. ¿Logra innovar o es más de lo mismo? A continuación te contamos esto y más.

Potion Permit se encuentra disponible para PC, PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox One, Xbox Series S│X, Nintendo Switch.

Raja de acá, porteñito

Potion Permit nos invita a ponernos en la piel de un alquimista de Capital Federal (bueno, no) que debe viajar a Moonbury, un pueblito del interior, a curar a la hija del alcalde. La susodicha cayó enferma y el curandero del lugar no pudo hacer absolutamente nada por ella.

¿Cuál es el problema? Que la gente de la Capital no es bien recibida en este pueblo. No importa a cuanta gente cures ni que tantas buenas acciones hagas; todos te odian.

Con el correr del tiempo, iremos descubriendo el porqué de este odio tan intenso hacia los habitantes de la gran ciudad. ¿Nuestra misión? Además de curar a quienes caigan enfermos, ganarnos el amor y el respeto de los pueblerinos y recuperar la identidad del lugar.

La historia de Potion Permit no es precisamente memorable, pero está bien. El problema, en este punto, son los diálogos con los NPC. La gran mayoría de ellos se sienten, en un comienzo, demasiado similares; pareciera que todos comparten la misma personalidad. Aunque, con el correr de las horas, este asunto, por suerte, mejora.

Farmeo y crafteo, ¡de pociones!

Potion Permit parte desde una base muy similar al Stardew Valley –y a todos los RPG de simulación que salieron luego del título de Barone–. Es decir, debemos farmear, farmear y… farmear.

Aunque, Potion Permit no se queda sólo en farmeo y posterior crafteo. Partiendo de la base, lo que debemos elaborar son pociones. ¿Lo mejor? Dicha creación está acompañada de un mini puzle. Cada poción tiene una estructura específica y cada elemento crafteado tiene una forma. Nuestra tarea es lograr colocar los elementos necesarios de manera adecuada hasta completar la estructura. Una vez que hayamos hecho una misma poción 4 veces, ya no se nos pedirá que hagamos este paso.

El título de MassHive Media está repleto de minijuegos. Por ejemplo, en nuestro paso por Moonbury podemos trabajar en el Correo, en la Iglesia y en la Estación de Policía. Cada uno de ellos cuenta con un minijuego como: machacar uvas apretando frenéticamente un botón, empacar seleccionando a qué lado va elemento o tocar las flechas en la dirección que nos indiquen abajo.

El cuidado de los NPC enfermos también cuenta con dos minijuegos: uno al estilo Guitar Hero (apretar la flecha indicada en el momento indicado) y otro al mejor estilo Simón Dice (memorizar el orden en el que se iluminaron las flechas).

Además de los múltiples minijuegos, Potion Permit también nos invita a llevar a cabo misiones principales –que nos permitirán avanzar en la historia– y decenas de misiones secundarias, aquellas que harán que nos ganemos el amor de la gente.

El contenido en este título es abundante, pero hay un problema… Potion Permit tarda mucho –muchísimo– en llegar al punto. Al menos durante las primeras 2 horas del juego no hay básicamente nada para hacer más allá de talar algún que otro árbol y picar alguna que otra piedra. El título tiene mucho material para cortar, pero tarda demasiado en llegar a él.

Otro problema que presenta el gameplay de Potion Permit es que, pese a su generoso contenido, no logra sentirse original. Si jugaste al Stardew Valley o similares, vas a sentir que es un título que ya jugaste decenas de veces en el pasado.

Lo que se dice un título acogedor

La gran mayoría de estos títulos de “simulación de…” similares al SV comparten una base muy importante respecto a sus gráficos: hacer que la experiencia se sienta acogedora desde lo visual.

Por eso, el mundo que nos presentan en Potion Permit a través de sus pixeles es colorido; completamente amigable. En todo momento nos hace sentir bienvenidos (esto pese a la hostilidad de sus habitantes).  

Este punto además se acompaña y realza gracias a una banda sonora igual de reconfortante. La música se siente cálida; nos hace sentir parte de esa comunidad y todo lo que ella engloba.

Potion Permit

  • Historia7
  • Jugabilidad7
  • Innovación4
  • Gráficos8
  • Música y Sonido8
  • 6.8

    Score

    Potion Permit es entretenido, pero hay que darle varias horas para llegar a ese punto. Tarda mucho en presentarnos las múltiples opciones que tiene disponible. Si bien logra despegarse del fantasma del Stardew Valley, su jugabilidad no termina de sentirse original. Ni siquiera los diversos minipuzles ayudan a que parezca un título innovador. Sin embargo, es una opción más que recomendada para aquellos que buscan un RPG tranquilo que los ayude a desconectar.
User Rating: 0 ( 0Votes )


Periodista. Amante del cine y de los videojuegos. Siempre del lado Riquelme de la vida. Podra ver los captulos de Friends en un bucle infinito y no aburrirme nunca.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: