Probamos Project Warlock 2 en Acceso Anticipado: los Boomer Shooters vienen cada vez mejor

436

Siguiendo los pasos de la primera entrega, este juego desarrollado por Buckshot Software y publicado por Retrovibe nos trae todo lo bueno del primero, multiplicado por mil.

Project Warlock 2 está disponible en early access para PC.

Este juego es parte de un estilo de FPS al que actualmente se les está llamando “boomer shooters”. En general con este término se suele referir a juegos en primera persona que tratan de emular juegos de los 90. Son juegos que no apuntan a un público masivo y son casi de nicho, pero para los que hay un mercado bastante grande. A diferencia de los juegos viejos en los que se inspiran, suelen tener elementos modernos y mucha dificultad. En esta nota voy a usar algunos términos específicos del género sin explicarlos todos, porque entiendo que este juego es más que nada para entendidos.

BRUJOS CON RIFLES

Este juego por fin está en early access, lo venía esperando desde que jugué la demo y la verdad es que no decepciona. Como en todo buen FPS retro, la historia está, pero no es importante. Esta vez nos toca encarnar el rol de Palmer, y su misión es buscar a su maestro y mentor, matando todo tipo de demonios en el camino. En el estado actual del early access sólo podemos elegir este personaje, pero para cuando salga completo prometen ser un total de 3 con habilidades y armas distintas. 

El juego nos ofrece como preview, un sólo capítulo compuesto de 6 niveles ENORMES y abiertos, algo muy distinto al primer juego en donde eran lineales y cortos. Es muy fácil perderse en estos niveles ya que son gigantes y no siempre está claro hacia dónde ir. La ventaja es que, al no ser lineales, podemos saltear partes enteras si sabemos exactamente qué hacer al rejugarlos. Por suerte tenemos un minimapa que también nos marca puntos de interés. El primer nivel es bastante aburrido en comparación al resto, a medida que avanzamos vamos a ver mucha más variedad de escenarios. Para los que gustan de buscar secretos, hay varios cameos de personajes de otros boomer shooters metidos como easter eggs, yo encontré de Dusk y Nightmare Reaper (dos juegazos del género), pero hay muchos más.

La ambientación del juego es bastante… ¿cyberpunk? ¿magicpunk? Es una mezcla muy interesante entre ciencia ficción y fantasía medieval. Nuestro único protagonista en acceso anticipado, Palmer, parece un pibe metalero como cualquiera de acá. Pero es en realidad un poderoso brujo que sabe usar armas de fuego de forma experta. Contrasta con el protagonista del primer juego al parecer más inocentón y joven. Sus poderes (que iremos obteniendo de a poco) son habilidades que podemos activar durante el combate. El primero es un hechizo que duplica el arma que estemos usando a lo akimbo, y pasaremos a usar dual weild por unos segundos, cual protagonista de peli de John Woo. La segunda es una supernova congelante, que es muy útil para detener a los demonios y mantenerlos quietos. Y la última es un hechizo que nos permite lanzar fuego de nuestras manos, esto sería muy copado y badass si no fuera que no sirve de mucho, el rango es corto y quedamos muy expuestos, además de que nos tapa bastante la visión. Al matar enemigos, estos van a dropear orbes que nos ayudan a reducir el cooldown, así que las habilidades se pueden usar seguido y sin miedo.

DISPARAR PRIMERO, HACER PREGUNTAS DESPUÉS

A diferencia de la primera entrega, que tenía aproximadamente quince mil armas distintas, PW2 nos da solamente 5. Este es un cambio favorable, ya que son todas bien distintas y cumplen roles específicos. Empezamos con una espada a la que no le di mucha bola ya que la munición abunda, pero que fue útil en algunos aprietos. En vez de una pistola el arma de fuego default es un rifle automático, muy lindo y satisfactorio de usar, versátil y poderoso. La escopeta es una fiesta, es muy divertida y letal, pero tiene bastante delay al recargarse. Como arma pesada tenemos un cañón que dispara (valga la redundancia) bolas de cañón enormes, muy medieval. No suena al arma heavy más convencional, pero por suerte puede mejorarse a balas que perforan o hacia más clásico lanzagranadas. La última arma cumple el rol de ser la rara, es un cetro que dispara magia, tiene poca munición, pero es muy buena para eliminar rápidamente hordas de enemigos al instante.

Cada arma puede mejorarse a dos versiones distintas, una vez elegimos una, no podremos usar la otra en esa playthrough. Todas son distintas entre sí, pero en general igual de poderosas, termina siendo una elección 100% personal a cómo queramos ajustar nuestro estilo de juego. También sirve para incentivarnos a probar las otras en otra playthrough, sumándole valor de rejugabilidad.

El juego mismo nos describe que no existen los reloads manuales, pero que las armas se recargan solas. Nos sugiere también cambiar de arma para no fumarnos la animación de recarga, una técnica muy común de estos shooters retro, pero acá viene con trampa: las armas no recargan mágicamente, sino que al cambiar recargan en segundo plano. Para dar un mejor ejemplo: no podemos tirar un cañonazo, cambiar a rifle y volver al cañón para disparar otro tiro más rápido, si hacemos eso vamos a sacar el cañón a mitad de la animación de recarga. La idea del juego es que usemos esa otra arma a la que cambiamos.

Los sprites de los enemigos son enteramente 2D pero basados en modelos 3D, dando una sensación muy particular (me avisan por la cucaracha que a esto se lo llama 2.5D). Funciona de maravilla por más extraño que suene, todos están cuidados y entendibles. Los hitboxs en general están muy bien, pero a veces no registran algunos disparos. El juego nos incentiva a meter headshots, haciendo la cabeza el punto débil más común de nuestros enemigos, pero en el fragor de la batalla y lo intenso que se pone el combate no siempre es priorizable.

Tenemos muchos enemigos en este juego, y con ninguno se jode. Incluso los más débiles en solitario y si los dejamos desatendidos pueden matarnos en segundos. Los clásicos zombies o ghouls vuelven como carne de cañón, persiguiéndonos siempre. Las succubus del PW1 vuelven ahora como “Imps”, más molestas que antes, ahora también pueden esquivar nuestros disparos. Hay unos muy divertidos que son esqueletos con escopeta, pero tranquilamente podría ser un rifle de sniper, porque tienen un alcance absurdo que parece un hitscan, pero no lo es porque podemos ver los proyectiles. Luego hay de toda cantidad de enemigos pesados, caballeros robot que disparan misiles, demonios insecto que lanzan granadas, no nos vamos a aburrir, la variedad es interesantísima. El juego nos explica que nuestros disparos pueden stunlockear algunos enemigos y aturdirlos, y por eso va a ser vital disparar antes que ellos. Los enemigos además pueden hacer infighting si se hacen daño entre ellos en el fuego cruzado, lo cual es ventajoso para nosotros.

El combate es rápido y frenético, para sobrevivir tenemos que usar todos nuestros sentidos, si nos distraemos un segundo puede significar la muerte. Nunca hay que olvidar que nosotros somos mucho más letales que todos los demonios juntos, pero tenemos que pelear bien. Es otro de esos juegos en los que hay que movernos todo el tiempo y cambiar de armas a cada rato. Los enemigos nos van a dropear municiones, vida y armadura, y dropean más cantidad mientras más largo sea el combo que estemos haciendo, incentivándonos a nunca dejar de atacar y jugar agresivamente. Estos ítems que van a ir dejando son vitales en combates largos para poder terminarlos con vida. Si jugamos muy bien podemos salir de un encuentro con más munición, vida y armadura que antes. Por suerte la muerte no es un gran problema, esta entrega tiene un muy buen sistema de checkpoints. Al final de cada nivel tenemos un boss, que en general suele ser una versión mejorada de algún enemigo común, con nuevos y más letales ataques y mucha vida.

POCO PARA PULIR, MUCHA MANIJA

No tuve por suerte ningún bug mayor, pero por supuesto es de esperarse que haya en un juego de acceso anticipado. Algunos enemigos se traban en columnas, otros adentro de las paredes. Y hasta les pasa esto a los bosses, dejándolos inmóviles y quitándole el desafío a la pelea. Nada que no se pueda ajustar fácilmente creo, así que seguro resuelvan estas pequeñas cosas para el lanzamiento (al igual que pulir los hitboxes como mencioné anteriormente).

La promesa de un OST de heavy metal se queda a media máquina de momento, algunos de los niveles sólo activan la música emocionante en las bossfights. Pero cuando arranca, arranca con todo y es fantástico, los riffs y las melodías me recuerdan mucho a el excelente OST de Quake 2 y otros igual de buenos de esa época. Nada mejor para matar demonios poseídos por la adrenalina.

Conclusión

A pesar de estar en early access, Project Warlock 2 ofrece bastante contenido y mucha diversión. Tiene todavía algunas cosas que pulir, pero no me quedan dudas de que el producto final va a ser espectacular. Mención especial a la cantidad de opciones de accesibilidad que tiene, siempre suma puntos y está bueno que se esté volviendo la norma. Espero con ansias los otros dos capítulos de esta joya y los otros personajes también, es realmente un gusto ver juegos de esta calidad. Recomiendo a todo jugador de FPS que le dé una oportunidad.

Requisitos del Sistema

MÍNIMO: Requiere un procesador y un sistema operativo de 64 bits – SO: Windows 10 – Procesador: Intel Core i5 7600K / AMD Ryzen 3 1300X or newer – Memoria: 4 GB de RAM – Gráficos: GeForce GTX 960 6GB / AMD RX 570 4GB or newer – DirectX: Versión 12 – Almacenamiento: 6 GB de espacio disponible – Tarjeta de sonido: Integrated or dedicated compatible soundcard

RECOMENDADO: Requiere un procesador y un sistema operativo de 64 bits – SO: Windows 10 – Procesador: Intel Core i5-9600K gen / AMD Ryzen 5 2600 or newer – Memoria: 8 GB de RAM – Gráficos: GeForce GTX 1070 8GB / AMD Radeon RX 5700 8GB or newer – DirectX: Versión 12 – Almacenamiento: 6 GB de espacio disponible – Tarjeta de sonido: Integrated or dedicated compatible soundcard



Me gustan los carbohidratos, la cafeína, los jueguitos y el aire acondicionado. Tengo todas las vacunas al día.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: