The Past Within Análisis: Resucitando en el Lago

640

The Past Within es el último capítulo hasta la fecha de “Rusty Lake”, la larga y prolífica saga de videojuegos indie de ciencia ficción sobrenatural, terror, existencialismo, y drama que nació como un sincero homenaje a la serie “Twin Peaks” y se convirtió en un point & click espectacular por mérito propio.

The Past Within esta disponible para PC, Nintendo Switch y celulares.

Justamente, el Pasado

En Bitwares hemos (yo) escrito bastante sobre Rusty Lake porque somos (yo, de vuelta) muy fanáticos de la obra del estudio homónimo y de este género en particular. Desde sus mas modestos comienzos con el binomio “Cube Escape: Seasons” y “Cube Escape: The Lake” pasando por los mas ambiciosos  “Cube Escape: Paradox” que tenía un corto cinematográfico incluido o “The White Door” que sigue la historia de Bob Hill, el ex novio de Laura Vanderboom, con quien comienza toda la enorme historia y agrega pequeñas cinemáticas en formato historieta.

Dos años habían pasado desde los últimos títulos de la saga, el nombrado The White Door y el gratuito Samsara Room hasta este The Past Within. Desde su salida inicial en el 2015 (año que vio la salida de SIETE ENTREGAS de la saga), solo  en 2019 habíamos quedado en blanco y eso fue porque se juntaron varios eventos. La salida en el 2020 de The White Door y Samsara Room, el fin de la tecnología Flash en la cual estaban desarrollados todos los videojuegos y el pack Cube Escape Collection que reúne todos los títulos. Que volviera a suceder en el 2021 solo presagiaba que el desarrollo de The Past Within escondía algo complicado e innovador.

Así fue la sorpresa cuando nos enteramos mediante un hermoso tráiler y las notas de desarrollo que la nueva salida era cooperativa y solo podía jugarse en dos dispositivos de forma simultánea.

Sacando el argumento, los puzzles y todo aquello que esta saga otorga desde su primer hito, esta novedad sorprendió a todos los que somos fans, e intuyo que sorprendería a quienes al día de la fecha desconocen del asunto.

Para jugar como se debe a The Past Within se requiere jugarlo en dos dispositivos (PC o celular). No requiere ninguna clase de conexión entre ellos (o que sean el mismo siquiera), ni tienen que estar en un mismo servidor o sesión de ninguna clase, y eso lo hace bastante atractivo. Lo que si se precisa es que ambos jugadores estén en comunicación por algún canal porque la gran mayoría de los puzzles son colaborativos.

Pero, ¿cómo?

El Presente es un Regalo

La vuelta de tuerca de The Past Within viene por un lugar al que los devs y mentes creativas de Rusty Lake nos tienen acostumbrados. Como en otros títulos (Paradox, Seasons , Roots, Paradise…) estaremos operando en diferentes líneas temporales. La sorpresa viene por el lado de la simultaneidad. Mientras un jugador está anclado en el pasado, en 1926, el otro está en “el futuro”, en 1984 que es lo mas lejos que llegó la saga y abre interrogantes que inquietan. Ambos players controlaran a Rose Vanderboom, su versión joven y su versión anciana, en sus intentos por revivir a su padre, el desfigurado y psicópata Albert Vanderboom al que conociéramos en “Roots”. Rose es uno de los personajes más importantes de la historia pues es la “madre” de Laura Vanderboom, quien con su muerte da puntapié a toda la historia y a los enormes misterios del pueblo de Rusty Lake, las familias Eilander y Vanderboom, las almas corrompidas, el Señor Buho, el Señor Cuervo, los cubos.

Ahora bien, si no son seguidores de la saga que ya cuenta con 17 episodios, es bastante imposible explicar de que va. Si les va interesando pueden leer lo que escribi antes acá y acá. No obstante haré el esfuerzo de darles un panorama general.

Rusty Lake es un pueblo con un lago donde suceden cosas raras (como en Twin Peaks) y siniestras. Hay dos familias atadas a lo largo de siglos: los Eilander (Paradise), los primeros en llegar al sitio en el siglo 18, y los Vanderboom (Roots) que arribaron en 1860. Atraídos miembros de ambas familias por la búsqueda de la inmortalidad y el renacimiento, sucesos tenebrosos ocurren. Aparecen los cubos y las almas corruptas que tienen una relación cercana e intrigante atadas a las memorias y el tiempo y lo espiritual. Rose Vanderboom, hija concebida en probeta de Albert, recibe un mensaje del más allá de su tío abuelo William, quien junto a su hermano Aldous intentaran crear con éxito variable el Elixir de la Vida y la Muerte. Elixir que obsesionara en el pasado al clan Eilander. William quiere que lo revivan.  Eventualmente lo logran y William renace… como mujer.

Albert, padre de Rose, está loco desde que un accidente de niño lo desfiguró. En esa locura y psicopatía abandonó a su sobrino en un pozo adonde sobrevivió mas de 30 años hasta que logra salir agarrado a un balde. En venganza, asesina a su tío Albert en 1926, disparando los eventos de The Past Within.

El argumento general de Rusty Lake no sigue un patrón claro. Cada título los relata una parte de la historia que no necesariamente nos explica algo que ya conocemos. The Past Within que nos narra un relato en apariencia secundario sobre el intento de resurrección de Albert Vanderboom, sale después de “The White Door” que nos cuenta la estadía en un hospital mental de Bob Hill, el sospechoso de haber asesinado a Laura Vanderboom (Seasons / Lake).  Los desarrolladores se desviven por otorgarnos partes separadas del gran lienzo sin mostrarlo por completo nunca.

Por un lado tenemos la investigación del asesinato. ¿Quién asesinó a Laura (Palmer) Vanderboom? La investigación corre por cuenta de Dale Vandermeer que se ve rodeado de los misterios del lago y luchando contra visiones que podrían estar revelando enormes verdades y su propio pasado. Lo vemos en Seasons, Lake, Case 23, The Mill, Birthday, Theatre y Paradox mas que nada, aunque estos eventos serán relatado o mostrado en múltiples ocasiones (hay cuestiones relacionadas en The Cave, y Harvey’s Box).

Por otro tenemos a los diferentes actores de la familia Vanderboom y Eilander en una batalla constante de siglos por eliminar o promover la corrupción de las almas, las memorias negativas, la reescritura del pasado, presente y futuro, y el renacimiento. En Paradise, Roots, Samsara Room, The Mill, The Cave, Hotel y Harvey’s Box obtenemos esa parte invaluable del relato al cual ahora se suma The Past Within.

Luego nos encontramos con el tour de forcé de Robert Hill y su descenso a la locura que se ve exclusivamente en The White Door, pero es super importante también en Case 23 y Theatre.

No hay una cronología o línea de tiempo evidente y eso suscita mas intriga.

El Futuro ya se Fue

The Past Within se vicia simultaneamente en dos dispositivos en donde cada jugador ayudara al otro a resolver puzzles del tipo de los cuales la saga ya nos ha acostumbrado. Quizás por eso se sienten mas sencillos que en otras ocasiones. Puede ser también que lo accesible de los rompecabezas se deba a la mecánica de juego y la comunicación sin parates que hay que mantener. Esto ocasiona casi el único defecto que tiene esta entrega. Si bien el método y dinámicas son originales y entretenidos, resulta bastante imposible avanzar sin mostrarle tu pantalla a tu compañero que es algo que los desarrolladores (mas que nada por el desafío) aconsejan que no hagas. En virtud de eso, mantuvieron casi a cero los rompecabezas con los símbolos abstractos comunes de la saga. Pero en los que los utilizan fue inevitable “la trampa”. ¿Como explicar el “símbolo palito con circulo al costado” cuando aparte hay dos de ellos?

Por lo demás, la primera run se puede finalizar en poco menos de dos horas y tiene algo de valor de replay que ya descubriran porqué.

En cada pantalla se verán dos cosas distintas, la del pasado será una habitación de cuatro paredes, y la del futuro, con gráficos en estilo totalmente diferente (y entusiasma pensar en los próximos videojuegos si continúan así) y tridimensional, nos mostrara el Dispositivo Cúbico que tiene, con lógica, también cuatro caras donde se ataca a los puzzles que impactan en el pasado y viceversa.

Ambas escenas  una vez mas musicalizadas de forma magistral con ese estilo lo-fi entre triste y ominoso por el compositor Victor Butzelaar de quien pueden encontrar sus obras en Spotify.

LO MEJOR

  • La metáfora de pasado y futuro representada en sus estilos visuales.
  • La originalidad de la mecánica de juego a pesar de sus lógicas dificultades.
  • La banda sonora de Victor Butzelaar es impecable.

LO PEOR

  • Algún puzzle es infranqueable si seguimos los consejos de los realizadores de no ver la pantalla del compañero.
  • Que vamos a esperar dos años mas para la continuación.

The Past Within

  • 10.0

    Score

    Esta nueva entrega del universo Rusty Lake abre muchas inquietudes que ilusionan. Nadie embarcado en este viaje lo hace estrictamente por la diversión de los juegos y de la resolución de puzzles. Los enigmas nos desvelan. Nos aprisionan como a sus protagonistas en cubos, viajes del tiempo, obsesiones y melancolías. Aguardamos cada nuevo Rusty Lake, el todo, porque sabemos que de alguna manera terminaremos sorprendidos. Y nunca decepcionados. Esta vez, tampoco.
User Rating: 4.9 ( 1Votes )


Gamer de muchos años. Creador de la comunidad Old Gamers. Redactor.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: