Hitman 3 Review PS4: 47 ya puede beber alcohol

La saga Hitman, en el mundo de los videojuegos una de las mas consistentes a nivel calidad, cumple 21 años en los cuales pasaron un octeto de juegos originales para varias consolas y dispositivos móviles así como recopilaciones de todo tenor y eficacia. Hitman 3, la última iteración de la saga del pelado mas cool del universo después del actor fetiche de Brazzers.

Hitman 3 esta disponible para PC (pueden ver su review aquí), PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X/S y Nintendo Switch.

El Argumento

Hitman 3 continua la historia comenzada en el reboot de la saga con Hitman 1 y luego con su secuela del 2018. El agente 47, viaja por el mundo a escenarios sandbox donde tiene que llevar adelante los contratos de asesinato ordenados por su empleadora, la agencia ICA.

Relatar el argumento de este nuevo Hitman sin caer en spoilers de los videojuegos anteriores es una tarea hercúlea, así que discúlpenme de antemano si al leer esto se enteran de algo que no sabían. Intentaré mantener los spoilers al mínimo.

En el universo de Hitman hay una organización misteriosa llamada “Providence” que básicamente controla al mundo y no es muy distinta a SPECTRE, o HYDRA o cualquiera de esas megacorporaciones secretas que crean los escritores para sus obras para no ponerle directamente “Citibank”, “Facebook” o “El Departamento de Estado de los Estados Unidos”. Por eventos ocurridos en los Hitman anteriores, el Agente 47 y su amigo Lucas Grey (el “Sujeto 6”), apoyados por Diana Burnwood (la mujer que asiste a 47 en sus contratos), van a la caza de los tres Socios de Providence: Carl Ingram, Marcus Stuyvesant y Alexa Carlisle.

De la mano de 47, y como en las ediciones anteriores, viajaremos por paisajes paradisíacos eliminando objetivos y acercándonos mas y mas al fondo del misterio: quien es realmente Providence, cuáles son sus objetivos reales, que quieren de nosotros, que hicimos en el pasado y que es lo que vamos a hacer en el futuro.

Hitman Codename Bond

La saga Hitman no es especialmente intrincada y desde sus comienzos ha seguido patrones característicos del género. Sin embargo, desde este soft reboot en el 2016, el Agente 47 es mucho mas James Bond (o Ethan Hunt) que Jef Costello o el Chacal. En el análisis puede entrar la importancia actual de “John Wick” (de trama similar a Hitman) pero, a pesar de sus viajes por el mundo, Wick no es un asesino bombástico como si lo presentan a 47.

Desde el minuto 1 de la primera misión real, en Dubai, el feeling es que estamos manejando a un super espía internacional, cuando se supone que estamos al mando de un asesino a sueldo.

Realmente suena bastante forzado a nivel gameplay que sea más fácil asesinar a dos objetivos en una enorme fiesta en un hotel de 1000 metros de altura que hacerlo cuando se van a dormir. Que se entienda, no estoy en contra de la resolución, es parte de lo divertido. Estoy señalando lo equivocado del enfoque. No obstante, en cada Hitman hay siempre una o dos misiones así que tranquilamente podrían ser parte de un tutorial. El tema es que este enfoque grandilocuente, en oposición al que debería representar un juego basado en un asesino a sueldo, es acompañado desde todos los lugares de la creación. Los planos enormes, las secuencias a gran escala, las composiciones de gran orquesta.

No es algo que no hayan reconocido los creadores de la saga. Tanto Cristian Elverdam como Michael Vogt (director y escritor) señalaron que el soft reboot era también una forma de aggiornar la forma del relato a dramas mas refinadas y contemporáneas observadas en los éxitos del momento, como The Last of Us.

La Parte Técnica

En el apartado visual nos encontramos con otro videojuego que ya es next-gen de manera clara. Texturas, modelados, rostros, movimientos. No se cae un FPS jamás. Hitman 3, como el reseñado Call of Duty: Black Ops Cold War es un juego que exprime al mango las posibilidades y capacidades de las consolas de la generación anterior posibilitando escenarios enormes llenos de NPCs haciendo la suya y moviéndose de acá para allá sin que parezca que la AMD 7870 se está haciendo crema en el opaco interior de la PS4.

Este desarrollo notable se nota también en la jugabilidad. Aunque se exige hasta las últimas consecuencias los alcances del joystick, en ningún momento cuesta controlar a 47 que reacciona a todos los comandos de forma adecuada y al instante. Al principio tal vez nos equivoquemos un par de veces tras desmayar a un objetivo y robarle la ropa. Sobre todo por la necesidad de hacerlo velozmente, pero es algo que se resuelve fácil si nos tomamos el segundo de mas para leer las opciones en pantalla.

Hitman 3 cuenta con varias dificultades. La más baja da un desafío adecuado a los jugadores casuales sin por eso dejar de presentar dificultades. La mas alta es totalmente inclemente y hasta me atrevo a decir que es tan injusta como la del videojuego que inició la saga (y que comento aquí).

Conclusión

La razón por la cual demoré esta reseña es porque Telecentro me dejó sin internet cinco largos días en los cuales se brickeó mi PS4 por un tema de contraseñas.

Admito que es una reseña apresurada y que quizás esté dejando detalles en el camino, sin embargo y para resumir: Hitman 3 es un gran videojuego para tener en la biblioteca, con múltiples y sistemáticos desafíos, y un lindo guiño para el público argentino, como lo es la glitcheada y matera (¡?) misión en nuestra querida Mendoza.

Mis cuestionamientos de enfoque no opacan para nada el resultado final de esta trilogía “World of Assassination” que es no menos que impresionante.

Hernan Castaño

Gamer de muchos años. Creador de la comunidad Old Gamers. Redactor.

Deja un comentario