PAC-MAN MUSEUM+ PS4 Review: Uno, dos, tres, catorce!

1035

Pac-Man Museum+ es un compilado de 14 (!) juegos que recorren los más de 40 años de historia de la icónica serie de Bandai Namco. Por cierto, ¿Ustedes sabían que hay 14 juegos de Pac-Man? Yo tampoco.

WAKA WAKA EH EH

Pac-Man Museum+ está disponible en PS4, Xbox One y Nintendo Switch, y es una suerte de secuela al Pac-Man Museum de 2014.

¿Querías Pac-Man? Tomá Pac-Man. El compilado incluye los siguientes juegos, abarcando cuatro décadas:

Pac-Man (1980)

Super Pac-Man (1982)

Pac & Pal (1983)

Pac-Land (1984)

Pac-Mania (1987)

Pac-Attack (1993)

Pac-In-Time (1995)

Pac-Man Arrangement (version arcade 1996)

Pac-Man Arrangement (version PSP 2005)

Pac-Man Championship Edition (2007)

Pac-Motos (2007)

Pac ‘n Roll Remix (2007)

Pac-Man Battle Royale (2011)

Pac-Man 256 (2016)

Y la realidad es que no hay mucho más para decir realmente: si te gusta Pac-Man, te va a gustar esta colección. Todos los juegos están impecablemente emulados y no hay mucho en materia de extras. Ni siquiera traen mejoras o modos nuevos (fuera del agregado de leaderboards online, que son básicamente un requerimiento en 2022) y a nivel gráfico solo incluyen un filtro CRT súper básico cuya inclusión se siente totalmente al pedo.

Otra cosa que queda enseguida en evidencia es que si bien muchos de los juegos menos conocidos de la serie son auténticas joyas ocultas, hay otros que apenas pasan la vara de curiosidad histórica, y eso es siendo generoso. No quiero exagerar, pero si conocen a alguien que disfrute Pac-In-Time no irónicamente corten todo contacto ya porque esa persona es un extraterrestre, un asesino serial, o ambas.

Hay también, como habrán notado ya, una ausencia importante: Ms. Pacman. Desde la salida del Museum original (donde el juego estaba disponible como DLC), Bandai Namco está atascado en una batalla legal con AtGames por los derechos del personaje, razón por la cual seguramente no solo está ausente su juego de esta nueva colección, sino que hasta los cameos de Ms. Pac-Man en otros juegos fueron removidos. Bizarro.

A diferencia de otros compilados de este estilo, Pac-Man Museum+ tiene su propio meta-gameplay. Los juegos de la colección se acceden desde un salón de arcades en 3D donde controlamos a Pac-Man pasando de máquina en máquina. Jugar a cada juego consume monedas: arrancamos con unas generosas 500 y después conseguiremos más como recompensa dependiendo de nuestra performance al final de cada partida. Algunos juegos se encuentran bloqueados hasta jugar una cantidad determinada de veces a alguno de los otros, pero no es algo que tome mucho tiempo. Las monedas también pueden gastarse en una maquinita de gacha en el arcade, que destraba distintas decoraciones para el lugar, tracks de música de los juegos (¿saben cuántos son distintas versiones del tema principal? Tomen el número que están pensando y multiplíquenlo por 10), o memorabilia de la serie como estatuillas y posters.

Al final del día, si Pac-Man Museum+ vale la pena o no va a depender de cuánto te guste la serie. La emulación sencilla y sin sorpresas y los mínimos extras incluidos acá no van a ser suficientes para atraer al público más casual, y varios de los juegos más oscuros rozan lo injugable. Si solo querés jugar Pac-Man tradicional, hay otras opciones más accesibles en básicamente todas las plataformas.

Conclusión

Pac-Man Museum+ es un recorrido por cuatro décadas de la serie, con algunas joyas ocultas y algunos experimentos de calidad dudosa que tal vez estaban mejor siendo ignorados. Solo para fans.



Jueguitero, weeb, cuenta la leyenda que a veces músico. Me gusta el Dark Souls y las empanadas de carne (pero sin aceitunas).


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: