Mago: The Villian’s Burger Preview PC: un hechicero muy hambriento

1627

Mago:The Villian’s Burger es una aventura corta. Con solo cuatro niveles y una bossfight, nos da a probar un poco de lo que será a futuro el juego completo.

Mago: The Villain’s Burger está disponible en PC.

Pepe el mago es un youtuber que hace contenido de lo más diverso. Siempre con temática de videojuegos y un enfoque especial en juegos retro. Dentro de sus videos no falta variedad entre tops, gameplay y hasta incluso algunos de terror. Es también el director del título que hablamos en esta nota, una demo de un juego llamado a secas “Mago” (fecha de salida todavía a confirmar), en donde el famoso youtuber hace un self-insert con su avatar como protagonista.

Este juego un platformer retro con gráficos al mejor estilo 16 bits, en el que tomamos el rol de un simpático mago, que sale de su casa con hambre de hamburguesas, por lo poco que podemos ver en la cutscene inicial. Tenemos un overworld que recorrer para movernos entre las distintas zonas y niveles. Lo primero que se nota es que nuestro personaje se mueve muy lento, podemos mantener un botón para correr, pero es la primera vez que veo esta funcionalidad en un overworld, y es un poco incómodo. Desde el overworld podemos, además de los niveles, ir a una especie de ciudad llamada Musicalia, en donde hay infinidad de NPCs. Lamentablemente, solamente uno es interactuable, justamente el vendedor. Nos ofrece a cambio de orbes que recogemos en los niveles, algunas mejoras y trajes alternativos. El resto parecen ser personajes que tendrán interacción en el juego completo, y algunos parecen estar basados en otros youtubers, personalidades de internet, e incluso personajes de otros juegos (está Rumi de Tunche, por ejemplo).

Los gráficos y el diseño del artwork son la verdad muy lindos. El trabajo que hicieron en el pixel art dentro del juego es de muy buena calidad. Es destacable que supieron animar en pixeles al protagonista, que tiene barba, sin que se vea raro ni se confundan sus expresiones. Lo que sí es un poco flojo es el diseño de los enemigos, no me parece que haya mucha coherencia entre los mismos, cada uno podría ser de un juego diferente. Entiendo que estos primeros niveles de la demo son parte de un mismo “mundo” y son todos bastante similares, pero hubiera sido mejor ver algo más de variedad en los entornos.

Los niveles son simples y bien retro, nos movemos a la derecha y vamos esquivando enemigos y pozos, la cosa sana. Con el botón de ataque lanzamos un proyectil corto que atonta a los enemigos, pero para derrotarlos debemos saltarles encima. Este mismo proyectil mágico también sirve para activar unas lianas temporales, que nos sirven de plataformas y para trepar. Si mantenemos el botón de ataque corremos, algo que vamos a necesitar tener activo todo el tiempo. No solo para terminar los niveles rápido, sino porque nuestra velocidad de movimiento es muy pero muy baja. Tenemos un doble salto además, un clásico muy satisfactorio de este tipo de juegos, pero solo podemos activarlo después de saltar encima de un enemigo, lo cual lo vuelve una mecánica interesante. A lo largo de los niveles podemos recolectar los orbes antes mencionados, y unas monedas especiales por cada nivel. Hay niveles especiales en los que al inicio nos transformamos en un pájaro, y son una especie de autoscroll en el que solamente debemos saltar cuando corresponde para evadir obstáculos. Bien al estilo de juego retro, salvo el pequeño tutorial cuando iniciamos una partida, no tenemos ningún tipo de explicación, ni diálogo, ni nada que nos indique qué hacer o qué está pasando. Esto es extraño, pero por suerte casi todo es lo suficientemente intuitivo como para que no se necesiten tampoco, tutoriales sobre la marcha. Si hace que no se sienta un hilo narrativo, en caso de que el juego esté queriendo contar una historia.

La única bossfight que tenemos, si bien es entretenida, siento que no es el mejor ejemplo que nos podían ofrecer en esta demo. El problema es que, como otras cosas dentro del título, se siente todo muy lento. Nuestro oponente ciclea entre varios ataques y fases, de los que solamente uno lo deja vulnerable. Mientras tanto tenemos que esperar y esquivar, a veces, durante casi un minuto entero.

Una vez que pasamos el juego, volvemos al overworld y podemos repetir niveles para terminar de comprar las mejoras y trajes si gustamos. Hay una torre que funciona como modo desafío, en la que jugamos secciones cortas de niveles con algunos aspectos randomizados y límite de tiempo. Es un pequeño extra que no suma mucho pero un concepto interesante, si deciden expandirlo más adelante. Como en esta demo no se puede guardar la partida para cerrar y seguir otro día, no hay mucho incentivo en completarlo o rejugar niveles.

El juego tiene otros problemas a nivel diseño, además de esa sensación a lento del movimiento y su falta de aceleración. En cada nivel hay secretos, que generalmente se descubren disparando nuestra magia contra una pared para romperla. Pero no están marcados ni hay pistas, por lo que estaremos disparándole a las paredes por deporte. Nuestro personaje tiene un arranque muy lento, incluso si arrancamos corriendo tardamos un momento antes de llegar a una velocidad cómoda. Por eso, para movernos vamos a estar manteniendo el botón de correr casi el 99% del tiempo de juego, hasta en el aire. Esto no ayuda con la configuración default para jugar con gamepad, en la que correr y saltar están en extremos opuestos para el pulgar, y no en una posición en la que podamos sin mover el pulgar hacia un costado saltar directamente (casi todos los saltos vamos a querer realizarlos sin soltar el botón de correr, además). Esto por suerte es fácilmente configurable a nuestro gusto, pero hubiera esperado que el default en esta época ya venga pensado desde antes. En los niveles hay algunas cosas que podrían optimizarse, como las lianas verticales, que parecen tener un hitbox muy chico o un timing demasiado preciso para treparnos a ellas. Estas lianas además duran demasiado poco, la mayoría de las veces apenas llegamos a la otra punta de donde necesitamos ir antes de que desaparezcan, como que el timing es muy justo, aunque nos apuremos. Se siente poco intuitivo esto y lleva a que más de una vez nos caigamos al vacío. Hay también pinches que se mezclan un poco con el fondo y no se entienden como tales. El punto fuerte de este título es sin duda la parte musical, suena como un soundtrack de los mejorcitos de Snes. No hay ningún tema que no sea bueno o no acompañe bien al juego.

A pesar de todos los aspectos flojos que tiene esta demo, el juego es gratis para probar, y divertido a pesar de su corta duración. Todos los problemas de diseño que tiene no hacen que sea imposible de disfrutar, pero si nos recuerdan a juegos viejos en donde muchos aspectos no estaban bien pulidos. Se nota que tiene corazón, y se siente en el gameplay un homenaje a como eran los juegos en otra época.

Requisitos del Sistema

MÍNIMO: SO: Windows 7 – Procesador: 3.2 ghz dual core – Memoria: 1 GB de RAM – Gráficos: 1 GB – DirectX: Versión 9.0 – Almacenamiento: 500 MB de espacio disponible



Me gustan los carbohidratos, la cafeína, los jueguitos y el aire acondicionado. Tengo todas las vacunas al día.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: